Asistencialismo de un día en Cartagena

Por Juan Diego Perdomo Alaba *

Administrar pobreza sale más costoso que erradicarla; pero es electoralmente rentable para el establecimiento mantenerla. La fórmula para intervenirla no es un misterio: un capitalismo bien enfocado, donde el Estado medie para satisfacer necesidades básicas fundamentales como la salud y la educación es, sin duda, el ‘motor de la prosperidad’.

En Cartagena de Indias, por ejemplo, el crecimiento económico por sí solo no reduce la pobreza porque quienes están en la parte baja de la pirámide no tienen la posibilidad de acceder a ese crecimiento. Impera, pues, la macabra cultura de ‘sobrevivir pa’ matar el hambre’. La enorme brecha de desigualdad crece porque las capas bajas no son prioridad en la asignación presupuestal o gasto público del Distrito. La élite, que hoy más que nunca decide en qué se invierte el presupuesto de la ciudad, siempre justificará cualquier tipo de desigualdad sobre la base del ‘crecimiento’.

Le sale muchísimo más barato al Distrito, no obstante, si a los menos favorecidos se les atiende de primero con gasto social focalizado, planificado y controlado; si se les ofrece bienes y servicios públicos de primera calidad, (salud, educación, saneamiento básico, formalización laboral e infraestructura), pues se crea movilidad social a partir de las oportunidades, lo cual permite construir una gran clase media formada con consciencia crítica, y formalizada -con capacidad tributaria-, que rompa con esta sociedad jerarquizada que nunca se encuentra ni siquiera en un parque público. Los ricos por aquí y ‘los nadie’ por allá.

La redistribución de la riqueza solo funciona si se realiza para compensar a aquellos que no tuvieron la fortuna de nacer en hogares acomodados, y no a los que no se esfuerzan porque piensan que los demás tampoco lo harán; es por eso que el asistencialismo de un día -y en general el asistencialismo-, es solo un amague facilista -y populista – para inducir la primera plana del periódico al día siguiente.

* Comunicador Social – Periodista de la Universidad de Cartagena

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial