Programas para la sostenibilidad alimentaria y generacion de empleo

Por Eduardo Arellano González *

No obstante, las buenas intenciones que se tiene para la solución de los problemas de Cartagena, que han conllevado a pactos, compromisos, alianzas, acuerdos, fondo de sostenibilidad, etc. no se ha considerado ni mencionado, la creación de una política distrital que implemente soluciones permanentes al desempleo y a la precaria movilidad en sus calles y avenidas.

En Cartagena, hoy, sus ciudadanos están expectantes y al mismo tiempo escépticos, pero dispuestos a recibir y constatar buenas acciones de la administración distrital. Se quiere recibir resultados positivos procedentes de la nueva administración distrital, hoy día encabezada por el designado alcalde, emergente de un barrio verdaderamente cartagenero, Pedrito T. Pereira.  Si, es verdad, los cartageneros dudan, por tantos errores, desinterés y abandono hacia las clases populares, corrupción, componendas partidistas, y tantas acciones administrativas con resultados funestos y, como sello de lo anterior, el robo descarado de nuestros presupuestos distritales. El cartagenero de a pie, sin embargo, conserva su mentalidad de batallador por el progreso de su ciudad, al mismo tiempo es inconforme por lo poco que ella recibe del establecimiento, sopesa sus necesidades sociales, ambientales, de seguridad, de empleo, de salud, deportivas, recreativas, culturales y tantas otras que, en el transcurso de las ultimas 20 administraciones no se han solucionado por los mandatarios de entonces.

Hoy, también nos enteramos de pactos, acuerdos, compromisos, llamados a la unidad, actividades especiales de vigilancia, control y seguimiento concertadas por los entes de control público administrativo (Procuraduría,  Contraloría, Fiscalía, Presidencia de la Republica, Vicepresidencia de la República), Asociaciones no gubernamentales, gremios de carácter local y nacional, asociaciones cívicas y comunitarias y, otras iniciativas emitidas por personalidades interesadas en garantizar que la grave crisis total e integral de Cartagena de Indias, no continúe, que no se repita y, se corte de raíz.

Hoy, también, existe la vigilancia de todos los cartageneros, para que estas voluntades no terminen como el sabio cuento del pueblo engañado, “Este es el mismo Mico, pero con otra cabullita”. Los cartageneros conocen de las habilidades, artimañas y trampas de los hampones de la politiquería descarada, a través de la cual colocan sus “fichas” en la “solución de sus intereses particulares, a través de contratos con el distrito”.

La historia aporta conocimiento a la humanidad, y de este conocimiento se puede precisar la respuesta predeterminada, creada por hechos o factores que se repiten en el tiempo; sabemos entender la paciencia de este pueblo heroico que, por los eventos presentes en este contexto, como la ausencia de atención social, puede volver a explotar como la historia lo expone en los hechos del día 11 de noviembre de 1811.  Los pueblos se cansan y, debemos recordar que en Cartagena fue el pueblo el actor principal y el que le imprimió el sello radical al acontecimiento de independencia absoluta de España, ojo a esto, la historia no miente y a Cartagena se le debe dar solución a sus problemas y necesidades.

Hoy, también, al tener en cuenta las notas anteriores y haciendo un acto de tamizado de las buenas ideas, intenciones, compromisos y acuerdos propuestos, vemos que se anotan frases, temas, tareas producto de los acuerdos, tácitamente aprobadas por la administración distrital y sus entes de control nacional; todo aquello con énfasis en soluciones en infraestructura, deportes, educación, salud, ambiental, vivienda, recreación y vías, pero, al ver el centro y fondo del cedazo no encontramos las soluciones para los graves problemas de desempleo y de la infame movilidad cero que afrenta a los cartageneros. Si bien es cierto que, transversalmente se toca el tema del desempleo, en el sentido que las obras indefectiblemente requieren de mano de obra, también es cierto que estos empleos son temporales, y cierran su ciclo con la entrega de las obras. Entonces, hoy también se solicita con vehemencia una verdadera política distrital de creación de empleo de calidad para los desempleados e inmovilizados cartageneros.

Agricultura Urbana y Periurbana (AUP)

La solución a los problemas de desempleo y movilidad en Cartagena no requieren de grandes esfuerzos mentales, ni la contratación de gurúes de universidades famosas, para que vengan a contratar con la alcaldía distrital de Cartagena, esas soluciones por grandes sumas de dinero, no es necesario, estos problemas son comunes en otras ciudades latinoamericanas y, son conocidas sus soluciones.

Veamos, la FAO – Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, expresa: “El rápido crecimiento de las ciudades en los países en desarrollo somete a grandes exigencias a los sistemas de suministro de alimentos y empleo de calidad de las ciudades. –  la agricultura -incluida la horticultura (…), pesca, silvicultura (…) se está extendiendo cada vez más a pueblos y ciudades. La agricultura urbana proporciona alimentos frescos, genera empleo, recicla residuos urbanos, crea cinturones verdes, y fortalece la resiliencia de las ciudades frente al cambio climático”.

Entonces, si existen soluciones de fácil implementación, hoy día se pueden crear programas para el empleo y facilitar la alimentación en la periferia urbana, es decir, en terrenos próximos a las ciudades se puede implementar la AUP.

Las estadísticas, salidas de los programas técnicos de la FAO, indican que La agricultura urbana proporciona empleo e ingresos para las poblaciones pobres y otros grupos desfavorecidos.

La agricultura puede generar un empleo por cada 100 metros cuadrados de huerto con la producción, suministro de insumos, comercialización y el valor añadido del productor al consumidor. La AUP puede hacer una importante contribución a la seguridad alimentaria de las familias y crear empleo de calidad en Cartagena.

La Administración (Alcaldía) designada de nuestro Corralito de Piedra debe mirar y apropiarse de estos programas, que hacen parte del papel de la FAO, organización que trabaja para que se creen políticas agrícolas de planificación urbana con los organismos y administraciones públicas, como la alcaldía distrital, y de esta forma se pueda establecer una verdadera política distrital agrícola de solución permanente del desempleo con la creación y desarrollo de una industria agrícola distrital, en los grandes áreas de tierra fértil y, en estado no productiva, que hoy tiene  Cartagena en terrenos localizados en las zonas aledañas al barrio El Pozón, Bayunca, la Boquilla, Tierrabomba y Pasacaballos.

La experiencia para la solución del desempleo está viva y evidente, existen 10 ciudades latinoamericanas que se destacan por la agricultura urbana:  La Habana; Ciudad de México; Antigua y Barbuda; Tegucigalpa; Managua; Quito; Lima; El Alto en Bolivia; Belo Horizonte en Brasil y Rosario en Argentina, que dan todo su conocimiento y aportes en las soluciones alimentarias y de empleo masivo.

En Cartagena sí es posible hacerlo, siempre que en la creación y desarrollo de política agrícola de planificación urbana se introduzcan y se implementen los procedimientos de producción agrícola, incluida la horticultura, pesca y silvicultura. La implementación de esta política agrícola, debe garantizar la propiedad a los dueños de terrenos de las zonas periféricas y debe garantizar su participación en los logros de la producción y los haga socios participantes de estos programas de producción agrícola.

Precaria movilidad- Solución

Es conocida la información sobre la cantidad de moto taxis en circulación en las calles de Cartagena, se mencionan cifras alrededor de 80 mil personas que derivan su sustento diario conduciendo estos vehículos, son 80 mil motos que hacen parte del parque automotor en la ciudad, 80 mil motos que se ‘pelean’ hasta el último milímetro cuadrado de vía de la ciudad, exponiendo todo y atropellando todo.

La AUP requiere para su desarrollo de una persona por cada 100 metros cuadrado de huerto o terreno.

En cuanto a los terrenos de la periferia de Cartagena se tienen cifras cercanas a las 20.000 hectáreas que pueden ser consideradas aptas para el desarrollo de este programa, es decir se tiene un área de: 20.000 x 10.000 = 200.000.000 de metros cuadrados. Esto quiere decir que posiblemente en Cartagena se pueden establecer o crear: 200.000.000/100 = 200.000 empleos de calidad con solución alimentaria

Información reciente, apuntan a que las personas que prestan el servicio de mototaxista, proceden en gran mayoría de la provincia, no solamente del departamento de Bolívar, también proceden de los otros departamentos vecinos; como también se conoce, que en su mayoría tienen vocación agrícola. Este aspecto es relevante, en cuanto a que estas personas que “trabajan en un medio no autorizado ni reglamentado por el Distrito, podrían ser los empleados del programa AUP, con lo cual saldrían 80 mil motos de las pocas vías cartageneras, cantidad de motos que nunca más volverían a las calles de Cartagena.

Estas soluciones de fácil ejecución, van a contribuir transversalmente con el desarrollo de una economía de amplio espectro: generación de energía eléctrica de fuentes renovables, (sola, biomasa), Riego solar, construcción de vivienda, vías, infraestructura, transporte, parques, escenarios deportivos, colegios, universidades, teatros, etc., en consecuencia, al gran numero de mano de obra que requiere este proyecto de AUP.

Sostenibilidad alimentaria y generación de empleo asociados con la el ahorro de energía, generación eléctrica fv y la eficiencia energética

En este proyecto de AUP que, desde este portal, lo presentamos como nuestro aporte a la solución de los problemas de pobreza, desempleo y movilidad en la ciudad de Cartagena, es evidente que se debe observar una fuerte interrelación entre el consumo de energía, las emisiones de gases de efecto invernadero y la necesidad muy importante llevar a cabo medidas para reducir el consumo de energía en el regadío. Estas medidas, además del beneficio medioambiental, puede suponer un ahorro importante en los costes energéticos.

La evolución del cambio climático y las proyecciones en relación al aumento de la población de Cartagena, su solución alimentaria, la ocupación digna de sus ciudadanos en empleos de calidad son claras. Demuestran que el futuro de nuestra ciudad, así como de Colombia y el mundo en general, no puede separarse de la sostenibilidad, integrada por la aplicación de tecnologías de generación eléctricas limpia, la eficiencia energética y la gestión integral en el manejo y uso adecuado del recurso agua, para uso potable, agrícola e industrial. La innovación al servicio de la comunidad es un camino, no sólo para la AUP, sino también para el futuro de nuestros hijos.

Presentamos esta iniciativa de solución, a los autoridades administrativas y voluntades de gobierno distrital de Cartagena para que la sumen a las anteriormente consideradas. Debe ser sopesada como un aporte de la ciudadanía independiente, para la solución de los problemas crónicos de desempleo, falta de alimentos y precaria movilidad de la ciudad declarada Patrimonio Histórico de la Humanidad por la Unesco en noviembre de 1984, siendo el primer lugar colombiano en entrar a formar parte de la Lista del Patrimonio Mundial Cultural y Natural con la denominación de ‘Puerto, Fortaleza y Conjunto Monumental de Cartagena’.

* Ingeniero electromecánico, especialista en eficiencia energética y dirigente cívico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial