Una selfie con La Madame

Por Juan Conrado Ovalle *

Las redes sociales se han convertido últimamente en fuentes de información o desinformación de hechos que se presentan en diferentes esferas de la ciudad y del mundo, por lo cual es pertinente siempre comprobar su veracidad, dada la existencia de expertos en hacer montajes que muestran escenas o momentos que riñen con la realidad. Hacemos estos señalamientos a raíz de la circulación de unas imágenes recientes donde aparece el director de Distriseguridad de Cartagena, Víctor Arango Pérez, haciéndose unas selfies, o unas autofotos, con la sindicada reclusa Liliana del Carmen Campos, más conocida ahora como ‘La Madame’, en un evento -Reinado de la Convivencia – realizado en la cárcel de mujeres de San Diego.

La mujer en mención registra antecedentes penales por tráfico de estupefacientes e ingreso de manera ilegal a los Estados Unidos y, según las autoridades, manejaba un corredor sexual en la zona de playas de Cartagena con una capacidad logística y contactos a nivel internacional para realizar eventos que demandan ‘servicios sexuales’ de mujeres incluyendo menores de edad. Sobre ella diferentes autoridades locales y nacionales han hecho serios pronunciamientos indicando lo negativo que representa para una ciudad turística como Cartagena de Indias que tenga como referente el turismo sexual, con el agravante de utilizar menores de edad como mercancía que se ofrece al mejor postor.

Se podría decir folclóricamente que las imágenes donde se aprecia al director de Distriseguridad posando con alias ‘La Madame’ corresponden a una actividad orientada a la convivencia y rehabilitación social de las reclusas, pero no es menos cierto la necesidad de guardar distancias y mostrar cierta ponderación cuando se ocupan cargos públicos, máxime cuando, como en este caso, se dirige una dependencia que debe contribuir en la lucha contra las diversas formas delincuenciales que azotan la ciudad.

Ahora bien, si se tratara de unas imágenes tomadas por terceros, vaya y venga, se podría entender, teniendo en cuenta que el director asistía a un evento donde establecer discriminaciones o selección de quien o quienes aparecen en una foto podría resultar muy difícil; pero, en este caso, notamos que es el propio funcionario quien de manera directa, sonriente, está tomando la imagen, como si tratara de posar con un personaje digno de seguimiento y admiración.

Pareciera de poca monta lo señalado, pero en el fondo causa indignación y debe condenarse severamente, por el mensaje equívoco que se está enviando a la sociedad: la tolerancia y en cierta forma el reconocimiento a personajes que deben ser repudiados por el gran daño que han causado al inducir a menores a la prostitución, como se ha dicho por las autoridades.

Qué gran diferencia es mostrar admiración y posar con protagonistas o figuras que, por su talento, trabajo y disciplina, demuestran tener grandes cualidades morales o espirituales en diferentes manifestaciones, sean artísticas, deportivas o de la ciencia, por lo cual se convierten en referentes o ejemplos dignos de resaltar.

¿Qué podrá pensar una madre, un padre o algún familiar de las niñas que han sido víctimas del proxenetismo al observar las imágenes de marras? ¿Será que les inspira algún respeto y confianza el funcionario y por ende la administración que debe velar por el control del delito?

Son preguntas que surgen y que deben tener respuestas claras, sobre todo cuando el funcionario mencionado que hoy dirige Distriseguridad ha ocupado otros cargos públicos, como la dirección de Seguridad y Convivencia en la Gobernación de Bolívar. Por ello es pertinente no confundir la ‘convivencia ciudadana’ con la connivencia con el delito.

* Ingeniero industrial, docente universitario y consultor empresarial.

 

1 Comment

  1. Fernando Rafael García M. dice:

    Me parece descabellado ese pensar sobre este hecho. La persona humana vale más que muchas cosas. Jesús nos da un gran ejemplo cuando acoge a esa mujer que era perseguida por una multitud con el hecho de apedrearla por haber sidos encontrada en andanzas de prostitución. Que hizo? La acogió en sus brazos y agachandose para escribir en la tierra preguntó: Quien se sienta fuera de pecado que sea capaz de tirar la primera piedra” cuando se incorporó no había nadie. Él le dijo a la mujer: ” Levántate y no lo vuelvas a hacer”
    Un gran ejemplo de acogida que no podemos olvidar.
    Ahora, que significa para este funcionando tomarse una foto con alguien que ha faltado? Las circunstancias son similares pero en diferentes épocas. No señalemos ni culpemos sin valorar al ser que fue creado de la misma forma por el mismo Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial