1.600 artistas en escena y más de 17 mil visitantes, las principales cifras del VII Festijazz

En algún segundo de las 4 de la madrugada” del pasado domingo 9 de septiembre “la música dejó de escucharse y el Mompox Jazz Festival 2018 se detuvo, empacó maletas y se fue en un ferry por el Río Magdalena“, como se expresó en la nota ‘Con una noche cargada de nostalgias y alegrías se despidió el Mompox Festijazz 2018‘; y “ahora queda el difícil reto de esperar un año más para disfrutar de la octava edición del evento. Sin embargo, la nostalgia no durará mucho si se toma la decisión inteligente de visitar una y otra vez a Mompox, que cada día luce más encantadora“.

Ahora, cuando apenas comienzan a viajar por los vericuetos de la memoria las incidencias de la séptima versión del Festijazz y en la Gobernación de Bolívar y el Instituto de Cultura y Turismo –Icultur – del Departamento empiezan, desde ya, a prepararse lo que será la edición número ocho del evento, lo que se impone es conocer cuál es el balance del evento que culmina.

En cifras, lo que desde ya puede señalarse es que en la versión número 7 del Festival participaron más de 1.600 artistas en escena, 7 departamentos fueron los invitados y vinculados y hubo más de 17 mil visitantes, lo que produjo como resultado que la hotelería tuviese una ocupación del 100%.

Aunque, en la práctica, durante los 7 días de la semana anterior hubo eventos de diversa naturaleza en la Ciudad de Dios, en los 3 días oficiales de la agenda establecida se llevaron a cabo 6 clínicas musicales, 3 conciertos centrales y 1 desfile de modas.

Pero, como coincidieron en manifestar sendas fuentes de la Gobernación de Bolívar e Icultur, un completo balance de los resultados del VII Mompox Jazz Festival aún está por conocerse, ya que el impacto que el mismo produce va más allá de las fronteras de Mompox y, sobre todo, va mucho más allá de los conciertos y demás eventos artísticos y culturales.

Como dijera el abogado y experto planificador Bernardo Ramírez del Valle en su nota ‘Qué representa realmente el Festijjaz‘, este es, ante todo, un evento de la “industria cultural y del entretenimiento (…) llamada de la ‘Economía Naranja“, la cual, según el Dane, “representa más del 4.5% del Producto Interno Bruto -PIB – del país, cifra similar a la que produce la economía cafetera“, que “el presidente (Iván) Duque quiere convertir en el petroleo de la economía colombiana“.

Visto desde la perspectiva de los encadenamientos productivos“, asegura el docente e investigador, “este evento genera economías hacia atrás y hacia delante de los eslabones de la cadena productiva local y regional, pues mueve y distribuye beneficios en los siguientes sectores económicos: turismo (hotelería, restaurante), transporte, agroindustria, artesanías manuales e industriales, manufacturas textiles, comercio general, arquitectura, construcción, artes visuales y escénicas, diseño, industria editorial, moda, música, publicidad, software, televisión, radio, entre otros“.

De acuerdo con Ramírez del Valle, “gracias al Festijazz la ciudad cuenta hoy con un aeropuerto restaurado y habilitado para aviones de mayor capacidad”, y “la Gobernación de Bolívar ha mejorado el paisaje urbano de la ciudad y viene trabajando en la renovación de la Calle del Medio y sus vías adyacentes, aparte de la construcción de un nuevo hospital de $40 mil millones cuyas obras se iniciarán próximamente” (hacer click).

 

Contexto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial