Funcicar explica -punto por punto – porqué es importante votar la Consulta Anticorrupción

A medida en que se acerca el domingo 26 de agosto, cuando los colombianos tendrán la oportunidad de decidir el futuro del país participando en la Consulta Anticorrupción, en todo el territorio nacional crece el número de dirigentes y ciudadanos del común que se suman a la promoción de la trascendental iniciativa popular.

En la capital de Bolívar, en los distintos escenarios locales, una de las voces que más se viene escuchando, explicando, punto por punto, la importancia de votar la Consulta Anticorrupción es la Fundación cívico – social pro Cartagena –Funcicar, colectivo para el cual es clara la conveniencia de bajar el salario a los congresistas y altos funcionarios del Estado, de eliminar la cárcel especial para los corruptos y prohibirles contratar con el Estado, de emplementar una contratación transparente con pliegos tipo en todo el país, de permitir la participación ciudadana en la aprobación de los presupuestos públicos, de obligar a los congresistas y restantes miembros de las corporaciones públicas a rendir cuentas claras a la ciudadanía, de hacer públicas las declaraciones de renta e ingresos de los elegidos popularmente y de establecer un máximo de tres periodos a los miembros de las corporaciones públicas.

Para Funcicar, por ejemplo, es claro que, si como consecuencia de lo que se decida el próximo domingo, los congresistas pasan de ganarse alrededor de $31 millones a recibir por su trabajo cerca de $19 millones cada mes, habría un ahorro cercano a los $12 millones mensuales, lo que, multiplicado por 280 (el número de senadores y representantes), equivaldría a un ahorro de más de $3.300 millones mensuales para las finanzas públicas.

Recuerda igualmente el ente cívico que “Colombia es el sexto en el mundo con más desigualdad, solo superado por algunos países de África y por Honduras“, y es “el tercer país de la región con la mayor desproporción entre el salario de los congresistas, altos funcionarios y el salario mínimo“, lo que debería ser considerado por los ciudadanos al momento de votar Sí o No la primera pregunta de la Consulta.

En general, sobre la corrupción, flagelo que, en últimas, es lo que se pretende impactar con la iniciativa, Funcicar recuerda que sus autores han sido los responsables de incontables y multimillonarios desfalcos, y cita como ejemplo -entre otros – las irregularidades detactadas en Foncolpuertos, que le representó al Estado la pérdida de $2,5 billones; el Carrusel de la Contratación en Bogotá, que arrojó pérdidas de más de $2,2 billones; el escándalo de la Dian por la pérdida de más de $2 billones; el desfalco a Reficar por más de $$8 billones; el robo a Saludcoop por cerca de 1,4 billones; y los sobornos de Odebrecht, que se calculan en más de $11,5 millones de dólares.

En un detallado y documentado Kit de la Consulta Popular Anticorrupción (hacer click), Funcicar desmiente, una a una, la serie de mentiras que se vienen difundiendo sobre la iniciativa, como la que dice que la mayoría de los temas ya están en la legislación colombiana, o que el recorte de los ingresos de los congresistas involucre a todos los funcionarios estatales, o que tiene fines estrictamente electorales, o que por los votos depositados sus promotores recibirán cuantiosas sumas por concepto de reposición.

Las consultas populares no cuentan con financiación estatal de ningún tipo: ni anticipos, ni reposición de votos. Nadie recibirá ningún dinero por los votos. La única ganancia es la lucha en contra de la corrupción“, advierte el colectivo cívico en su Kit de la Consulta Popular Anticorrupción (hacer click) sobre una de las mentiras que más se viene difundiendo -particularmente por las redes sociales – por parte de los contradictores de la Consulta.

 

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial