Construir y no destruir

Por Rafael Vergara Navarro *

La apuesta es que el conflicto no vuelva a tener nunca la dimensión de antes del Acuerdo de Paz y que avancemos. Ese es el reto para todos. Lo digo porque la ausencia de inteligencia para dirimir las diferencias y superar la confrontación, abre espacio a los huérfanos de sangre, los que necesitan guerra y niegan a la sociedad el derecho a construir una paz duradera.

El empalme con el nuevo gobierno muestra madurez, salvo en lo pactado con las Farc, allí la tensión crece. Pese a estar sometidos a la Justicia Especial para la Paz -JEP – hay rechazo a la posesión de sus dirigentes en el Congreso. También, encabezados por Álvaro Uribe, a que los militares den información a la Comisión de la Verdad y, obvio, que continúe la implementación porque están dispuestos a imponer con sus mayorías la revisión y ajuste de lo pactado.

Pero declarada constitucional por la Corte la normatividad expedida, el gobierno tiene la obligación de cumplir y los ciudadanos de exigirlo, empoderados con el Estatuto de la Oposición y sus líderes.

La Reforma Rural Integral validada por la Corte Constitucional tendrán que incluirla en el Plan de Desarrollo del nuevo gobierno.

Nadie puede seguir en campaña ante el clima enrarecido por la continuidad del asesinato de líderes sociales, y las amenazas disparadas contra periodistas demócratas y críticos. La alarma es nacional e internacional.

Si los que llegan a gobernar no pasan la página de la cuenta de cobro y entienden que no son oposición, la situación seguirá agravándose. El nuevo gobierno si quiere “construir y no destruir” tiene que disciplinar sus voces. El destituido general® Leonardo Barrero increpó en el empalme a la cúpula militar: “Ustedes que se ufanan de que no hay soldados heridos en el Hospital Militar… ¡prepárense porque vuelve la guerra! ” ¿Cuántos del Centro Democrático están pensando así?

Razón tiene María Jimena Duzán -amenazada – cuando pide en su columna que el ministro de Defensa, Guillermo Botero, y el presidente Iván Duque digan si de lo que se trata es “de armar una nueva guerra porque esta paz de Santos hay que arrasarla como sea?

Lo ofrecido por el ex de Fenalco y nuevo ministro es que reglamentará la protesta social. ¿Más gasolina a la hoguera?

El Tribunal de Paz, “el juez natural para los miembros de la fuerza pública que participaron en el conflicto armado” en su Sala de Definición de Situaciones Jurídicas, recibió declaración de dos generales acusados de ejecuciones extrajudiciales: Henry Torres y Mario Montoya, comandante del Ejército del gobierno de Uribe, el más señalado por ‘falsos positivos’ y nexos paramilitares. Igualmente se sometió la cúpula de las Farc para responder por los secuestros que según “cometió y reivindicó como mecanismo de financiación, presión política y control social.” La verdad es vital para la pena y para las atender las causas de un conflicto que tenemos que apagar.

* Abogado, ambientalista y gestor de Paz

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial