Desde finales de julio, Concejo volvería a contar con más de la mitad de sus miembros

En las próximas horas, una vez el Concejo de Cartagena sea notificado de la decisión de la juez 3a. Penal del Circuito, Elizabeth Araújo Arnedo, de revocar la medida de aseguramiento que lo mantuvo privado de la libertad durante dos meses y medio, el concejal Rodrigo Reyes Pereira retornará a su curul en la corporación edilicia y reasumirá sus funciones como 1er. Vicepresidente.

Con el regreso del cabildante conservador al Concejo del Distrito, este podrá sesionar con nueve de sus 19 miembros, las Comisiones Permanentes podrán contar con tres integrantes cada una y, lo más importante, la Mesa Directiva volverá a estar completa: durante el tiempo en que Reyes estuvo recluído en la cárcel de Sabalarga por orden de la jueza 3a. Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías, Yuri Ponce de León, la silla del 1er. Vicepresidente se mantuvo vacía.

Pero antes de finalizar este mes las noticias serían aún mejores para el cabildo cartagenero. De acuerdo con fuentes estrictamente confidenciales, tras las investigaciones correspondientes la Fiscalía decidió precluír el proceso que había abierto contra el concejal Lewis Montero Polo, y en la audiencia pública programada para el próximo 26 de julio solicitará al juez del caso ordenar su libertad inmediata. Con dicha decisión, lo que los concejales esperan es que antes de finalizar el mes de julio la corporación pueda contar al menos con 10 de sus 19 integrantes.

Como se sabe, desde el pasado 16 de marzo, tanto Montero como sus colegas Édgar Mendoza Salame, Antonio Salim Guerra, Luis Cassiani Valiente, William Pérez Montes, Duvinia Torres Cohen, Érich Piña Féliz y Américo Mendoza Quessep permanecen cobijados con medida de detención domiciliaria, por orden del juez segundo municipal con control de garantías, Marvin Ayos Correa, por su presunta participación en la elección irregular de la excontralora Nubia Fontalvo Hernández.

Édgar Osorio Osorio

En el caso de Rodrigo Pereira, la juez decidió ordenar su inmediata libertad por considerar que, tras las respectivas investigaciones, no hay inferencia razonable de autoría del delito de urbanización ilegal del cual era acusado.

Con su determinación, la juez Elizabeth Araújo le dio la razón al abogado defensor, Édgar Osorio Osorio, para quien es claro que no hay pruebas, indicios ni testimonios que permitan concluir que su defendido cometió algún delito.

En el caso de Lewis Montero, lo que una fuente confirmó es que -igualmente – sobre este no existe inferencia razonable de autoría de ningún tipo de delito, ya que el concejal pudo explicar las razones por las cuales él y su colega David Dáger Lequerica terminaron votando por Nubia Fontalvo a pesar de que inicialmente habían decidido hacerlo por Iván Sierra Porto.

 

Contexto: 

.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial