“Si se va a vulnerar la libertad de prensa, despidámonos de la Democracia”: procurador

Tras manifestar que las recientes amenazas contra un grupo de periodistas y medios de comunicación de todo el país “son consecuencia del temor que le han tenido siempre los violentos y los ilegales al poder de denuncia de la libertad de prensa“, el procurador general de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, pidió que “en la misma forma como estamos defendiendo a los líderes sociales comencemos a defender la libertad de prensa”.

“Aquí comienzan por los líderes sociales, siguen con los defensores de derechos humanos y ya están amenazando a los periodistas, expresó el representante del Ministerio Público durante la instalación de la ‘Mesa por la protección a la vida’, en Santander de Quilichao, Cauca; este es un escenario y una Colombia que todos queremos dejar en el pasado“, recalcó.

Durante el encuentro, en la cual participaron -además – el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, el presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux, y decenas de líderes de organizaciones sociales y defensores de derechos humanos de la región, Carrillo rechazó con las amenazas contra las periodistas María Jimena Duzán y Jineth Bedoya Lima, al igual que contra los equipos periodísticos de RCN Radio y La Silla Vacía.

En similar sentido se pronunció el fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez Neira, quien ordenó la apertura de las correspondientes investigaciones con el fin de capturar a los autores intelectuales y materiales de los mensajes amenazantes. Por instrucciones directas de Martínez Neira, varios fiscales especializados, en coordinación con la Unidad de Delitos Informáticos de la Policía, liderarán las investigaciones respectivas.

En el caso de Duzán, la amenaza recibida por esta provino del titular de la cuenta de Twitter @Gustavo68831299, quien, amparándose en el anonimato, aseguró que la periodista debía “ser violada, escupuda (SIC), pucada (SIC) con motosierra y colgada en la Plaza Bolívar“, y pidió a sus seguidores en la red social que “hagan honor al nombre de paramilitares“.

En el caso de RCN Radio, un hombre que se identificó como integrante de un grupo armado ilegal profirió amenazas telefónicas contra los periodistas de su mesa de trabajo, entre ellos Yolanda Ruíz, Juan Pablo Latorre y Jorge Espinosa.

Y en el caso de Jineth Bedoya y el equipo periodístico de La Silla Vacía, las amenazas fueron proferidas a través de un panfleto supuestamente firmado por el Comando General de Las Águilas Negras en el cual, tras acusarlos de “guerrilleros y milicianos haciendo contrainteligencia en las ciudades y pueblos buscando con ello desestabilizar y conseguir poder“, los declaran objetivo militar.

En el panfleto, donde se mencionan igualmente a varios congresistas, defensores de derechos humanos, líderes sociales y varios colectivos ciudadanos, se advierte que “esta vez no estamos jugando, a partir de la fecha procedemos a la ejecución total de nuestras advertencias“.

La reacción de la Flip

Una vez conocidas las inquietantes amenazas, la Fundación para la Libertad de Prensa -FLIP – emitió un comunicado rechazándolas de forma enérgica y exigiendo a las autoridades “diligencia para investigar y sancionar a los responsables“.

La FLIP manifestó su preocupación por estos hechos “debido a que, en el caso de Jineth Bedoya y los periodistas de La Silla Vacía, los agresores sentenciaron: <Para nuestra organización no existe ningún esquema de seguridad que nos impida proceder y ejecutar a cada uno de estos guerrilleros>. Por lo anterior, la Fundación le solicita a la Unidad Nacional de Protección que implemente medidas de protección adecuadas para salvaguardar la vida y la integridad de los periodistas amenazados a través de internet“.

Cinco días antes de conocerse las nuevas amenazas, también mediante un comunicado, la FLIP manifestó su “preocupación por el incremento en el número de amenazas contra periodistas en Colombia“.

En lo corrido de 2018 la FLIP ha registrado un aumento en el número de amenazas contra periodistas con respecto al año anterior. Mientras que para julio de 2017 la Fundación había documentado 65 casos de amenazas, en este 2018 se han reportado 89“, se informa en el remitido; “estas cifras acentúan una tendencia preocupante: en los últimos años se ha registrado un aumento considerable en el número de amenazas contra periodistas en Colombia. Mientras que en el año 2015 la FLIP documentó 59 casos de amenazas, en 2016 la cifra ascendió a 90 y en 2017 llegó a 129” (leer ‘Alerta por incremento en el número amenazas de muerte a periodistas en Colombia‘).

 

Contexto: 

.

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial