Irregularidades en el PAE de Bogotá, un espejo en el que debe observarse Cartagena

Las responsabilidades individuales de los diferentes empresarios y servidores públicos adscritos a varias instituciones estatales acusados de haberse repartido irregularmente más de $1,5 billones durante la ejecución del Programa de Alimentación Escolar -PAE – de Bogotá, deberán establecerse en el marco de la investigación abierta por la Superintendencia de Industria y Comercio -SIC – y de las que, con base en el abundante material probatorio que ya se ha recaudado, deberán abrir la Fiscalía y la Procuraduría.

En efecto, la SIC, por medio de la Resolución 46587 del 5 de julio de 2018, por presuntas irregularidades durante la contratación y operación del PAE de Bogotá, abrió investigación y formuló cargos a 19 personas naturales y 10 jurídicas, y compulsó copias del respectivo expediente a la Fiscalía General de la Nación “para que de conformidad con lo previsto en el artículo 410 A del Código Penal examine la eventual realización de conductas delctivas por parte de personas vinculadas con el presente trámite administrativo“.

En los considerandos de dicha resolución se transcriben apartes de conversaciones virtuales que permiten inferir una clara violación a normas sobre libre competencia. No obstante, se conoce que la SIC tiene en su poder -además – decenas de mensajes con párrafos completos que habrían sido transcritos en los pliegos licitatorios y las distintas ofertas con el claro propósito de que algunos proponentes obtuvieran ventajas sobre los demás.

De acuerdo con un informe de El Tiempo, “la trama tiene como protagonista a Germán Trujillo, el poderoso esposo de la exgobernadora Cielo González, de Cambio Radical, quien tiene casa por cárcel por timar al departamento de Santander facturando tamales a 30.000 pesos a nombre de talleres de grúas. Pero también aparece Juan Carlos Almansa, de Americana de Alimentos y Servicios, junto con Luis Hernando y Hayder Mauricio Villalobos. Se trata de los mismos socios de Mauro’s Food, implicada en el ‘carrusel de la contratación’, y en otra investigación por irregularidades con la Agencia Logística del Ejército” (leer ‘Los chats de la repartija de $ 1,5 billones en refrigerios’).

En otra nota del diario capitalino se dice que la investigación de la SIC “impactó en entidades como el Instituto de Bienestar Familiar (ICBF), la Agencia Logística del Ejército y la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec)“, ya que varios de los implicados en las supuestas irregularidades son viejos contratistas de las mismas. “En efecto, allí” (en las citadas entidades) “era común ver a Hayder Mauricio Villalobos Rojas haciéndoles ‘lobby’ a los contratos de alimentos” (leer ‘Estos son los señalados saqueadores de raciones escolares en Bogotá‘).

Antonio Sanguino Páez

Aunque las alarmas por el mal manejo del PAE están encendidas en todo el país desde hace varios años, las que hoy tienen en el ojo del huracán en Bogotá a 10 entidades y 19 empresarios y servidores públicos fueron denunciadas profusamente en el 2017, entre otros, por el entonces concejal capitalino Antonio Sanguino Páez, hoy senador electo por el partido Alianza Verde.

Durante un debate de control político a la Secretaría de Educación de Bogotá, Sanguino Páez advirtió que la licitación abierta por dicha dependencia para la operación del PAE en el 2018 no presentaba mayores cambios con respecto a la que se ejecutaba para esa época, y era claro que, de acuerdo con informes de la Interventoría y del Ministerio Público, había serias dudas sobre la idoneidad de los operadores de la producción y la logística de los refrigerios.

Los hallazgos de la interventoría con relación a la evaluación de la prestación del servicio logístico de la Agencia Logística de las Fuerzas Militares, del 1% al 100%, mostró un deficiente puntaje en algunos indicadores como: Edificaciones e instalaciones, 40%; instalaciones sanitarias, 20%, personal manipulador, 36% y condiciones del proceso productivo 45 por ciento“, se informa en una nota de W Radio (leer ‘Denuncian nuevas irregularidades en contratos de refrigerios escolares en Bogotá‘).

En diálogo con Revista Metro, el senador Sanguino recordó que, en efecto, cuestionó el modelo implementado por la secretaria de Educación de Bogotá, María Victoria Angulo, “seguramente con muy buen propósito, ya que se trataba de poner en manos de Colombia Compra Eficiente la operación del PAE, pero se contrató con la Agencia Logística de las Fuerzas Armadas y esta no contaba con la experiencia ni los conocimientos requeridos, y les tocó realizar una serie de subcontrataciones, como por ejemplo con Multimodal Express, lo que conllevó las deficiencias denunciadas”.

Enterado de que la alcaldesa encargada de Cartagena, Yolanda Wong Baldiris, había dispuesto para la operación del PAE a los alumnos del Distrito un modelo similar al de Bogotá, convocando al Plan Mundial de Alimentos, a la Bolsa Mercantil y a la Agencia Logística de la Armada, Sanguino expresó que si se involucra a Colombia Compra Eficiente y se atienden las directrices que impartidas por el Ministerio de Educación podrían superarse muchos problemas, pero es claro que de las irregularidades descubiertas en Bogotá deben ser miradas con lupa para no replicarlas.

 

Contexto:

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial