Absurdos y mentiras del neopetrismo

Por Anthony Sampayo Molina *

Definitivamente, Sergio Fajardo y Humberto de la Calle eran unos buenos candidatos; cada uno dentro de su particular visión de país defendían unas banderas, muy respetables, pero todo dentro del marco de la democracia y la coherencia política. No se equivocaron aquellos que vieron en estas dos personas unos líderes merecedores de su respaldo en las urnas.

Justamente ese talante de líder, que exige firmeza pero a la vez coherencia, fue lo que demostraron los dos excandidatos a la Presidencia negándose a adherir a la campaña de Gustavo Petro. Y qué decir del señor Jorge Robledo, un político admirable, digno representante de la izquierda democrática, que incluso militó dentro del Polo Democrático junto al hoy candidato por la “Colombia Humana” hasta que este último, ni dentro de un partido de su misma ideología, fue soportado.

Una realidad a puño, solo ignorada por aquellos cuyo fanatismo no les permite ver más allá, es que una alianza política con Gustavo Petro nunca ha sido posible, incluso con gente con la que comparte un pensamiento de izquierda, principalmente debido a su carácter autoritario, caudillista, confrontacionista y de extrema. Estas características hacen que surja una incompatibilidad con cualquier ideología política, no por su tendencia, sino por su esencia antidemocrática, la cual no toma en cuenta colores o posiciones ideológicas, sino que únicamente prima unas ansias de poder absoluto para imponer su particular forma de ver el mundo a toda una sociedad, así esta no esté de acuerdo.

Es acá donde surge el principal absurdo en el que lógicamente no incurrieron Fajardo, De la Calle ni Robledo, pero sí Claudia López y un puñado de periodistas e ‘intelectuales’ que hasta escasas semanas antes fungieron como acérrimos críticos de Gustavo Petro. Lo absurdo de la situación está en que, tal como se comentó precedentemente, las críticas de estos últimos no giraban en torno a su ideología de izquierda, sino en su actitud caudillista, mesiánica y beligerante que incentiva un odio de clases; todo sumado a su nefasto precedente como alcalde Bogotá, cuya administración fue un desastre y cuyas consecuencias siguen pagando los capitalinos.

En esos momentos, los que ahora figuran como neopetristas colocaban por encima de ciertas afinidades ideológicas la integridad democrática del país, la cual, en sus propias palabras, expuestas pública y periódicamente, de forma reiterada, durante muchos años, y hasta último momento, yace amenazada con una persona como Gustavo Petro en el poder. En ese entonces velaban por la democracia como bien supremo, pero ello de un momento a otro cambió y de todos los derrotados en las elecciones, los únicos que irónicamente mostraron coherencia, aparte de los ya mencionados, fueron las Farc y Roy Barreras. Los primeros, como era lógico, seguirían apoyando a Petro en su aspiración presidencial ante las infinitas semejanzas que los unen; y con respecto al segundo, se trata de un político que ha dado tantos saltos en su vida pública que hizo de la incoherencia su actuación más coherente. Obviamente, ante semejante voltereta, debían echar manos de alguna excusa que de alguna manera amortiguara semejante cambio; y qué mejor excusa que salir a decir que en realidad los dos candidatos ponen en peligro la democracia, pero que uno más que otro y que por eso apoyan a Petro porque lo pueden controlar mejor.

¡Por Dios! No sé qué resulta más ofensivo para la inteligencia, si el adherirse a quien antes tanto atacaban o la excusa con la que lo hacen. Es como si les dijeran: “vienen dos dictadores, pero este es mejor que el otro porque este dictador yo lo puedo someter.”

Según los nuevos petristas, la dictadura y el poder absoluto que ostentaría Iván Duque y por la misma vía Uribe se evidencia desde ya por el control que tendrían del Congreso, integrado en su mayoría por partidos que mostraron para la segunda vuelta su apoyo al candidato del Centro Democrático. Y por los lados de la rama judicial, ya que supuestamente Duque va a revocar las cortes y va a crear una sola que sea afín a Uribe.

Creer lo anterior solo refleja una combinación entre ignorancia y desinformación. Veamos: si la democracia dependiera de a quien apoyan las mayorías en el Congreso, pues Colombia no habría tenido ni un día de democracia hasta hoy. El Congreso históricamente ha formado mayorías alrededor del Ejecutivo, al punto que las tuvo Uribe y también las tuvo Santos, y dentro de las mayorías que tuvo este último están los partidos que hoy se muestran como decentes e independientes, cuando, al igual que los demás, están untados de mermelada. Así que un Congreso con una nueva “unidad nacional” no sería más que lo mismo a lo que veníamos acostumbrados. Pero, ¿porqué el caso de Petro sí es peligroso?, porque resulta que este sí sería incapaz de formar esas mayorías y un presidente sin Congreso tiene las manos atadas, a menos que lo revoque o cree una institución que esté por encima, de tal manera que le dé vía libre a sus absurdos proyectos que necesariamente han de pasar, muchos de ellos, por el Legislativo.

Las cortes: un presidente no puede revocar las cortes, eso es un absurdo y el candidato Duque ha expresado hasta la saciedad que la idea de una corte única no es más que una posibilidad, dentro de muchas otras, que por la vía del consenso y el debate, estarían encaminadas a una reforma a la justicia. Eso que el presidente va a llegar, va a echar a los actuales magistrados y va a colocar los que él quiera es absurdo.

Si vamos a los antecedentes, recordemos que el expresidente Uribe, con una popularidad extraordinaria, con un masivo apoyo popular, sometió grandes decisiones a las vías democráticas, tales como el referendo de 2003, el cual perdió y así lo aceptó, y el tema de su segunda reelección, la Corte Constitucional lo frenó e igualmente esa decisión fue aceptada. La justicia ante supuestos hechos de corrupción de su gobierno ha actuado y tiene tras las rejas a muchos que lo acompañaron, a lo que ha mostrado su simple desacuerdo. La pregunta es: conociendo los antecedentes de Petro, detentado todo el poder que implica ser el presidente de Colombia, ¿usted confía en que actuaría igual?  Y además recordemos que si hay un gobierno donde la decisión de las mayorías se ha irrespetado o su pronunciamiento se ha truncado es en el actual, en el que de la Unidad Nacional, de la que hacen parte algunos que apoyan a Petro, son los responsables de eso.

* Abogado Especialista en Derecho Penal y Criminología

 

 

1 Comment

  1. Movimiento por la JUSTICIA SOCIAL y CERO TOLERANCIA CON LA CORRUPCIÓN, LA EXCLUSIÓN Y LA SEGREGACIÓN dice:

    Me da “pena ajena” la forma despectiva e irrespetuosa con la que éste señor escribe sus columnas, especialmente ésta, sin ningún asomo de objetividad, con un estilo mesiánico, peyorativo, soberbio, prepotente y ponderando toda clase de infundios por encima del argumento o la razón esbozada, sin la más mínima consideración a la diferencia y a los que pensamos distinto a él, estilo que paradójicamente le critica a Gustavo Petro, con argumentos totalmente salidos de contexto, en donde únicamente se deja llevar por las emociones, el odio, la animadversión hacia el candidado, apelando al estilo tiránico, cobarde, tendenciero y al argumento del “todo vale”, EJECUTANDO “A PIE JUNTILLAS” LAS COBARDES ARMAS DE AUV NO. 82: SEMBRAR EL ODIO A LA DIFERENCIA, ESPECIALMENTE A SU ADVERSARIO PETRO, LA MENTIRA, LA DESINFORMACIÓN Y EL MIEDO, “PARA SIMPLEMENTE PESCAR EN RÍO REVUELTO”.

    Por tal razón, me siento también agredido en mi integridad moral, porque soy petrista y lo digo sin miedo alguno, MUCHO MENOS A USTED QUE SÍ SE CREE EL ERUDITO Y EL DUEÑO DE LA VERDAD ABSOLUTA, y expresarme en ese sentido no me hace un ignorante o menos persona tal como usted en medio de su altivez y fanatismo uribista me califica, eso no me hace un antisocial, BORREGO o un asocial, es que yo sí quiero el cambio, yo sí no quiero que nos sigan gobernando los mismos con las mismas, a los cuales no odio, simplemente que, como ciudadano que gozo de derechos fundamentales y humanos que tengo el deber de defender, no me los quiero aguantar más, porque fíjese, por ejemplo, que el partido conservador nos tiene nuevamente sin Alcalde, DEBIDO A ESA MEZCLA ENTRE POLITIQUERÍA, CORRUPCIÓN Y CLIENTELISMO, ASÍ QUE RESPETE Y LE EXIJO RESPETO!!!.

    En éste orden de ideas, le hago una serie de precisiones, si es que su orgullo le deja aceptarlas: En primer lugar, indicarle que el señor Gustavo Petro fue también candidato a la Presidencia de la República, para las elecciones que se llevaron a cabo en el año 2.010, como candidato avalado por el Partido Polo Democrático Alternativo, en donde obtuvo más de 2.500.000 votos, razón por la que, solicitó ser presidente de dicho partido, precisamente para refrendar ese mandato de aceptación popular y ampliarlo a otras vertientes democráticas libres e independientes, en vista del techo político que alcanzó el PDA, con una izquierda radical recalcitrante, en contraste con el poderío que pululan las maquinarias corruptas de la extrema derecha, pero le negaron dicha solicitud.
    Además, se presentó el grave escándalo del carrusel de la contratación de los hermanos Moreno en la Alcaldía de Bogotá, el cual denunció el mismo Gustavo Petro, tema contra el cual el Polo no hizo pronunciamiento de fondo alguno, máxime que fueron actos claros de saqueo al erario, ni mucho menos lo respaldaron, razones por las cuales renunció y fundó el movimiento político Progresistas, hoy Colombia Humana, en consenso o alianza con esas fuerzas de ciudadanos democráticos y alternativos, creados por otros líderes sociales para la reivindicación de los derechos colectivos e individuales del pueblo, los cuales abiertamente nos han sido segregados, cercenados y lesionados en grado sumo por parte de la burocracia y los caciques políticos de siempre, grupos corruptos financiadores de las campañas políticas de la derecha, que por cifras del mismo Contralor General de la República, Maya Villazón, anualmente se han embolsillado más de $57 billones por concepto de los mal llamados “cupos indicativos”, hurto descarado generado en mayor proporción desde los dos períodos presidenciales de AUV el creador de las Convivir, esto a cambio que el Congreso le apruebe al Presidente todo lo que le venga en gana, por eso es que, aunque le cueste aceptar, Álvaro Uribe Vélez va a usar a diestra y siniestra y como le venga en gana a su títere Iván Duque, toda vez que no va a tener contrapesos en las fuerzas públicas militares ni policiales, y tendrá las mayorías en el Congreso, en el que buscará a toda costa que se aprueben las reformas al exterminio de las cortes.

    Por último, para no extenderme más, por ahora, LE ACLARO QUE USTEDES LOS URIBISTAS RECALCITRANTES Y XENOFOBOS ESTÁN EN UN GRAVE ERROR, COMO QUIERA QUE EX PROFESO CONFUNDEN EL ODIO CON DECIR LA VERDAD DE FRENTE Y SIN PELOS EN LA LENGUA, DESCRIBIENDO LA REALIDAD DEL PAIS LITERALMENTE, Y LES MANIFIESTO QUE PODRÁN DECIR LO QUE QUIERAN CONTRA PETRO, QUE, POR CIERTO, NO RECIBIÓ BOGOTÁ COMO SI FUERA MIAMI Y LA DESTRUYÓ COMO CALUMNIOSAMENTE LO MAINIFESTAN, AL CONTRARIO, LA MEJORÓ A PESAR DE LAS TALANQUERAS, LA PERSECUCIÓN DE LOS CORRUPTOS Y LAS MALAS ADMINISTRACIONES ANTERIORES QUE POR AÑOS SÍ LA HAN VENIDO SAQUEANDO, PERO YA NADIE LES COME CUENTO DE SUS MENTIRAS E INFUNDIOS, PORQUE LA PRUEBA REINA SON LOS MÁS DE OCHO (8) MILLONES DE VOTANTES QUE AYER MANIFESTAMOS A GRITOS QUE CREEMOS EN EL PROGRAMA DE GOBIERNO DE LA COLOMBIA HUMANA, HEMOS DEMOSTRADO CON HECHOS Y CIFRAS CONTUNDENTES QUE NO TRAGAMOS ENTERO NI SOMOS BRUTOS O IGNORANTES, que estamos hartos de éste SISTEMA Y STATUO QUO DISCRIMINATORIO, EXCLUYENTE, DESIGUAL, EGOISTA, AVARO, INEQUITATIVO y SEGREGUISTA, plagado de personas como usted, pero estamos convencidos que el cambio sí es posible, DEBEN ACEPTAR ESE RESULTADO DE LA OPOSICION QUE SE VENDRÁ Y LO QUE ESTÁN ES DESESPERADOS Y ASUSTADOS PORQUE SIENTEN PASOS DE GIGANTE, y tú también debes aceptar que perdiste tu apuesta por Fajador y Duque, porque la apuesta por el voto en blanco fue un fracaso total, solo el 4% de los sufragios, frente al 42% que obtuvo Petro.

    También seguiremos creyendo que atrás quedaron los crímenes cometidos por AUV, quien tiene más de trescientos (300) expedientes en su contra abiertos, que terminarán, “tarde o temprano”, siendo resueltos en derecho por la Comisión de Acusaciones de la Cámara y la Administración de Justicia: Parapolítica; Zona franca en Mosquera, Cundinamarca que es propiedad de Tomas y Jerónimo; el cartel de la chatarrería; falso frente Cacica la Gaitana desmovilizado por su Comisionado de Paz, que está huyendo de la justicia; muerte del Alcalde del Roble, Sucre, Tito Díaz, que en un Consejo comunitario le dijo a Uribe que lo iban a asesinar Salvador Arana, lo cual posteriormente se cumplió, pero que antes de esa condena y captura había sido premiado por Uribe con la embajada en Chile, pero que luego fue condenado a 40 años de cárcel; las chuzadas; la yidispolítica; Agro (robo) Ingreso Seguro; los falsos positivos (miles de jóvenes inocentes muertos que fueron vestidos con camuflajes de guerrilleros); el desfalco a Reficar; el desastre de Hidroituango que en 2.010 Uribe Vélez gestionó e inició; compra de testigos en el caso de la masacre del Aro, Antioquia, para que declaren a su favor, comprobado por Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal, ETC, ETC, ETC.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial