Por inhabilidad de Quinto, El Tiempo pide al CNE atender solicitud de la Procuraduría

A diferencia de varios medios cibernéticos y noticieros y magazines locales, que aseguran que detrás de la petición de la Procuraduría General de la Nación de revocar la inscripción de Antonio Quinto Guerra como candidato a la Alcaldía de Cartagena hay meras motivaciones políticas, periodistas y líderes de opinión de todo el país consideran que los argumentos del Ministerio Público son contundentes en materia jurídica y que, en esencia, se ajustan al espíritu del régimen de inhabilidades e incompatibilidades.

Por ello, “hace bien la Procuraduría en pedirle al Consejo Nacional Electoral que revoque, cuanto antes, la inscripción de esta candidatura“, como advierte en su editorial de hoy (miércoles 25 de abril) el influyente diario El Tiempo.

Sumándose al concepto expresado en días pasados por el director de W-Radio, Julio Sánchez Cristo, y la columnista de la revista Semana, María Jimena Duzán, entre otros, El Tiempo manifiesta que “el Consejo Nacional Electoral debe atender la petición de la Procuraduría General de la Nación de revocar la inscripción como candidato a la alcaldía de Cartagena de Antonio Quinto Guerra con miras a la elección atípica que tendrá lugar el próximo domingo 6 de mayo“, y recuerda que “en un documento de nueve páginas, el ente de control expone el hecho de que en el último año fue contratista tanto del Ministerio de Vivienda como de la Gobernación de Bolívar, lo cual constituye una clara inhabilidad“.

Como se dijo, en el editorial de hoy (lo que indica que no se trata de la mera opinión de un columnista sino la posición del prestigioso medio de comunicación) se destaca que, de acuerdo con lo probado por Procuraduría, “cinco meses antes del 15 de abril de 2018, fecha que se había fijado inicialmente para la jornada electoral y fue postergada por el Ejecutivo para el día 6 de mayo del presente año, el candidato cuestionado estaba ejecutando contratos con el departamento del Bolívar y el Ministerio de Vivienda, por lo que se encontraba vigente la celebración de los mismos“.

A diferencia de situaciones similares en las que se puede hablar de margen de interpretación o de zonas grises, aquí está suficientemente claro que ambos contratos, que, como se lee en el documento, “se estaban ejecutando (…) y se estaban celebrando en el municipio de Cartagena dentro del año anterior a las elecciones que se llevarán a cabo el próximo 6 de mayo”, son causal de inhabilidad tal y como lo establece la ley. La existencia de dichos contratos no solo inhabilitaría a Guerra para asumir el cargo, en caso de resultar vencedor en las urnas, sino que constituye, como también lo plantea la Procuraduría, “un privilegio y una ventaja frente a los demás aspirantes”, se advierte en el editorial.

Sería muy grave, verdaderamente impresentable, que alguien impedido ganara la contienda para asumir un cargo que en el último tiempo ha estado marcado por los escándalos de corrupción de sus ocupantes“, previene en forma tajante El Tiempo en su editorial (leer ‘Una clara inhabilidad’).

Como lo anunció oportunamente Revista Metro, los nueve magistrados del Consejo Nacional Electoral decidirán hoy miércoles en sala plena, durante una audiencia pública, si revoca o no la inscripción de Guerra.

Teniendo en cuenta el origen político de la autoridad electoral y, particularmente, a qué partido representa cada uno de los nueve magistrados, lo que numerosos analistas, politólogos y otras fuentes prevén es que la decisión sería favorable al exconcejal conservador, por lo cual la última palabra sobre si este se halla o no inhabilitado la tendría el Consejo de Estado.

 

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial