“Quinto sí está inhabilitado para ocupar el cargo de alcalde de Cartagena”: Procuraduría

Para la Procuraduría General de la Nación -PGN – no hay un ápice de duda: el exconcejal Antonio Quinto Guerra Varela “está inhabilitado para ocupar el cargo de alcalde de Cartagena, al haber mantenido, dentro del año anterior al día de elecciones, varias vinculaciones de tipo contractual con entidades publicadas, así como  haberse producido actos consensuales del mismo carácter en interés propio, cuyos objetos se ejecutaron dentro del territorio del Distrito de Cartagena-Bolívar“.

Por ello, en un oficio de nueve páginas hecho llegar al magistrado del Consejo Nacional Electoral -CNE – Alexander Vega Rocha, el ente de control disciplinario solicita “que revoque el acto de inscripción de Antonio Quinto Guerra Varela, realizado el 2 de marzo de 2018, como preparatorio para participar en las elecciones a realizarse el 6 de mayo del presente año“.

Y, con el fin de que “la decisión que se tome tenga real eficacia y garantice el derecho a la partición por parte de los cuidadanos pertenecientes a la circunscripción electoral del Distrito de Cartagena“, y “además, obedeciendo al principio de celeridad y teniendo en cuenta la brevedad de los términos que establece la Ley 1475 de 2011 para adelantar los procesos electorales atípicos“, el Ministerio Público le pide a la autoridad electoral “tomar la decisión de fondo que en derecho corresponda en el menor tiempo posible, y en todo caso antes del 6 de mayo del 2018“.

Para la Procuraduría, Quinto Guerra sí está inhabilitado.

Para la Procuraduría, es claro que, como advierte la jurisprudencia, “una de las finalidades constitucionales de las inhabilidades para ser alcalde es preservar el principio de igualdad que debe imperar entre los competidores o aspirantes a un cargo de elección popular, para evitar así que este se trasgreda cuando a un ciudadano y posible candidato se le otorgan ciertas prerrogativas, de las cuales no gozan los demás, la cual se materializa a través de diferentes situaciones generalmente relacionadas con la posibilidad de poder disponer de recursos provenientes de lo público, como consecuencia de diversas índoles, como las contractuales entre el Estado y un ciudadano aspirante a un cargo de elección popular“.

Y es el caso de Guerra Varela, quien, según se recalca en el documento, suscribió con la Gobernación de Bolívar y con el Ministerio de Vivienda sendos contratos que se ejecutaron hasta finales de 2017 en Cartagena, es decir “dentro del año anterior a las elecciones que se llevarán a cabo el próximo 6 de mayo“, por lo que hay “razón para afirmar que Antonio Quinto Guerra se encuentra inhabilitado para desempeñar el cargo de alcalde en la ciudad de Cartagena“.

En el oficio, suscrito por el procurador 21 Judicial II Penal, Jorge Enrique Sanjuán Gálvez, se advierte que los dos contratos imponían a Guerra Varela “una serie de actividades que tenían relación directa con el manejo de necesidades propias de la comunidad del Distrito Especial de Cartagena y, por ende, impactaban directamente sobre la satisfacción de las mismas, en cuanto se relacionaban con la prestación de los servicios públicos, en especial los de agua potable y saneamiento básico“.

Y ello, en concepto del ente de control, deja ver con claridad que el objeto de los dos contratos “incidían e involucraban a los potenciales ciudadanos pertenecientes al censo electoral de la circunscripción de Cartagena” (leer ‘Petición de revocatoria de la inscripción de Quinto Guerra‘).

Como lo informó oportunamente este portal, tras analizar con la debida atención el acervo probatorio aportado por el abogado César Saavedra Torres (quien -como se sabe – solicitó la revocatoria de la inscripción de Guerra) y por la propia Procuraduría, el CNE decidirá si atiende la petición del ciudadano y del órgano de control, o si opta por dejar en manos del Consejo de Estado la trascendental decisión (leer ‘En horas el procurador, y en días el CNE, se pronunciarán sobre inhabilidad de Quinto‘).

 

Contexto:

 

1 Comment

  1. […] Según un informe periodístico del conocido portal, el “equipo profesional simpatizante de la campaña de Quinto Guerra” se plantea varios interrogantes con respecto a la posición de la Procuraduría General de la Nación, entidad para la que no hay un ápice de duda de que el exconcejal conservador sí “está inhabilitado para ocupar el cargo de alcalde de Cartagena, al haber mantenido, dentro del año anterior al día de elecciones, varias vinculaciones de tipo contractual con entidades publicadas, así como  haberse producido actos consensuales del mismo carácter en interés propio, cuyos objetos se ejecutaron dentro del territorio del Distrito de Cartagena-Bolívar” (leer ‘“Quinto sí está inhabilitado para ocupar el cargo de alcalde de Cartagena”: Procuraduría‘). […]

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial