A falta de concejales que mostrar, buenos podrían ser algunos congresistas…

El portal La Silla Vacía acuñó el término ‘tinieblo’ para referirse a los congresistas que apoyaban a un determinado candidato pero a los que durante la campaña este no invitaba a subirse a la tarima, por física vergüenza. De hecho, como lo reveló el influyente medio en su historia ‘Los tinieblos de Santos‘, ni siquiera los mencionaba en sus discursos.

Fue el caso, por ejemplo, de los entonces congresistas Musa Besaile, ‘Ñoño’ Elías y Yahir Acuña, quienes respaldaron con decisión la campaña de Juan Manuel Santos a la Presidencia de la República pero en los distintos actos no pudieron tomarse una sola foto con el candidato. Solo para la segunda vuelta, ante el riesgo de una victoria de Óscar Iván Zuluaga, el candidato rival, fue cuando el apoyo de Besaile, Elías y Acuña y en general los ‘ñoños’ agazapados en los diferentes partidos debió potenciarse al máximo y los ‘tinieblos’ pudieron ser mostrados en los eventos públicos (leer ‘Por los votos… ya Santos no tiene tinieblos‘).

Tinieblos son -entonces – los que brindan apoyos vergonzantes y deben permanecer en la sombra, tras bambalinas, para no causar rechazo entre la ciudadanía.

Son tinieblos, por ejemplo, los concejales de Cartagena que, acusados por la Fiscalía de haber incurrido en aberrantes actos de corrupción, no son mencionados en sus discursos por los candidatos a quienes apoyan ni son invitados a sus actos públicos mientras puedan hacerlo. Hoy, como se sabe, ni siquiera esto pueden hacer, ya que por decisión de un juez se encuentran cobijados por una medida de aseguramiento con detención domiciliaria.

Durante la inscripción de Dionisio Vélez, el senador Lidio García, el concejal David Dáger y el entonces concejal Hernando Trucco.

Antes, como se recordará, además de los congresistas, eran los concejales los que aparecían en primera línea en las fotos oficiales con los candidatos a quienes apoyaban, tanto en los actos de inscripción en la Registraduría como en los distintos eventos públicos.

En la inscripción de su candidatura en el 2015, Antonio Quinto Guerra llegó acompañado, entre otros, de los concejales Vicente Blel, Boris Anaya, Willy López, César Pión y Rafael Meza.

Hoy, como se pudo ver durante los procesos de inscripción de los aspirantes al Senado de la República, a la Cámara de Representantes y, más recientemente, a la Alcaldía de Cartagena, los cabildantes brillaron por su ausencia. Curiosamente, aún aquellos que no están siendo investigados por ningún órgano de control.

Por ello, a falta de concejales que mostrar durante la campaña por el primer cargo del Distrito, bueno pudieran ser los jefes políticos de estos, varios de ellos con curul y otros sin ellas, pero con notorio poder en los escenarios locales y nacionales.

Varios excongresistas del país son considerados aún ‘tinieblos’ y, por ello, pocos de sus prohijados los muestran de manera pública. Es el caso de los exsenadores William Montes Medina, uno de los jefes naturales en Bolívar del Partido Conservador, y de Juan José García Romero, uno de los jefes naturales del Partido de La U en el Departamento, ambos condenados por la Justicia: el primero por parapolítica y el segundo por corrupción.

Sin embargo, lo que ha podido establecerse es que, tal como sucedió con los ‘ñoños’ de todo el país durante la segunda vuelta presidencial, en la actual campaña por la Alcaldía de Cartagena varios congresistas y excongresistas pudieran verse obligados, por distintas circunstancias, a salir de la sombra y mostrarse públicamente.

Lo que aseguran algunos analistas es que, más que el interés que se ha revelado por el supuesto manejo de varios macroproyectos: entre estos la protección costera y la venta del lote de la Base Naval a la salida de Bocagrande, lo que hay es un interés por acomodarse de cara a la elección de los próximos alcalde de Cartagena y gobernador de Bolívar.

Y lo que se dice es que, en el primer caso, ya se ‘cocinan’ las candidaturas de varios dirigentes políticos, entre ellos el representante conservador Pedrito Pereira Caballero; y en el segundo ya comienzan a sonar también los nombres de Vicente Blel Scaff, actual concejal de Cambio Radical, y Carlos Féliz Monsalve y Álvaro Redondo Castillo, actuales secretarios del Interior y de Desarrollo Regional de Bolívar. Estos últimos, como se sabe, pertenecen, respectivamente, a La U y al Partido Liberal.

Contexto:

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial