El ABC de la elección atípica en Cartagena este 15 de abril – 3a. parte

abecedario2

letra_h“Quien no conoce la HISTORIA está condenado a repetirla”. Esta frase, que unos atribuyen a Cicerón, otros a Confucio y algunos más a Napoleón Bonaparte, pero varios metemonos no se la imputan a nadie para hacer creer que es de su autoría, se aplica otra vez en Cartagena, por estos días, de cara a la elección de un nuevo alcalde titular. La puesta en escena de personajes variopintos que han sido corresponsables de la crisis de todo orden que hoy padece la ciudad, mostrándose como alternativas de solución a los graves problemas que por acción u omisión contribuyeron a crear, obliga a quienes sí conocen la HISTORIA de nuestro heroico corralito a recordar con precisión quién ha sido qué. Ellos, por lo visto, pretenden que lo olvidemos, y en todo caso cuentan con que numerosos ciudadanos, sobre todo los jóvenes, no saben lo que han sido y algunos siguen siendo.

letra_iSi hay algo que debe tener el próximo alcalde de los cartageneros -el que resulte elegido este 15 de abril para terminar el actual periodo constitucional – es una gran IMAGINACIÓN. La razón: las expectativas ciudadanas son grandes luego de que sucesivos malos gobiernos situaran a Cartagena al borde del abismo y, por lo visto, existe la posibilidad de que una nueva administración la lleve a dar un paso adelante. Y en contraste, debe recordarse que el nuevo alcalde dispondrá -apenas – de 18 meses para enderezar el rumbo. Sea quien fuere el nuevo inquilino del Palacio de la Aduana, debe saber que no tiene tiempo para IMAGINARSE proyectos novedosos sino, esencialmente, para apalancar los que vienen en marcha; y debe apostarle, eso sí, a recuperar la gobernalidad perdida recuperando para la comunidad el poder sobre las decisiones de gobierno.

letra_jEl buen JUICIO, por definición, es la facultad del entendimiento por cuya virtud el hombre puede distinguir el bien del mal y lo verdadero de lo falso. Quien lo posee -entonces – cuenta con otra facultad: el sentido común, del que se dice popularmente (y por lo visto en Cartagena con JUSTIFICADA razón) que es el menos común de los sentidos. Y son ese buen JUICIO y ese sentido común dos de los atributos que impajaritablemente debe poseer quien resulte elegido el tercer domingo del próximo mes de abril como nuevo alcalde de Cartagena. Buen JUICIO para separar con sabiduría el trigo de la cizaña, comprendiendo que, una vez electo, se debe gobernar para todos; y sentido común para comprender que, aunque tenga los conocimientos y la experiencia requeridas para domar un potro bravío como es hoy la Alcaldía, debe asesorarse en cada área por quienes sepan más que él.

letra_lComo la elección de este 15 de abril es solo de alcalde y no, como en los comicios típicos, también de gobernadores, de diputados, de concejales y de ediles, es entendible que la LOGÍSTICA dispuesta por los partidos, movimientos y grupos políticos para lograr la elección de sus candidatos sean, para cada caso, muy diferentes, particularmente en cuanto a tamaño y, aunque se diga lo contrario, en lo que respecta a recursos invertidos. Una cosa, por ejemplo, es la LOGÍSTICA establecida para el manejo del transporte en unos comicios típicos, cuando están en juego las aspiraciones de miles de aspirantes a ser miembros de las Juntas Administradoras Locales, de los Concejos municipales o distritales, de las Asambleas, de las Alcaldías y de las Gobernaciones, y otra la que se dispone para una elección atípica, cuando los aspirantes pueden no ser más de cinco o seis.

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial