Escenarios para el comercio popular

danilo-contrerasPor Danilo Contreras Guzmán *

Durante un buen tiempo aporte mi humilde esfuerzo, que es exactamente igual a la desgastada metáfora del grano de arena, a la causa de ofrecer escenarios de comercio a los vendedores de Bazurto, Santa Rita y tantos que han ejercido su actividad en las calles de la ciudad.

Lo he hecho como abogado y también agitando una bandera en favor de los excluidos desde finales de los noventa. En la vorágine de aquellos días tropecé de frente con los padecimientos de los vendedores que prácticamente acampaban en la Avenida Venezuela, cuidando día y noche sus mercancías. Aquella ocupación, que ya pocos recuerdan, hacia intransitable el sector y por eso las autoridades se esmeraban en perseguir con evidente indolencia a los informales, sin ofrecerles alternativas.

Entonces se multiplicaban movilizaciones, enfrentamientos y demandas judiciales que se tradujeron en una política en la que se reconocieron los principios que la Corte Constitucional había recogido en una sentencia de unificación de 1999 con ponencia del brillante y progresista magistrado Alejandro Martínez (q.e.p.d.), que implicaba que la recuperación del espacio público debía acompañarse de alternativas dignas de trabajo.

Producto de lo anterior, funciona hoy el centro comercial Nueva Colombia en donde fueron reubicados unos 200 comerciantes, pese a que la Administración ha dejado de acompañarlos y cumplirles la promesa que les hiciera Campo Elías Terán, quien en su efímero mandato les ofreció un aire acondicionado que mejorara las condiciones del local. Desde otra arista, bajo la figura de entrega de capitales semilla, el Distrito pudo recuperar el Muelle de Los Pegasos, la Avenida Venezuela y otras calles del centro, el legendario Solobús de Bazurto y el parque San Pedro en el sector Bomba del Amparo. Esta es una política con resultados, pese a las controversias.

Entrados los inquietantes años del siglo 21, luego del rol de abogado callejero, participamos en la tarea de impulsar desde el Gobierno distrital la construcción del nuevo Mercado de Santa Rita, que correspondía a un proyecto que había dejado formulado la alcaldesa Judith Pinedo pero que no tenía dolientes. Fue así como en el fugaz mandato de Campo Elías ese proyecto se desempolvó y se visionó como una alternativa que permitiera recuperar lo normado en el Plan de Ordenamiento Territorial -POT, que plantea la descentralización del abastecimiento alimentario, al tiempo que  casara con el cumplimiento de la orden judicial trasladar a Bazurto. Lo que el miope fallo del traslado no consideró fue que, como se dijo antes, el mercado no se podía trasladar a un sitio único sino a varios lugares estratégicamente ubicados para descentralizar el acceso a los alimentos. La sentencia no menciona una sola vez el POT, pero esto no es obstáculo para que el Distrito cumpla el mandato del artículo 17 del mismo.

El mercado de Santa Rita se construyó con una cuantiosa inversión, pero dando la espalda al acompañamiento de los comerciantes que han pasado ‘el Niagara en bicicleta’ desde hace cuatro años. Ahora ese mercado que tantos contradictores ha tenido se va convirtiendo en un elefante blanco por cuenta de la incapacidad de la Administración. Por eso su puesta en marcha debe ser una prioridad del nuevo alcalde.

Empero, Santa Rita no basta, como tampoco basta la miope central de abastos que se plantea frente a El Pozón, que en menos de una década colapsará. Es preciso volver a la idea de una red de mercados y centros de comercios populares aseados, modernos, vistosos y manejables que acerquen la provisión de alimentos y mercancías al pueblo. No puede olvidar el próximo alcalde que el traslado de Bazurto implica la desarticulación de una economía que es bastión de las familias más humildes de la ciudad y no se puede dejar en el aire a ese personal, pues las consecuencias sociales se sentirán.

Es necesario organizar escenarios para los comerciantes populares e informales, esos a los que las élites económicas y de gobierno miran por encima del hombro pese a que los requieren en tiempo electoral.

* Abogado especialista en Derecho Administrativo y candidato a Maestría en Derecho con énfasis en Derecho Público.

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial