Contratar con una UT bajo la figura de apoyo a la gestión, el Plan B para el DATT

Luego de que el Concejo de Cartagena se negara a autorizar o a conceder facultades al alcalde de Cartagena para “celebrar un nuevo contrato de concesión o prorrogar el actual con la empresa Circulemos para el suministro de infraestructura tecnológica, administración, actualización y mantenimiento del sistema de información de tránsito y transporte al DATT”, las reacciones entre servidores y otros actores locales no se hizo esperar.

De acuerdo con fuentes estrictamente confidenciales, cuando se venza el plazo de la actual concesión en los próximos días, lo que hará el Ejecutivo distrital para evitar que el servicio se interrumpa es contratarlo con un tercero bajo la figura de apoyo a la gestión. Un contrato, claro está, que tendrá un periodo de ejecución de apenas unos días, ya que por disposición legal su ejecuición no podrá tener una vigencia que se extienda más allá del próximo 31 de diciembre.

Esa contratación -se aseguró – se realizaría con la Unión Temporal ‘Circulemos por Cartagena’, y sería el Plan B que habría diseñado la Administración del Distrito.

Para suscribir ese contrato, el alcalde no requeriría autorizaciones ni facultades especiales ya que, según concepto de analistas, se trata de servicios que corresponden a las funciones misionales del Ejecutivo.

“Una vez venza la actual concesión, los concesionarios deberán revertir el software que manejan al DATT, y sus funcionarios pueden seguir manejando todo”, manifestó sobre el tema el ingeniero William Murra Babún; “eso”, agregó, “mientras el alcalde convoca una licitación para volver a concesionar el servicio, pero teniendo en cuenta las nuevas leyes. Y si los actules concesionarios son los mejores, pues que se lo adjudiquen a ellos”. Para el dirigente gremial, no fue de extrañar que el Concejo no aprobara el correspondiente Proyecto de Acuerdo porque este “nació mal, ya que fue estructurado a espaldas del alcalde Sergio Londoño”.

En concepto del exsecretario de Hacienda del Distrito y especialista en Gestión Pública Gustavo Martínez Therán, “para evitar una crisis administrativa, financiera y operativa en el DATT, con grave afectación económica y social para la ciudad, mientras se estructura un buen proceso es necesario declarar la urgencia manifiesta, para poder contratar el suministro de infraestructura tecnológica, administración, actualización y mantenimiento del sistema de información de tránsito y transporte, soporte técnico y operación de algunos servicios a cargo del DATT, hasta tanto se desarrolle el respectivo proceso licitatorio para celebración de nueva concesión”.

Otro dirigente que opinó sobre el hecho fue el representante a la Cámara Pedrito Pereira Caballero, quien en diálogo con este portal manifestó que respetaba “la decisión del Concejo distrital”. “La conveniencia o no de la misma dependerá de qué sucede con la prestación de los servicios concesionados, ya que los ciudadanos no deben salir perjudicados en los trámites que realicen a partir del 17 de diciembre”. Para Pereira, “se ha debido planificar con antelación la capacitación al personal de planta del DATT y contar con la suficiente capacidad tecnológica para prestar esos servicios, previendo cualquier decisión del Concejo”.

Otras opiniones

Para el expersonero Fabio Castellanos Herrera, la negativa del Concejo a facultar al alcalde a ampliar la concesión a Circulemos “es una valiosa oportunidad para que el Distrito recupere unas actividades que puede prestar directamente. Por ejemplo, desde ya debe comenzar a capacitar a varios servidores públicos para el manejo del software. Pero también esto implica convertir al DATT en un departamento fuerte; temas como las grúas y los parqueaderos beneficiaban en un porcentaje excesivo al concesionario; además, las falencias desde el inicio de una verdadera interventoría a este contrato de concesión demuestra las debilidades, por decir lo menos, del verdadero control de Alcaldía”.

Para el lingüista Armando Córdoba Julio, “es un deber del Concejo velar porque este tipo de convenios realmente cumplan con su objetivo de favorecer a la ciudadanía, el compromiso de los concejales, antes que nada, es con la ciudad; si el Concejo revisó y negó la posibilidad de la prórroga, esperamos que se basó en un estudio riguroso del proyecto presentado por la Alcaldía. Si en mis manos estuviera resolver este caso, como alcalde, conformaría un equipo un equipo que garantice que los servicios en materia de tecnología de tránsito se realice por parte del Distrito, ya que somos un Distrito fuerte, con capacidad económica y logística para hacer frente a situaciones emergentes”.

Para el exconcejal y exrepresentante a la Cámara Germán Viana Guerrero, el actual contrato de concesión “debe liquidarse y los trámites a cargo de Circulemos los debe asumir directamente el DATT, ya que al al parecer existen serios cuestionamientos a la gestión del contratista tanto en manejo de las actividades como en el manejo de los recursos”.
.
Y para el exconcejal Andrés Betancourt González, la decisión del Concejo fue “absolutamente conveniente, ya que el recaudo de las multas y la operación de grúas y parqueaderos no debe tercerizarse, debe regresar al DATT y convertirse en un servicio público eficiente”. En concepto de Betancourt “el DATT no debe seguir siendo un feudo de servicios públicos privatizados con el argumento de la ineficiencia de lo público; por el contrario, debemos demostrar que somos capaces, desde lo público, de controlar el tránsito de Cartagena”.
.
Contexto:

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial