Gerente de Acuacar desmiente a su antecesor sobre problemas en el emisario submarino

En carta dirigida a la Registraduría de Instrumentos Públicos de Cartagena el 8 de febrero de 2016, el entonces gerente de la empresa Aguas de Cartagena, John Montoya Cañas, le informó que “se ha detectado que personas determinadas han ocupado la faja de terreno por donde está instalada la tubería de Conducción Terrestre (del emisario submarino), obstaculizando y perturbando las labores de mantenimiento de esta canalización, la cual requiere alta mantenibilidad tanto para los tubos como para las estructuras de control y protección como cajas de válvulas, drenajes y ventosas. Así mismo, se han presentado inconvenientes con los propietarios de algunos predios que resultaron afectados por el paso de la tubería, quienes han impedido la realización de los mantenimientos requeridos para el correcto funcionamiento del sistema de Disposición Final de las aguas residuales” (SIC).

Pero lo más grave de lo dicho por el entonces gerente de Acuacar es que “la imposibilidad de realizar las actividades anteriores de manera oportuna y adecuada, pone en riesgo la continuidad de la operación de todo el Sistema de Transporte, Tratamiento y Disposición Final de las Aguas Residuales de la ciudad de Cartagena”.

Y más grave aún, que “la falta de inspección, control y mantenimiento de dichas estructuras ocasionarían, con toda seguridad, fugas, daños o roturas de esta línea de conducción”.

Y recuerda Montoya Cañas que “esta tubería transporta, en su primera fase de operación, unos 3.500 litros por segundo, a una presión de unos 3 kg/cm2.”

En su inquietante mensaje, el funcionario advirtió que “las consecuencias de una eventual rotura o fuga de esta tubería pudieran ir desde daños materiales a los bienes de los ocupantes de la franja hasta afectaciones en la salud y la vida de las personas; sin perjuicio del daño ambiental que tanto en la zona ocupada como en el sistema en recuperación de la Ciénaga de la Virgen se pueda presentar”.

Por ello, dijo, resulta “imperioso contar con la titularidad de estas franjas de terreno”, refiriéndose a varios lotes en litigio por no haberse dado en su momento un acuerdo sobre los correspondientes avalúos.

Con el fin de conocer qué piensa la Administración del Distrito sobre las preocupantes palabras del entonces responsable de la operación del emisario submarino, este portal intentó dialogar con el alcalde encargado, Sergio Londoño, pero este señaló que por poseer unas acciones en Acuacar debía declararse impedido para conceptuar sobre temas referidos a esta.

Con quién sí tuvo la oportunidad de dialogar este reportero fue con los secretarios General de la Alcaldía, Johnny Ordosgoitia Osorio, y de Infraestructura, Clara Calderón Muñoz, así como con la directora de la Oficina de Servicios Públicos Domiciliarios, Liliana Muñoz Figueroa, ninguno de los cuales sabía que hubiera problemas con el mantenimiento al emisario submarino por la disputa de unos lotes por donde atraviesa parte de su tubería, y que esa “falta de inspección, control y mantenimiento”, como aseguró el anterior gerente de Acuacar, “ocasionarían, con toda seguridad, fugas, daños o roturas de esta línea de conducción”.

En su condición de alcalde encargado, Ordosgoitia Osorio se comprometió a realizar las acciones pertinentes en el término de la distancia. Justamente, al día siguiente (miércoles 13 de diciembre), se realizará una reunión de la Junta Directiva de Acuacar, a la cual asistiría para enterarse con detalles del tema. A esta reunión, en representación del Distrito, asistirían también los empresarios Guillermo Ramírez Jiménez y Humberto Rodríguez Puente, miembros principales de la Junta; el también empresario Pablo Galindo Falla, y el funcionario del DATT Raúl Vargas Vélez, los dos miembros suplentes.

En su diálogo con Revista Metro, Ordosgoitia se mostró confiado en que haya un error en la información, ya que no concibe que un hecho tan grave no haya sido informado a la Administración.

“El reto actual tanto de Acuacar como de esta Alcaldía es mantener la estructura del emisario en operación”, manifestó el funcionario; “una mega obra como lo es este emisario, cuya extensión es la mayor en América Latina, requiere de un plan de monitoreo y mantenimiento permanente tanto en la superficie como en el medio submarino, dado que su composición cuenta con hierro, polietileno, concreto y otros materiales, susceptibles de deteriorarse; más cuando en la zona de Punta Canoa se presentan desplazamientos de los sedimentos del fondo, que podrían generar un rotura del tubo y los consecuentes impactos negativos de ello”.

Ordosgoitia recordó que “tanto Cardique como el Ministerio del Medio Ambiente dejaron establecido en el licenciamiento ambiental un plan de monitoreo y control, que deben ser entregados a las autoridades ambientales contando con una interventoría ambiental especializada, todo lo cual se encuentra actualmente a cargo de Acuacar”.

“No hay ningún problema con el mantenimiento del emisario”: Jesús García

Desde Panamá, donde se encontraba el día de ayer atendiendo asuntos de su trabajo, el actual gerente de Acuacar, Jesús García García, negó que hubiera problemas de ninguna naturaleza con el mantenimiento del emisario submarino.

“No hay ningún inconveniente; la empresa está en condiciones plenas de garantizar el manteniendo del sistema de transporte, tratamiento y disposición final de las aguas residuales de la ciudad de Cartagena”, manifestó el ingeniero español.

Otra fuente de la empresa de servicios públicos informó que lo que sí hay es un desacuerdo con algunas personas que reclaman la titularidad de unos lotes, entre ellos el empresario Jaime Alberto Restrepo, pero es un tema que está avanzando y no interfiere en el mantenimiento de las tuberías.

Sobre el mismo tema, el actual presidente de la Sociedad de Ingenieros y Arquitectos de Bolívar -Siabol, Jorge Mendoza Diago, quien gerenció el Plan Maestro de Alcantarillado de Cartagena y lideró la primera etapa de la construcción del emisario submarino, destacó que en efecto la eventual falta de mantenimiento del sistema sería un hecho sumamente grave, pero que estaba convencido del profesionalismo, la experiencia y las capacidades de los funcionarios de Acuacar, por lo estaba seguro que debía haber algún error en la información.

Contexto:

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial