Comisión de la Unesco, ¿de ‘lupa’ para descertificar a ‘cizalla’ para mejorar?

Durante varios días, el ‘coco’ de una Comisión de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura -Unesco – que estaría en Cartagena durante cuatro días observando los bienes patrimoniales de la ciudad con el fin de establecer si merecía seguir ostentado el honroso título de Patrimonio Histórico y Cultura de la Humanidad, que le fuera otorgado en 1984, rondó a la mayoría de los cartageneros, particularmente a sus autoridades civiles.

Una carta de la ministra de Cultura, Mariana Garcés Córdoba, al alcalde encargado de Cartagena, Sergio Londoño Zurek, advirtiendo que la visita oficial de la Comisión de la Unesco es determinante, ya que existe el riesgo de que la ciudad sea incluida en la ignominiosa lista de Patrimonio Mundial en Peligro, prendió las alarmas de tirios y troyanos.

“Le solicito la atención necesaria a la presente solicitud, dada la importancia de la visita por parte de la Unesco frente a la posibilidad que el sitio declarado quede en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro”, fue la tajante advertencia de la ministra.

De manera inmediata, y con razón ante el terminante anuncio, algunos medios pusieron el grito en el cielo e -incluso – realizaron un conteo regresivo: “misión de la Unesco llega en tres días, en dos días, en un día; hoy se inicia la anunciada visita”, fue el lugar común en varias notas periodísticas.

La dramática advertencia de la ministra Garcés preocupó a líderes de opinión como el comunicador social Juan Diego Perdomo, quien realizó un análisis del caso bajo el título ‘Cartagena, patrimonio mundial en peligro‘ en la cual recordó que “en 2014 (…) la entonces viceministra de Cultura, María Claudia López, advirtió el riesgo que corría Cartagena de perder el título que le concede la Unesco por la ausencia del PEMP”. E inquietó igualmente a ambientalistas como el sicólogo y docente universitario Bladimir Basabe Sánchez, quien suscribió una Carta abierta a la comisión de la Unesco que visita Cartagena en la cual manifiesta que “Cartagena de Indias merece que sus recursos naturales, continentales y marinos sean vistos como un verdadero patrimonio natural con un manejo inteligente y exento de gabelas administrativas y corrupción vergonzosa”.

Pero el esperado día llegó, y todo indica que no hay tal ‘coco’ ni nada que se le parezca. Los comisionados de la organización multinacional no vendrían con una ‘lupa’ para descertificar a Cartagena sino con herramientas para “aportar una opinión técnica y formular recomendaciones al país para mejorar el estado de conservación del Puerto, Fortalezas y Conjunto Monumental de Cartagena”.

Al menos, así lo señala el propio Ministerio de Cultura en un comunicado de prensa en el que anuncia que “entre el 12 y 15 de diciembre tendrá lugar la visita de asesoramiento técnico de un experto del Consejo Internacional de Sitios y Monumentos -Icomos Internacional– a Cartagena de Indias para observar su estado actual de conservación y formular recomendaciones a Colombia con el fin de reforzar la estructura de gestión y las acciones de conservación del Puerto, Fortalezas y Conjunto Monumental de Cartagena, sitio cultural inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1984”.

“Como resultado y con posterioridad a sus visitas de asesoramiento técnico”, se indica en el remitido, “los expertos envían su informe a Icomos Internacional y este organismo, una vez verificada la información, lo remite al Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco que será la entidad que, en un plazo aproximado de cuatro meses, emitirá el informe final dirigido al Estado parte con las conclusiones y recomendaciones de la misión, con el fin de aportar elementos que contribuyan al mantenimiento del Valor Universal Excepcional de los bienes visitados y mejorar su conservación y gestión”.

Contrario a lo expresado por la ministra Garcés, en el sentido de que la anunciada visita era determinante ante el riesgo inminente de que Cartagena sea incluida en la deshonrosa lista de Patrimonio Mundial en Peligro, en esta ocasión se indica, con palabras menos pesimistas, que “la misión es una ocasión para revisar el potencial impacto de proyectos de desarrollo que puedan afectar el Valor Universal Excepcional del sitio, para la preparación o revisión de un plan de manejo o para examinar el progreso logrado en la implementación de medidas de mitigación específicas”.

De acuerdo con lo que este portal puedo establecer, la visita del Consejo Internacional de Sitios y Monumentos -Icomos Internacional – fue solicita a la Unesco por el Ministerio de Cultura.

 Contexto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial