Durante clausura de sesiones ordinarias, Concejo y Ejecutivo se muestran distantes

El pasado 1 de octubre, durante la instalación del último periodo de sesiones ordinarias de 2017, tanto el alcalde encargado de Cartagena, Sergio Londoño Zurek, como el presidente del Concejo, Lewis Montero Polo, se mostraron esperanzados y optimistas. De hecho, en el discurso del mandatario interino la palabra esperanza fue expresada en seis ocasiones, y en el del vocero de la corporación edilicia el lugar común fue su exhortación a trabajar con equidad e inclusión, unidos con todas las fuerzas vivas, por el desarrollo de la ciudad y el progreso de sus habitantes.

Pero ayer, 9 de diciembre, durante la clausura de las últimas sesiones ordinarias de este año, ni Londoño Zurek ni los miembros de su gabinete acudieron a la habitual cita, como sí lo hicieron todos a la instalación, dos meses y nueve días antes. Los únicos que asistieron fueron las secretarias de Infraestructura, Clara Calderón Muñoz, y de Hacienda, Sibila Carreño Quiroz, quien tenía interés -claro está – en que se aprobara sin contratiempos el Proyecto de Acuerdo que establece el presupuesto de la próxima vigencia fiscal; y el secretario General, Johnny Ordosgoitia Osorio, quien tendría a su cargo la lectura del discurso de cierre del periodo.

En su última sesión ordinaria, el Concejo aprobó el Proyecto de Acuerdo que establece el Presupuesto para la vigencia fiscal del 2018

La ausencia de Londoño y sus secretarios de Despacho habría de ser lamentada por Montero y otros concejales. Varios de estos, incluso, criticaron fuera de micrófonos que el mandatario, al momento de clausurarse el último periodo de sesiones ordinarias del Concejo, haya preferido estar “en una sesión de fotografías en el Monumento a los alcatraces”, como diría uno de ellos, refiriéndose al programa ‘Buenos días alcalde’: “un ejercicio mediante el cual Sergio (Londoño) interactúa con la comunidad, en vivo y en directo a través de Facebook Live, y socializa lo que se viene haciendo en todas las áreas”, como explicó a este reportero una fuente de la Alcaldía. Y, en efecto, el programa ‘Buenos días alcalde’ fue transmitido este sábado, en horas de la mañana, desde el Monumento a los alcatraces, a un lado de la avenida Santander.

Pero, al margen de las molestias de los concejales por la ausencia de Londoño y su equipo de gobierno, el hecho es que estos ya habían dado muestras de tener algunas inquietudes. El único Proyecto de Acuerdo de verdadera trascendencia que le aprobaron al Ejecutivo fue el que establece el Presupuesto y el Plan de Inversiones del Distrito para la vigencia fiscal del 2018 (leer Detalles del Proyecto de Acuerdo del Presupuesto del Distrito de Cartagena). Otros muy importantes, como el que busca la incorporación de recursos por $40 mil millones para garantizar el suministro de alimentos a los estudiantes de los colegios públicos y la vigilancia y el aseo de estos, no fueron finalmente aprobados en segundo debate, lo que obligará al alcalde encargado a convocar a sesiones extraordinarias.

Y en su discurso, el presidente del cabildo habría de llamar la atención del Ejecutivo por la extrema demora en tomar algunas de las acciones propuestas por los concejales, y puso como ejemplos los casos del Pico y Placa y del proyecto urbanístico Aquarela. “La Administración distrital decidió el pasado 5 de agosto levantar el Pico y Placa los días sábados, y casi cuatro meses después: este lunes 4 de diciembre, se eliminó la restricción vehicular en las llamadas horas valle (…), todo ello (…) mucho tiempo después de que (…) concluyéramos en este Concejo que ninguna de las dos medidas arrojaron los frutos perseguidos y que, por el contrario, el perjuicio causado fue evidente, como lo reconoció el mismo DATT al decidir suspenderlas“, reclamó Montero sobre las decisiones en el Pico y Placa.

Y sobre el caso del Aquarela, el dirigente político recordó que “este Concejo, tras un minucioso análisis, concluyó que la construcción de cinco gigantescas torres a pocos metros del emblemático Castillo de San Felipe causaba un irreparable daño a este invaluable bien patrimonial, amén de otras afectaciones en materia vial a los sectores circundantes, y así se lo hicimos saber en reiteradas oportunidades a las autoridades correspondientes“. No obstante, habrían de pasar varios años para que por fin se tomara la decisión de suspender las cuestionadas obras, propiciando que se cause un grave perjuicio a varios terceros.

Lewis Montero Polo y Johnny Ordosgoitia Osorio

El mensaje es claro“, advirtió Montero visiblemente disgustado; “es cierto que por disposición de la Ley la responsabilidad de administrar la ciudad está en manos” del alcalde y sus funcionarios, “pero también lo es que la experiencia y los conocimientos acumulados de los miembros de este Concejo bien podrían y deberían ser considerados, como el tiempo, juez implacable, ha terminado por reconocer” (leer discurso completo de Lewis Montero; clausura del último periodo de sesiones ordinarias del 2017).

Entretanto, el secretario General, Johnny Ordosgoitia, admitió que actualmente en Cartagena “la institucionalidad (…) se encuentra con matricula condicional frente a la ciudadanía” por lo que “nuestros esfuerzos se deben centrar única y exclusivamente en generar confianza dentro de cada habitante, a través de la ejecución eficiente de proyectos y políticas públicas a favor del desarrollo equitativo de la ciudad“.

Sobre las noticias publicadas por diferentes medios de comunicación que “no han sido las mejores frente al universo sagrado que forma e integra nuestra Administración pública“, el funcionario manifestó que “más que flagelarnos por lo que no se hizo, o se hizo mal“, de lo cual “se encargará la justicia por medio de los entes competentes, debemos dejar de ser actores pasivos y asumir estrategias concretas para evitar caer en los mismos errores e implementar la política como debe ser” (leer discurso completo de Johanny Ordosgoitia; clausura del último periodo de sesiones ordinarias del 2017).

Contexto:

 

1 Comment

  1. Porfirio Herrera dice:

    Pues no se puede esperar otra cosa los concejales de Cartagena unidos a las fuerzas financistas de esta mi querida ciudad cómo nos muestran los tribunales de justicia en la actualidad, se apropian salvajemente de los recursos de los niños, enfermos y ancianos en extremada pobreza y cualquier pecador parroquiano o político lo ignora y desconoce; no esperando menos de la gente digna residente en Cartagena. Para el próximo debate Los cartageneros tenemos la oportunidad de cobrar por ventanilla su indigno proceder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial