Gracias, procurador

Por Rafael Vergara Navarro *

Los intereses activan que algunos se quejen o indignen porque entes o medios nacionales intervienen o critican lo que pasa en Cartagena.

Es sano ver a la ciudad como bosque completo con su diversidad arbórea y especies afectadas, evidenciar conductas activas u omisivas, y la histórica impunidad que acumula deuda social y ganancias de grupos de interés o individuales.

Por eso valoro el informe de Mauricio Gómez en CM& y las acciones de la Procuraduría General de la Nación y la Fiscalía, que, al procesar y judicializarla ineficiencia y el clientelismo delictivo, condujeron a la renuncia del alcalde, activaron la represión a las construcciones ilegales y renovaron la esperanza.

En ese espejo se reflejan confrontación, conformismos, silencios cómplices o voces débiles por cooptación o miedo a los poderosos, actores legales o ilegales, formales o informales causa de las múltiples infamias que padecemos.

Como reacción, el procurador Ambiental, Gilberto Blanco, a finales de octubre presentó una Acción Popular en que pide que las diferentes entidades responsables cumplan en acción coordinada y eficacia en la descontaminación de la Bahía.

Siglos de abusos y desde los 70 con la condena de recibir parte de las aguas residuales, las industriales acumuladas con los sedimentos del canal del Dique, y la incapacidad en el tiempo para mitigar los daños, condujo a que la Procuraduría solicitara respuestas al Minambiente, Cardique, EPA y las autoridades territoriales de Cartagena,  sobre cuál será su proceder para proteger la bahía de manera inmediata.

Redcam en la última medición ratificó lo comprobado por el informe Basic sobre la alta afluencia contaminante en el Canal, y además de mercurio, cadmio y plomo, con la presencia de amonio, concentración de hidrocarburos, residuos y olores por el transporte marítimo y portuario, requiriendo un manejo ambiental especial, mayor control y vigilancia.

Las palabras del procurador son contundentes: estamos “a punto de poner este cuerpo de agua al final de su existencia y convertirlo en un cementerio acuático de contaminantes ambientales”.

La ambición y ganancia desmedida de los negocios que contaminan y no son sancionados ni reparan los daños, tiene que cesar y obligarlos a contribuir en el saneamiento del cuerpo de agua.

Es inaplazable que Minambiente realice el estudio de la capacidad de carga de la Bahía, el plan de ordenamiento costero y proteja su sobreviviente riqueza natural: el arrecife coralino Varadero

La desigualdad con que los ciudadanos enfrentábamos el (des)propósito de sectores del Estado y portuarios buscando dragar los corales heroicos quedó atrás. La Procuraduría asumió misionalmente su defensa. Con comunicaciones a Parques Nacionales, ANLA, Cardique, DIMAR, la Financiera Nacional e Invemar dinamizó y equilibró la reflexión y responsabilidad nacional.

Invemar respondió reconociendo lo que se requiere para cumplir la formalidad yse incluya el arrecife en el listado de áreas coralinas de Colombia. Dice: “el Instituto elaboró una propuesta de proyecto de investigación que pretende desarrollar una evaluación de la línea de base de biodiversidad del arrecife coralino de Varadero”.

Está abierta la puerta para que los estudios oficiales comprueben lo que ya saben. Las imágenes con valoración científica lo confirman. Debe cesar ya la amenaza de asesinar corales y afectar la  hidrodinámica de la Bahía al romper 300 mts del arrecife y dragar a 17 de profundidad.

Tiempo y racionalidad. Ante la evidencia ANLA debe derogar la resolución que autorizó el estudio de Impacto Ambiental porque su objeto es inconstitucional e ilícito.

* Abogado, ambientalista y gestor de Paz.

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial