Corrupción, autorregulación y arbitraje, palabras claves en Congreso de Derecho

Al término del II Congreso Internacional de Derecho Empresarial, Contable y de los Negocios que durante dos días se realizó en la Ciudad Heroica por iniciativa de la Cámara de Comercio de Cartagena, tres de las palabras que -por repetitivas durante los paneles, conferencias y conversatorios – continuaron resonando en el pensamiento de los participantes fueron corrupción, autorregulación y arbitraje.

Y lo fueron, sobre todo, porque gran parte de la agenda académica sirvió para propiciar una profunda reflexión sobre el impacto de las mismas. Durante el segundo día del Congreso, por ejemplo, la directora de la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial, Adriana Polanía, advirtió sobre los grandes retos del arbitraje como un servicio en la solución de distintos procesos de carácter internacional; el árbitro internacional y docente universitario Fabricio Mantilla manifestó que la palabra corrupción posee un doble enfoque, relacionados con un uso general y un uso jurídico, y señaló que “el interés mediático y la popularización del lenguaje han asociado el término jurídico de corrupción únicamente a los casos de sobornos”; el presidente del Capítulo Colombia de ACFE (Asociation of Certified Fraud Examires), Jorge Andrés Ropero Lizcano, habló de la alarmante situación del fraude en las empresas, y apoyado por cifras de Trasparencia Internacional resaltó que Colombia ocupa una calificación de 37 puntos sobre 100, a nivel mundial, en indicadores de percepción de fraudes empresariales, siendo los delitos más detectados el hurto, el delito cibernético, el soborno y la corrupción; y el magistrado del Consejo de Estado Óscar Darío Amaya disertó sobre la sostenibilidad ambiental empresarial, destacando la importancia de la alianza entre las empresas privadas y el Estado con el fin de hacer frente a las consecuencias del cambio climático.

Con respecto al fraude, uno de los temas más analizados durante el evento, se propusieron varios caminos, entre ellos la detección del delito mediante denuncias, asegurando la confidencialidad, la posibilidad del anonimato y el compromiso de no permitir eventuales represalias; la auditoría interna, considerando que el auditor interno debe velar por descubrir los hechos punibles; y las revisiones gerenciales, teniendo en cuenta que es a los directivos de las empresas a quienes más les cabe la responsabilidad de velar porque no se cometa ningún tipo de irregularidad.

 

Para el árbitro y docente Fabricio Mantilla, en el caso de que un árbitro deba juzgar un caso de corrupción en contratación pública o privada, como cohecho, concusión, prevaricato, o interés indebido en celebración de contratos, entre otros, debe diferenciar un ‘contrato para la corrupción’ es decir, usado para influir indebidamente de los ‘contratos por corrupción’, los cuales no se emplean para sobornar pero en cuyo marco algunos funcionarios reciben, prometen o entregan dádivas o prebendas.

Pero aún desde el primer día del II Congreso Internacional de Derecho Empresarial, Contable y de los Negocios, los conceptos de corrupción, sutorregulación y arbitraje, y además la palabra innovación, en sus distintas acepciones, resonaron en el auditorio del Hotel Estelar, donde se llevó a cabo el concurrido evento.

Desde su instalación por parte del empresario Juan Chaljub Chaljub, miembro de la junta directiva de la Cámara de Comercio y presidente del Comité Asesor y Disciplinario del Centro de Arbitraje y conciliación de la entidad, así como de su presidenta ejecutiva, María Claudia Páez Mallarino, se resaltó la importancia de mantener un régimen ético que ilumine la labor de los profesionales de las distintas áreas, con el fin de contribuir al sostenimiento de sus empresas erradicando la corrupción. “Es nuestro deber como empresarios y ciudadanos afrontar la realidad con entereza, aprender de los errores y enseñar con el ejemplo a las nuevas generaciones lo que no se debe repetir para evitar la situación grave de la ciudad”, señaló Páez Mallarino durante su discurso de instalación.

Contexto:

 

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial