Mientras en Turbaco la comunidad pide obras, numerosos desadaptados les causan daños

Que algunas veces, durante una legítima protesta ciudadana, como las que se dan en los departamentos del norte del país por el pésimo servicio que presta Electricaribe, se quemen llantas y ramas secas y sin que nadie lo pretenda se ocasionen daños a las vías asfaltadas, es algo que suele suceder, y los primeros en lamentarlo, por lo general, son los propios manifestantes, ya que son los directos perjudicados.

Pero que, sin ninguna justificación, unos vándalos dañen las placas de concreto recién fundidas en una vía que se construye en indudable beneficio de la comunidad, quiten los rieles y hurten los equipos trabajo con el mero propósito de perjudicar a toda una población, es algo que -definitivamente – jamás podrá entenderse.

Y ello, de manera lamentable, es lo que vienen ocurriendo en el municipio de Turbaco, donde se adelantan las obras de construcción de 29.2 kilómetros de vías en concreto rígido, y varios desadaptados vienen dañando las placas y, últimamente, hasta amenazando con armas blancas y de fuego a obreros e ingenieros contratistas.

Antonio Víctor Alcalá Puello

“Yo invito a mis coterráneos a que demuestren su cultura ciudadana y cuiden las obras que se están realizando, que son para el bienestar de todos”, expresó el alcalde de Turbaco, Antonio Víctor Alcalá Puello, visiblemente preocupado por los graves hechos. “Debemos tener más conciencia porque no está bien que se irrespeten los avisos que se colocan cuando se funden las placas de pavimento para dañar las placas de concreto”, señaló, tras recalcar que “este es el único municipio donde se realiza una obra de esta envergadura, que interconecta a todos los sectores del poblado”.

El burgomaestre pidió también que se espere el tiempo necesario para darle uso a las vías pavimentadas. “En ocasiones, la gente quita las vallas para pasar; estamos haciendo un trabajo en las comunidades para que cuiden esta obra y no permitan el parqueo indiscriminado de vehículos”, dijo.

Por su parte, Marcos Baquero, el director de la obra, precisó que hasta ayer los vándalos se habían dedicado a dañar las placas de concreto, “pero lo que ocurrió ayer no tiene nombre, pues unos pandilleros llegaron al medio día con armas de fuego de tipo artesanal y armas blancas en forma intimidante, lo que obligó a los trabajadores a refugiarse en una casa. Pero todo no quedó allí, pues siguieron disparando hasta que llegó la Policía”.

En efecto, en diálogo con vecinos del lugar donde ocurrieron los hechos, se pudo determinar que individuos desconocidos llegaron haciendo disparos al aire y amedrentando a los obreros e ingenieros de la firma AGM Desarrollos SAS, encargada de la obra. Se dijo, incluso, que varios de los atacantes, al parecer pandilleros, hurtaron varios rieles y otros elementos necesarios para la construcción de la vía.

Baquero señaló que en otra oportunidad, al parecer el mismo grupo de individuos, llegó a un sector cercano a la Troncal y también hurtó unos rieles y equipos. “Es una situación preocupante porque estamos haciendo una obra para el beneficio de la población entera, y la verdad es que esto afecta el cronograma establecido porque limitan el avance”.

De acuerdo con lo que se pudo establecer, los contratistas ya instauraron las correspondientes denuncias para que las autoridades capturen a quienes atenten contra la infraestructura vial del municipio.

El problema, más grave aún

Pero el problema que enfrentan tanto la firma AGM Desarrollos SAS como las autoridades de Turbaco no es solo el que representan las personas que, de vez en cuando, llegan a los lugares donde se adelanta la obra para expresar un supuesto descontento social y, en todo caso, a causar daño sin justificación alguna.

Lo más grave es que, diariamente, personas del común, a pie o en vehículos de diversa naturaleza, particulamente motocicletas, transitan por encima de las placas recién fundidas, causando incalculables daños.

Según Marcos Baquero, en los últimos meses en el barrio La Cruz, Plan Parejo, Fátima y la Vía Coloncito han sido dañadas por inescrupulosos más de 40 placas. “Pasan motos y caminan sobre el pavimento sin secar; nosotros colocamos un plástico para proteger las placas de la lluvia, pero estas personas no respetan y pasan sus motos”, señaló.

“Hay personas que no tienen conciencia de que estos son bienes públicos y que estamos realizando ubas obras para el bienestar de todos. Es doloroso que estén dañando las vías de esta manera. Por eso hemos pedido a la Policía Nacional que garantice que se realicen las obras. Ya denunciamos un caso en el sector de Fátima donde unas personas atacaron a obreros de la firma contratista. Ese caso es investigado por las autoridades”, agregó Baquero.

NOTAS RELACIONADAS:

Comments are closed.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial