Supernotariado llegó con una maleta de hallazgos y se fue con tres de denuncias

El superintendente de Notariado y Registro, Jairo Alonso Mesa Guerra, llegó a Cartagena con un maletín cargado de hallazgos de 19 casos concretos de edificios construidos con licencias falsas y 35 más que presuntamente también son fraudulentos, los cuales -personalmente – puso en conocimiento del alcalde (e) de Cartagena, Sergio Londoño Zurek, durante una reunión en la Casa del Marqués de Valdehoyos, sede alterna en Cartagena de la Cancillería colombiana.

El superintendente le entregó al mandatario interino material probatorio contra los constructores ilegales así como otros documentos con los que se podrían iniciar medidas administrativas contra los funcionarios del Distrito y de la Nación que, presuntamente, facilitaron la expedición y autorización de licencias falsas.

De acuerdo con lo que Mesa Guerra le informó a varios medios de comunicación minutos antes de su encuentro con los funcionarios distritales, su propósito es que ahora, con las pruebas en su poder, el alcalde de Cartagena tome las decisiones correspondientes.

Entre los casos que deberá estudiar en detalle ahora la Alcaldía de la Ciudad Heroica por intermedio de la Secretaría de Planeación del Distrito y la Oficina Administrativa de Control Urbano (cuyos titulares: Leopoldo Villadiego Coneo y Héctor Anaya Pérez, respectivamente, participaron en la reunión con Mesa Guerra), figuran catorce relacionados con los mismos propietarios del edificio Portales de Blas de Lezo II: el mismo que el pasado 27 de abril se desplomó en Cartagena dejando un saldo de 21 obreros muertos y 22 heridos.

Las otras actuaciones

“Traigo muchas pruebas sobre licencias falsas de construcción”: Jairo Mesa

En sus declaraciones a los periodistas locales, el supernotariado informó que los expedientes con pruebas de las construcciones ilegales fueron remitidos oportunamente a la Fiscalía General de la Nación, por lo que será este ente de control el que determine quiénes son los funcionarios -del Distrito, de las Notarías, de las Curadurías y de la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos – “que permitieron que estos trámites irregulares evolucionaran”.

“También vamos a iniciar actuaciones administrativas en las Oficinas de Registro de Instrumentos Públicos. Hay 19 edificios en los que los estudios de Supernotariado pudieron demostrar que las licencias son falsas. Asimismo, se están estudiando unas 35 nuevas matrículas porque presuntamente también son fraudulentas”, informó Mesa Guerra en una improvisada rueda de prensa, tras lo cual advirtió que “los notarios que hayan permitido el paso de licencias falsas serán denunciados y se les iniciará un proceso disciplinario”.

Para el caso de las Curadurías Urbanas, el superintendente señaló que está indagando si algunos de sus funcionarios se prestaron o no para respaldar las falsas licencias. “Traigo muchas pruebas sobre las licencias falsas de construcción”, reiteró; “sobre las declaraciones de mejoras y construcciones en terreno propio, que también son falsas. La idea de entregárselas a la Alcaldía es para que se tomen las decisiones correspondientes y ver qué pasa con estos edificios; con la Oficina de Registro vamos a iniciar las actuaciones administrativas que correspondan”.

Llegó con una y se fue con tres

El veedor ciudadano Reynaldo Tovar y el supernotariado Jairo Mesa

Pero si el funcionario nacional llegó a Cartagena con un maletín cargado de pruebas, a Bogotá debió regresarse con tres valijas repletas de denuncias, luego de reunirse en la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos, en su sede en la Calle de Baloco, en el Centro Histórico, con varios ciudadanos que lo pusieron al tanto de decenas de casos concretos que tendrían relación con falsos registros, tradiciones fraudulentas y la eventual participación de servidores públicos bajo su vigilancia y control en el caso de las construcciones ilegales.

Entre las personas con las que se reunió Mesa Guerra para conocer detalles de sus denuncias estuvieron el expresidente del Consejo Comunitario de La Boquilla, Benjamín Luna Gómez, y el exconcejal y exalcalde de la Localidad No. Uno de Cartagena, Juan Alíes Vergara, quienes le entregaron abundante material que probaría que una amplia franja de terreno en los alrededores de la Ciénaga de la Virgen se la han literalmente robado (leer ‘Denuncian (otra) supuesta apropiación ilegal de un terreno en La Boquilla’).

De igual forma, sostuvo un encuentro con el superintendente el presidente de la Veeduría Transparencia Caribe, Reynaldo Tovar Carrasquilla, quien amplió las denuncias sobre la manera cómo servidores públicos adscritos a algunas entidades y dependencias (tanto del Distrito como de varias Notarías y una Curaduría) participan en el entramado de las construcciones ilegales (leer ‘Entramado para construir edificios sin licencia, mucho más que una trampa mortal – II’).

Contexto:
.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial