El eclipse de Cartagena

Por Víctor Gómez Cajar *

El mundo estaba expectante y Cartagena, la Ciudad Heroica, Patrimonio Cultural de la Humanidad, el Corralito de Piedra, la ciudad amada por todos, no podía ser la excepción.

Ver, en vivo y en directo, el anunciado ‘eclipse solar’, un fenómeno astronómico que sucede muy pocas veces, era algo que nadie quería perderse, y -claro está – los cartageneros también estábamos ansiosos por ver en todo su esplendor ese maravillo espectáculo.

Y para ello muchos buscamos gafas oscuras, o lentes especiales, o incluso vidrios ahumados especiales, como los que utilizan los soldadores para adelantar su labor; la idea era poder observar el fenómeno natural sin que nos produjeran daños los rayos ultrasolares.

Pero Dios, el destino, la Divina Trinidad o tal vez los ya famosos ‘Audios de Useche’ nos tenían preparado otro eclipse a Cartagena.

Sí, esos mismos audios que tienen eclipsada a la Justicia  y al alcalde Manolo Duque, al concejal Jorge Useche, a la contralora distrital Nubia Fontalvo y al primo del alcalde, José Julián Vásquez.

Y por ello, en ese sentido, busqué en algunos libros, pero unos libros de verdad, lo que era un eclipse solar, y aprendí que un “eclipse solar es la interposición de la Luna entre la Tierra y el Sol”.

Lamentablemente para los cartageneros, a falta de ese eclipse solar lo que sí ha habido en la capital de Bolívar es un ‘eclipse de capturas’, ya que la Fiscalía General de la Nación se interpuso entre Jorge Useche, José Julián Vásquez y Nuvia Fontalvo y la sombra del alcalde Manolo Duque. La sombra, digo, porque hasta el momento su voz no aparece en los audios presentados por la fiscal, y su nombre, cuando aparece, es para dejar claro que quien mandaba en la ciudad era otro.

En ese sentido, tan enrarecido y oscuro está el panorama político local que en Cartagena no se vio el cacareado eclipse Solar en toda su dimensión, pero sí otro tipo de eclipses.

Tocará esperar a que se reanuden las audiencias preliminares para saber si hay eclipse con medida de aseguramiento intramural o domiciliaria o si el juez se abstiene de dictar medida de aseguramiento alguno.

Si ocurre esto último, digo, sería un ‘eclipse mundial’.

Postdata: Como cosa rara, a los cartageneros nos robaron hasta el eclipse.

* Administrador de Empresas, estudiante de Derecho y activista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial