Tirios y troyanos, a analizar la ‘post-verdad’ en la XI Cumbre de Comunicación Política

Por Carlos Ardila González *

“Plan pistola del llamado Clan del Golfo se extendió al personal de custodia de la cárcel Ternera de Cartagena. Las amenazas tienen en alerta a la guardia dentro y fuera del centro carcelario”.

Este mensaje, acompañado de un espurio comunicado suscrito por un inexistente ‘Bloque Pasificador Costa Caribe’ (Pasificador con ‘S‘ de Suspicaz), fue viralizado en las redes sociales por centenares de individuos a pesar de que han leído que es una estupidez difundir mensajes provenientes de individuos que a pesar de haber leído que es una estupidez difundir mensajes provenientes de individuos que a pesar de haber leído que es una estupidez difundir mensajes provenientes de individuos… insisten en replicar, sin ningún rigor, toda información que les llega a sus computadores, tabletas o teléfonos inteligentes. Así, en un envolvente círculo vicioso que gira hasta el infinito, como el olvidado cuento del ‘Gallo Capón’.

Generalmente, lo que ocurre con este tipo de mensajes es que las personas que los difunden se apenan cuando alguien les hace caer en cuenta de su error.

En otros casos el daño es mayor: lo que comienza como una simple o compleja mentira, lanzada con sanos propósitos o protervos fines, se convierte finalmente en una ‘verdad’ que terminan defendiendo a capa y espada millares de personas, como sucedió recientemente en Colombia en torno al plebiscito por la paz.

Y en otros, como acaba de ocurrir en Cartagena justamente con el mencionado mensaje-basura, las consecuencias pueden ser que algún funcionario pierda su empleo.

En este último caso la historia es breve pero ejemplarizante: al director de la Cárcel de San Diego, Ramiro Cuadro García, le informaron que a través de las redes se venía diciendo que un grupo paramilitar había expedido un comunicado mediante el cual advertía que declaraba objeto militar a un sinnúmero de actores, entre ellos a funcionarios del Instituto Penitenciario y Carcelario -Inpec, y entre estos a los que laboran en “los sitios donde están los reclusorios de las mujeres por el mal trato con las internas”. Y él, sin verificar la autenticidad del remitido, procedió a ordenar el cierre temporal del restaurante ‘El Interno’, que funciona en la cárcel que dirige, lo cual causó el inmediato rechazo de unos influyentes medios de comunicación y más tarde del propio alcalde de Cartagena, Manolo Duque Vásquez. Este, a través de su cuenta en Twitter, anunció que ni el establecimiento sería cerrado ni Cuadro García continuaría al frente de la Cárcel. “El restaurante de la Cárcel de San Diego no será cerrado; la decisión del funcionario fue arbitraria e inmediatamente solicité su renuncia. No podemos hacerle el juego al terrorismo. #AhoraMismo con el comandante de la @PoliciaCtagena desvirtuamos amenazas contra la Cárcel de mujeres”, fue el drástico mensaje del mandatario, este sí un mensaje de verdad y no un mensaje-basura.

La ‘Post-verdad’ en la XI Cumbre Mundial de Comunicación Política

El abogado Ramiro Cuadro García, pero también los cibernautas que insisten en difundir los mensajes que reciben de personas que insisten en difundir los mensajes que reciben de personas que insisten en difundir los mensajes que reciben de personas… que sin ninguna responsabilidad lanzan al aire mensajes-basura (otra vez, como en el cuento del ‘Gallo Capón), estarán muy seguramente entre los miles de profesionales de todas las ramas del saber que se darán cita en la XI Cumbre Mundial de Comunicación Política y de Gobierno que se realizará en Cartagena los días 7,8 y 9 del próximo mes de junio, donde en uno de cuyos espacios se analizará -justamente – el fenómeno de las noticias falsas o ‘post-verdades’, como prefieren llamarlas algunos.

El saliente director de la Cárcel de San Diego, Ramiro Cuadro (tercero de izquierda a derecha), en el restaurante ‘El Interno’.

Como se sabe, la rapidez con la que episodios inventados se convierten en ‘acontecimientos’, con resultados como los de varios plebiscitos en diferentes lugares del mundo y lo sucedido en Cartagena con el director de la Cárcel de San Diego, “ha generado literalmente una explosión en la política internacional, convirtiéndose en una constante informativa con graves consecuencias en la comunidad global, y ello no podía estar al margen del gran escenario de análisis y proyecciones de la comunicación política”, como señaló uno de los promotores de la XI Cumbre.

El papel sobre noticias falsas o ‘post-verdades’, que estará a cargo de la Fundación Gabriel García Márquez para un Nuevo Periodismo Iberoamericabo -FNPI, contará con la participación de las periodistas Juanita León, directora del portal La Silla Vacía, y Camila Zuluaga, reportera de La W – Radio, y del consultor Carlos Cortés, exdirector de la Fundación para la Libertad de Prensa -FLIP, y será moderado por el presidente de la FNPI, Jaime Abello Banfi.

Para el director ejecutivo de la FNPI, Ricardo Corredor, “en el momento actual que vive el mundo de los medios, el fenómeno de las llamadas ‘noticias falsas’ tiene la mayor relevancia, sobre todo con miras a las próximas elecciones que habrá en Colombia en 2018. Nos alegra que los organizadores de la Cumbre compartan ese interés y hayan abierto un espacio en el programa, para abordarlo desde la perspectiva del Periodismo”.

* Director de Revista Metro

Leer: ‘Stalkers’ y ‘slacktivists’, dos grandes plagas en las redes.

Leer: ‘La era de los indignados’.

Contexto: 
.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial