La Alcaldía no prestará el Centro Histórico para promover la industria de la pornografía

Cuatro trinos del alcalde Manolo Duque Vásquez dejaron claro que los escenarios públicos de Cartagena no serán utilizados este año para promover la industria pornográfica.

“Cartagena es nuestra casa. No permitiremos la realización de eventos que atenten contra nuestros valores”, fue el primer mensaje del mandatario de los cartageneros cuando supo que en la ciudad se llevaría a cabo un congreso de pornografía bajo el pomposo nombre de ‘Lal Expo-Latin Ameria Adult Business Expo’.

“Ante todo el respeto al cartagenero, nuestros hijos, a la familia”, tuitearía seguidamente.

“Hay eventos que no queremos en la ciudad. Por encima de sus organizadores y clientes están nuestras familias y nuestros valores”, publicaría en su cuenta en Twitter instantes después.

Y acto seguido anunció tajantemente cuál era su decisión sobre el anunciado evento: “No tienen permiso, ni lo han tramitado para la realización de este congreso; y no los tendrán”.

“Estamos haciendo grandes esfuerzos por combatir flagelos como explotación sexual, prostitución y abuso de menores. Cartagena no es destino para la industria porno. Eventos como este no nos ayudan en esta lucha”, fue el argumento esgrimido por Duque Vásquez para explicar su decisión.

Pero el alcalde de la Ciudad Heroica no fue el único dirigente que, tras enterarse que en torno del denominado ‘Lal Expo-Latin Ameria Adult Business Expo’ había una bien montada estrategia mediática para integrar la imagen de Cartagena de Indias a la promoción de la industria porno a nivel mundial, se mostró contrario a la realización del publicitado evento.

En tono enérgico, el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, manifestó también su “rechazo al congreso de la industria pornográfica que se pretende hacer en Cartagena. Por el bienestar de la ciudad que ha cargado mucho tiempo con la problemática del turismo sexual, por el buen nombre de los ciudadanos y especialmente por la protección de los niños y adolescentes que han sido abusados sexualmente”, por lo cual se mostró dispuesto a no permitir “que este evento se realice en la capital de Bolívar”.

En declaraciones a varios medios de comunicación, el mandatario de los bolivarenses reiteró su “rechazo al encuentro que la industria pornográfica intenta realizar en Cartagena; desde el ‘Bolívar Sí Avanza’ somos coherentes con nuestra responsabilidad de proteger a los niños y adolescentes; este nuevo mercado que intenta llegar no es conveniente para la capital de Bolívar”.

No se prestarán los bienes patrimoniales para promover pornografía

Ante los argumentos de los defensores del evento porno en el sentido de que, por tratarse de un evento privado, la Alcaldía no podía prohibir su realización, el alcalde Mano Duque reiteró que “no vamos a prestar nuestro Centro Histórico, ni nuestros monumentos ni la ciudad para este tipo de industria” ya que “Cartagena debe ser reconocida por otros temas; el centro tiene un valor enorme y tenemos que protegerlo”.

El secretario del Interior y Convivencia Ciudadana, Fernando Niño Mendoza, a quien el alcalde ordenó no otorgar permiso para prestar ningún escenario público a los organizadores del anunciado evento porno, señaló que hasta ayer no se había radicado ninguna solicitud de permiso, y que en todo caso la decisión del Distrito es de no permitir ningún tivo de evento en los espacios públicos de la ciudad. “Este es un evento que va en contravía de lo que se ha establecido en el plan de seguridad y convivencia de ‘Primero la Gente’ y de las campañas de prevención a los delitos sexuales y a la explotación sexual infantil que se han diseñado, y esta clase de eventos promueven estas conductas”, expresó el funcionario.

“El alcalde no tiene facultades para prohibir estos eventos”: personero

William Matson Ospino

Con el argumento de que prohibir eventos de cualquier naturaleza “entraría a violar el derecho a la intimidad y el de libre desarrollo de la personalidad de sus asistentes y organizadores”, el personero de Cartagena, William Matson Ospino, manifestó que “el alcalde no tiene facultades para prohibir la realización del ‘Lal Expo-Latin Ameria Adult Business Expo'”.

En declaraciones a los medios de comunicación, el representante del Ministerio Público admitió que él, en lo personal, no comparte las prácticas de la industria del porno, pero advirtió que la Constitución y la Ley les permite a los ciudadanos manifestar su sexualidad de manera pública y libre.

“Tengo que expresar que no estoy de acuerdo con este tipo de eventos en nuestra ciudad, porque los considero contrarios a la moral y a las buenas costumbres, sin embargo, en Colombia existe un ordenamiento jurídico (…) que debe ser respetado por todos los servidores públicos y por los particulares, se encuentra un catálogo de derechos donde está el del libre desarrollo de la personalidad y el derecho a la intimidad”, argumentó Matson Ospino.

Reacciones en las redes

Al conocer la posición de los mandatarios distrital y departamental sobre el anunciado congreso porno, el debate sobre el tema se encendió principalmente en Facebook y Twitter, donde decenas de cibernautas se pronunciaron a favor y en contra del evento y opinaron sobre la decisión del Distrito de no prestar los escenarios públicos para el mismo.

Entre quienes cuestionan la determinación de la Alcaldía el argumento más reiterado fue que, como el año pasado se realizó un evento similar, no se entendía porqué en esta oportunidad sí fue rechazado.

Otro argumento fue que Cartagena tiene otros problemas más urgentes y, por ello, el alcalde debe enfocarse en estos y no en actividades netamente privadas.

“Alcalde, dese una pasadita por la Plaza de los Coches. Todas las noches, por falta de control de las autoridades, se realiza un congreso porno”, publicó en su cuenta en Twitter el exgerente de la Oficina de Espacio Público del Distrito, Adelfo Doria Franco.

Efectos de la pornografía, un viejo debate

De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española -DRAE, la pornografía es la “presentación abierta y cruda del sexo que busca producir excitación”; y, además, es el “espectáculo, texto o producto audiovisual que utiliza la pornografía“.

Para otros, sin embargo, conociendo la expansión de la industria del porno gracias a la magia del internet, “una definición de sentido común sería que la pornografía es ‘la literatura de la desviación sexual’. En otras palabras, es la literatura que personas enfermas mentalmente y sexualmente desajustadas gozan leyendo y observando” (hacer click).

Para quienes la pornografía es solo como la describe el DRAE, la determinación de Duque Vásquez es equivocada o al menos exagerada.

Para quienes creen que es mucho más que eso, y que sus consecuencias suelen ser negativas, sobre todo para la población infantil, lo decidido sobre el tema tanto por el gobernador de Bolívar como por el alcalde de Cartagena debe ser respaldado por la ciudadanía.

Contexto: 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial