El sueño de Eilym

Por Rudy Negrete

Dicen que en el barrio 20 de Julio de Cartagena los juegos más populares son el kitball, el escondido y el pillao. Los juegos preferidos de Eilym Paola Muñoz, una niña de 7 años de edad a la que el poder de su imaginación le ha hecho preguntarse si, a lo mejor, más allá de los sectores subalternos de la ciudad en donde vive existirá otro lugar en el que la fantasía supere la realidad.

Mi primer encuentro con Eilym fue en su casa, una vivienda muy pequeña, hecha improvisadamente con listones de madera pintados de color verde manzana, que a plena luz del día se resaltan a lo lejos con los fuertes destellos del sol. Dentro, en su vivienda, se ven por todos lados peines, ganchos, utensilios de cocina y vasos plásticos de colores fosforescentes que saltan a la vista. Pensaría que el objeto que más se resalta es un colchón puesto sobre el suelo que ocupa casi todo el espacio de la pequeña vivienda, pero no. Lo que más atrapó mi atención fue una fotografía de Eilym de cuando era más niña, con su sonrisa triunfadora, invicta; lo que me hace deducir que la felicidad es su estado natural.

En la parte superior de su casa se ve un techo de zinc que puede ser endeble frente a la caótica fuerza de las lluvias del Caribe. Afuera, en la entrada, las ropas están abiertas y sostenidas en cables mientras se secan al calor severo del sol. No hay baño alguno; el lugar para bañarse es la parte posterior de su casa, a la intemperie. En la entrada de su casa se encuentra un imponente árbol de almendra que les provee de sombra y descanso. Esta es la morada donde habita Eilym, un lugar que no provee lo necesario pero que tampoco la hace claudicar en su decidido empeño de ser una niña feliz y soñadora.

Eilym es una niña esbelta, trigueña, pero sobre todo enérgica, de unos intensos ojos color cafés, muy expresivos, que por momentos se adelantan a lo que sus palabras intentan decir. Pero lo más sorprendente en ella es su inteligencia, la forma en la que se dirige al mundo: con dominio, con seguridad. Su voz fuerte y decidida contrasta con la prudencia de su madre, que no hace más que reír ante las expresiones resueltas de su hija.

Y es que la vida de Eilym, como la de muchos niños de Bolívar, transcurre en este barrio popular, en medio del juego y la diversión como una forma de escapar a las desventuras de la realidad cotidiana. Por ejemplo, como cuando las lluvias entran a su casa como un fuerte torrente que hace perder todas sus pertenencias. Esos son sus días más difíciles.

Pero esta vez ella se amarra los cordones rosados de sus zapatos con una rapidez sorprendente. Superior a cuando se alista para jugar con sus amigos de los barrios Villas de la Candelaria, Henequén, Sucre y 20 de Julio.

La niña no sabía que en su ciudad existía un lugar llamado Parque Espíritu del Manglar y mucho menos que recorrerlo era totalmente gratuito. Mientras se termina de vestir no deja de expresar la gran expectativa que le produce ir a descubrir ese gran parque, el ecoparque más grande del Caribe colombiano.

Su madre nos permitió que la acompañáramos a ese maravillo lugar de encuentro que su hija quería conocer. Desde el primer momento en que Eilym ingresó al parque su mirada no dejaba de recorrer los atractivos de ese magnífico lugar. Estando dentro se dirigió de inmediato a la gran Ludoteca, donde pudo pintar y descubrir la magia de los cuentos infantiles. Luego se fue a disfrutar el recién inaugurado Play House. Pero lo que más disfrutó Eilym fue aprender a decorar cupcakes, para lo cual demostró una destreza sorprendente. También se maravilló por las presentaciones dirigidas por Alexito, el payaso de la Felicidad del ‘Bolívar Sí Avanza’. La sonrisa en su rostro sorpresivo no se detuvo ni un solo instante.

Eilym pasó una tarde única e inolvidable durante la celebración del Día de la Niñez. Mientras Eilym jugaba, llegó a saludarla, tal vez atraido por su espontaneidad, el gobernador de Bolívar Dumek Turbay Paz. Al verlo llegar y seguramente reconocerlo, la pequeña se le colgó en el cuello, visiblemente emocionada. Sin duda, ambos lo estaban. La modesta niña y el gobernador se dieron un abrazo de esos que conquistan la eternidad.

Turbay Paz manifestó que la celebración de este Día de la Niñez representó para él una de las experiencias más gratificantes de su gobierno, entre otras cosas porque pudo ver de cerca la felicidad que le produjo a Eilym conocer este gran parque. Y agregó que su mayor deseo como gobernante es el de brindar cada vez mejores condiciones de protección y bienestar a la niñez de Bolívar, por lo que considera que las visitas de los niños al parque Espíritu del Manglar es una de tantas iniciativas que deben promoverse con decisión.

“Yo tenía el sueño de conocerlo y de vivir un Día de la Niñez como el de hoy; muchas gracias”, fueron las palabras de la niña. Ella lo invitó a su casa, el gobernador aceptó y le dio la seguridad que iría esta misma semana. Eilym le dijo -con palabras que reflejaban su madurez – que lo esperaría con un delicioso arroz con pollo, ensalada de aguacate y un vaso de agua de panela. Seguidamente Turbay le preguntó qué quería que le llevara de regalo y ella respondió sin pensarlo: “¡unos patines!”

“Te voy a llevar unos patines y un televisor; espérame pronto”, le aseguró él.

 

Contexto:

– La niñez se toma la Gobernación de Bolívar

– Con diferentes eventos, en Cartagena se celebra el Día Internacional del Teatro

– Hoy jueves, la Orquesta Sinfónica de Bolívar inicia su temporada de conciertos

– Con broche de oro se cerró en Magangué la ‘Gira por Bolívar’ del #CartagenaFest2017

– Desde hoy y hasta el 16 de enero, Cartagena en modo Festival Internacional de Música

– Así se vendrá el Hay Festival Cartagena – 2017

– Con diversos actos, Cartagena y Bolívar celebran el ‘Día del Músico’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial