Continúan los desalojos a usurpadores del espacio público, esta vez en la isla de Barú

.

El propio alcalde de Cartagena, Manolo Duque Vásquez, realizó la tajante advertencia a través de las redes sociales: “No vamos a permitir más invasiones como la de Playa Blanca”, publicó en su cuenta en Twitter; “los bienes de uso público no pueden ser utilizados por particulares para sus construcciones”, recalcó.

Se refería el mandatario de los cartageneros a un operativo de restitución de espacio público adelantado en Playa Blanca, en la isla de Barú, liderado por la alcaldesa encargada de la Localidad Histórica y del Caribe Norte, Yolanda Wong Baldiris y el respaldo de agentes de la Policía Metropolitana, una brigada del Escuadrón Móvil Antidisturbios -Esmad – y de varios funcionarios, entre estos la secretaria de Planeación, Luz Elena Paternina Mora, y el jefe de la Oficina de Control Urbano, Olimpo Vergara Vergara.

En lugar de los hechos se hizo presente -asimismo – el director de la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique -Cardique, Olaff Puello Castillo.

De acuerdo con fuentes del Ejecutivo distrital, durante el operativo se desmontó la estructura de lo que al parecer iba ser utilizado como cabaña: una construcción que no cumplía las normas correspondientes y que se erigía sobre un bien público.

Según las mismas fuentes, la propia alcaldesa encargada, la abogada Wong Baldiris, atendiendo lo dispuesto sobre la materia en el nuevo Código de Policía, presidió una audiencia verbal en la que intervinó además quien se presentó como responsable de la construcción: Andrés Hernández Medrano, “nacido y criado aquí en la isla de Barú”, con “más de 30 años de estar en este sitio” y de estar “pagando mis impuestos”, como le aseguró a la funcionaria cuando se le preguntó por sus datos personales.

“Tenía una rancha que se me estaba cayendo y estoy modificándola, conforme lo hace todo el mundo aquí”, justificó el levantamiento de las nuevas estructuras.

Hernández Medrano admitió tener claro que la obra se adelantaba en espacio público, pero expresó que no es, ni mucho menos, el único caso, “y si hay Ley para mí debe haberla para todos”.

La acción de desalojo, “ordenada por el propio alcalde Manolo Duque sobre todo bien construido o que se pretenda construir sobre el espacio público, principalmente si causan afectaciones sobre el ecosistema circundante atentando contra la biodiversidad”, como señaló un funcionario de la Oficina de Control Urbano de la Alcaldía, se adelantó luego de que a los constructores del supuesto quiosco los requieran en varias oportunidades para que ellos mismos procedieran al desmonte.

“Este es apenas el inicio de una estrategia que tenemos para recuperar Playa Blanca en todo el sentido”, declaró sobre este operativo el alcalde Manolo Duque.

 

.

CONTEXTO:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial