Microhistoria de la Plaza de los Estudiantes

 

Por Alberto Abello Vives

(VERSIÓN ORAL)

En la década de los 80s viví en la Calle de la Universidad y al finalizar la década me vinculé (año 89) a la UdeC. Puedo contar entonces algo de historia de la Plaza.

En esa década el espacio estaba a nivel de calle y era ocupado por autos y motocicletas. Era como el parqueadero de la UdeC.

Internamente, desde la Rectoría (al frente de la misma se encontraba Beatriz Bechara de Borge) iniciamos un movimiento por recuperar la plaza y la calle misma. La rectora dispuso que yo ayudara a coordinar el proyecto, cuyos primeros borradores fueron hechos con el arquitecto Germán Bustamante Patrón, quien estaba en la Escuela Taller Cartagena de Indias.

La idea cogió fuerza y la Asociación de Egresados de la UdeC, liderada por el doctor Antenor Barboza Avendaño, asumió su liderazgo y buscó financiación. El ingeniero Álvaro Cubas Montes, decano de la facultad de Ingeniería, hizo los primeros diseños de Ingeniería.

Vinculamos tanto la Calle del Tejadillo como la Calle de la Universidad, y el proyecto contó con el apoyo del Colegio La Esperanza y su rector, Antonio María de Irisarri.

Como parte del apoyo brindado al proyecto en todo momento, las directivas de la UdeC tomaron la decisión de trasladar a la plaza la pieza de mármol que estaba en el patio central.

Finalmente, la misma Escuela Taller participó en la recuperación de la plaza, que fue inaugurada posteriormente durante otra administración universitaria. El diseño que tenía cuando se inauguró no fue el actual, pues luego hubo un rediseño de plazas y esta fue cambiada.

Siempre se supo que era La Plaza de los Estudiantes, y que su gestión se le debe a la Universidad de Cartagena. Por ello creo que, además de los estudiantes, sobre la ocupación que ahora se pretende por parte de unos particulares deberían pronunciarse el rector y sus directivas.

Si esto está pasando con la microhistoria, relativamente reciente, de la ciudad, ¿se pueden imaginar lo que hacen con nuestro patrimonio los mercaderes iletrados que vienen a vender hasta el mar como en El Otoño del Patriarca?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial