Denuncias por presunto fraude divide a líderes de ‘Cartagena Confirma’

ronald-neil-andres

El presunto intento de fraude que habría cometido un contratista de Corvivienda para acceder a un subsidio de vivienda de interés social, denunciado a varios medios de comunicación locales y nacionales por el expersonero Neil Fortich Rodelo, trajo como inmediata consecuencia una división entre este y su hermano Ronald Fortich Rodelo, quien es concejal de Cartagena en representación del movimiento significativo de ciudadanos ‘Cartagena Confirmas’, y entre este último y el excandidato a la Alcaldía Andrés Betancourt González, a quien ambos hermanos respaldaron durante la pasada campaña electoral.

Una vez se conoció que Neil Fortich había cuestionado duramente que el jefe de prensa de la entidad estatal, que devenga unos honorarios de $4 millones 200 mil mensuales, se haya inscrito y haya resultado beneficiario en un programa (de Vivienda de Interés Social -VIS) que tiene “como finalidad atender de manera especial a sectores de la población que, por su condición de pobreza, vulnerabilidad y estado de debilidad manifiesta, no tienen posibilidades de acceder a una vivienda digna”, su hermano Ronald Fortich declaró en una sesión del Concejo que, tras realizar “un estudio minucioso del proyecto”, está en condiciones de calificarlo como “uno de los proyectos más serios y transparentes que ha podido ver durante mi carrera política”.

Mientras el primero de los hermanos Fortich es del criterio de que al “periodista Carlos Figueroa Díaz, quien tuvo la ‘suerte’ de ser uno de los beneficiarios de ‘Casa Pa’ Mi Gente’, dada su situación económica no debió permitírsele inscribirse, ni mucho menos clasificar para ninguna de las modalidades que ofertó Corvivienda” en el programa ‘Casa Pa’ Mi Gente’, el segundo considera que es su deber “manifestar mi total respaldo a este importante proyecto, porque considero que se le ha dado la oportunidad a toda la población en general, dentro de los que se encuentra las personas en condición de discapacidad y los periodistas”.

Neil Fortich cuestiona que Figueroa haya intentado siquiera acceder a un subsidio que por Ley está orientado a la población realmente necesitada, a pesar de haber sido “jefe de prensa de las administraciones de Campo Elías Terán y Carlos Otero, devengando uno de los salarios más altos en el Distrito, y actualmente es el jefe de prensa de Corvivienda, donde recibe honorarios mensuales de $4 millones 200 mil; y además (…) recibe ingresos adicionales por su trabajo en un programa radial y por visibilizar el trabajo de servidores públicos y por concepto de propaganda en un portal de Internet, situación que me permite afirmar que sus ingresos mensuales superan los $7 millones” (leer declaraciones completas).

Ronald Fortich, por su parte, defiende que tanto periodistas como camarógrafos puedan acceder a los subsidios de Corvivienda, ya que, según dijo, estos “son muy mal pagos en Cartagena y deben migrar a ciudades como Bogotá donde encuentran mejores oportunidades salariales. En ese sentido”, manifestó, “considero que el gremio de periodistas merece también la oportunidad de estos subsidios para obtener su casa propia” (ver video).

Poco antes de las declaraciones del concejal Fortich, el gerente de Corvivienda, William García Tirado, había dicho que finalmente a su coordinador de prensa se le había negado el subsidio luego de comprobarse que tiene mayores ingresos que los estipulados para el grupo al cual había optado, que es de máximo cuatro salarios mínimos mensuales. “Carlos Figueroa está en la lista de los negados por nosotros, al igual que otros tantos, ya que se pudo comprobar que tienen ingresos mayores“, señaló el funcionario. De acuerdo con García Tirado, “creímos en la buena fe de todas las 121 mil personas inscritas”. En declaraciones a este portal, García reveló que, además de Figueroa, a otras 20 personas, aproximadamente, también se les negó el subsidio “porque no fueron 100% sinceros al momento de darnos la información, es decir, colocaron información que no correspondía a la realidad” (leer declaraciones completas).

Sobre las declaraciones del concejal del movimiento ‘Cartagena Confirmas’, Neil Fortich señaló que “las respeto pero de ninguna manera las comparto, ya que son contrarias a lo manifestado por el propio gerente de Corvivienda, el doctor William García, y a mi investigación. Además, si el proceso según él es el mejor que ha conocido durante su carrera política, ¿qué sentido tiene que el Concejo adelante un debate de control político en el caso de ‘Casa Pa’ Mi Gente’?”.

“El criterio del cabildante es diametralmente opuesto al de nuestro movimiento”: Andrés Betancourt

Pero las declaraciones del concejal Ronald Fortich no solo lo han distanciado -al menos conceptualmente – con su hermano Neil. También en Andrés Betancourt, quien es considerado el líder del grupo que en las elecciones de octubre pasado inscribió candidatos tanto a la Alcaldía como al Concejo y a las tres Juntas Administradoras Locales, produjeron unas duras reacciones.

tres

Ronald Fortich Rodelo, Andrés Betancourt González y Neil Fortich Rodelo

Una vez supo que el concejal de ‘Cartagena Confirmas’ había desestimado las graves denuncias sobre un supuesto intento de fraude en Corvivienda, reconocido incluso por el propio gerente de la entidad, Betancourt publicó en su cuenta en Twitter que “el criterio del cabildante es diametralmente opuesto al de nuestro movimiento”. El concejal Fortich, tuiteó también el excandidato a la Alcaldía, “se ha caracterizado por actuar sin convergencia ni coherencia ideológica con mis convicciones, y lo demuestra la falta de control político” en lo que va del presente año.

Cuando la abogada y defensora de los Derechos Humanos Angélica Ricaurte, también a través de la red social, opinó sobre el caso que a “ le toca escoger mejor a quienes actúan bajo el nombre y aval de un movimiento político”, el dirigente respondió que “en la política, como en el amor, por mucho que selecciones con criterio habrá un amplio margen de error que se le endilga a la suerte”.

Un día antes de las declaraciones de Ronald Fortich, Betancourt había trinado a propósito de los hechos denunciados en Corvivienda: “vergonzoso que unos avivatos, sabiendo que no cumplen los requisitos, se inscriban para quitar espacio a los necesitados”.

Presentada la primera queja

queja-neilEn la tarde de ayer, Neil Fortich radicó una queja en el despacho de la procuradora Provincial de Cartagena Carolina Berrío Pinedo, con base -entre otros – al hecho de que el propio gerente de Corvivienda, William García, había señalado que “varias personas aportaron información falsa” para optar a unos subsidios, “hecho configurativo de delito y de falta disciplinaria de acuerdo con la calidad del agente”, según señaló el quejoso.

Al parecer, la queja de Fortich no será la única que será presentada por el mismo hecho. De acuerdo con fuentes de la corporación ‘El Ojo que Grita’, el director del colectivo citó a una reunión extraordinaria para este martes con el fin de decidir qué acciones implementar ante lo que consideran una grave irregularidad, la cual afortunadamente no llegó a configurar un detrimento al erario pero sí se puede tipificar como un intento de fraude.

NOTAS RELACIONADAS:

– Expersonero denuncia presuntas irregularidades en ‘Casa Pa’ Mi Gente’

Corvivienda sortea hoy 980 viviendas de interés social en el Coliseo de Combate

– Se superaron las expectativas en la Feria ‘Casa Pa’ Mi Gente’

– Corvivienda también le aporta a la Paz con la entrega de 980 viviendas a víctimas de la violencia

– Corvivienda convoca a destechados a la ‘Feria de Vivienda Casa pa’ mi gente’

– $5.989 mil millones para el desarrollo de dos barrios de Cartagena

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial