La Mojana, tierra de agua

danilo-contrerasPor Danilo Contreras Guzmán *

El primer paso para solucionar un problema es hacerlo visible, de modo que la discusión sobre causas, características y salidas se realice abiertamente.

No dudo que esa ha sido la intención del evento ‘Magangué, Capital de los Ríos’ realizado el 2 de noviembre bajo el auspicio de la Gobernación de Bolívar y Foros Semana, entre otros. Allí estuvieron los gobernadores de Atlántico, Sucre, Antioquia y Bolívar para debatir con autoridades nacionales, empresarios y sociedad civil el futuro de La Mojana.

Tiene gran significado que el evento se haya realizado en Magangué, cuya historia reciente está llena de zonas grises que no es del caso tratar aquí. El dialogo entre su alcalde y el gobernador Turbay parece alentar el futuro.

Para ofrecer una noción de la región no puedo escapar a la tentación de citar al legendario Fals Borda que escribió: “Los pobladores de La Mojana dominan una cultura anfibia sometida tanto a los vaivenes de las crecientes de los ríos como a sus sequías. Saben defenderse en tierra y agua, pues desde tiempos precolombinos han combinado labores agrícolas, pecuarias y selváticas con la fluvial y pesquera en el mismo hábitat”.

Los foristas coincidieron en que se cuenta con diagnósticos suficientes para arrancar de la pobreza a la población de ese territorio exuberante y rico en posibilidades agropecuarias y emprendimientos logísticos. Tienen razón, en 77 una Misión Holandesa recomendó construir carreteras, adecuar e interconectar caños y ríos para comunicar la zona y solucionar la navegabilidad. Corpoica construyó el Plan Mojana en convenio con INAT (1998) para caracterizar la agro producción, todo lo cual sirvió para un plan general de desarrollo para la subregión.

El foro dejo claridades, temas por concretar y dudas. Clara la voluntad de los gobernantes dispuestos a aportar recursos para contribuir a soluciones reales en vías, proyectos agropecuarios, logísticos y turísticos que se sumarian a los $840 mil millones que invierte el Fondo de Adaptación en protección contra inundaciones, colegios, hospitales, viviendas y el puente Yatí – Bodega que comunicará a Mompox con el resto del país.

Por concretar fórmulas de integración. Turbay Paz sugirió una Región Administrativa de Planeación (Ley 1454 de 2011) que permite asociar entidades para la gestión del desarrollo económico y social. Por su parte, Verano De La Rosa insistió en crear una corporación que ayude a unir todos los esfuerzos.

Se habló de proyectos de soluciones a la navegación fluvial y agrologísticas para arroz, maíz y productos pecuarios, pero poco sobre la concentración de la tierra (75% de los predios mayores de 100 hectáreas pertenecen al 12.6% de los propietarios – Banrepública) y apoyo a la agricultura familiar. Magangué acaba de suscribir un convenio con Banagrario para ofrecer crédito a pequeños productores, pero falta ver qué hacer por los campesinos de Achí y San Jacinto del Cauca que sufren los estragos cíclicos de diluvios centenarios.

 

* Abogado especialista en Derecho Administrativo y candidato a Maestría en Derecho con énfasis en Derecho Público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial