Adechine apela fallo de 1a. instancia que le impediría ejercer cargos públicos por 10 años

zaith-adechine-docu

En fallo de primera instancia, la Procuraduría Regional de Bolívar sancionó al concejal Zaith Adechine Carrillo con destitución del cargo e inhabilidad de 10 años en el ejercicio de funciones públicas.

De acuerdo el Ministerio Público, de las pruebas aportadas por un quejoso se desprende que Adechine Carrillo se posesionó como miembro de la corporación edilicia sin tener en cuenta que, por tener una hermana ocupando el cargo de subgerente administrativa y financiera del Instituto Departamental de Deportes y Recreación de Bolívar -Iderbol, se encontraba incurso en una presunta violación del Régimen de Inhabilidades e Incompatibilidades prevista por la Ley.

Para la Procuraduría, el cabildante habría incurrido en una falta disciplinaria gravísima, a título de dolo, de acuerdo con lo establecido en el Artículo 40 de la Ley 617 de 2.000.

Una vez enterado de la decisión, Adechine contactó a sus abogados: Alberto Vélez Baena y Aseneth Suárez, con el fin de interponer los recursos correspondientes, “y de manera inmediata presentamos la debida apelación, con el fin de que sea la Procuraduría General de la Nación, en segunda instancia, la que tome una decisión definitiva”.

Así lo informó a Revista Metro el concejal conservador, tras manifestar que, aunque es conciente de que en este tipo de procesos en la Procuraduría Regional “cualquier cosa podría suceder”, en esta oportunidad la decisión del ente de control diciplinario lo tomó de sorpresa. La razón, dijo, fue “porque por los mismos hechos el Tribunal Administrativo de Bolívar había emitido un fallo a mi favor, y en esa ocasión la Procuraduría también había conceptuado que nunca estuve inhabilitado”.

“Con mis abogados miraremos cuáles son ahora los argumentos del procurador regional”, señaló, “pero estoy tranquilo, ya que tenemos claro que mi hermana, Masory Hadechine Carrillo, no ha ejercido ni autoridad política, ni administrativa, ni judicial, ni ha sido ordenadora del gasto, ni ha celebrado contratos con entidades distritales, como hemos podido demostrar”.

Justamente esos hechos: que la hermana de Zaith Adechine, Masory Hadechine, “no ha ejercido ni autoridad política, ni administrativa, ni judicial, ni ha sido ordenadora del gasto, ni ha celebrado contratos con entidades distritales”, fueron los que tuvo en cuenta el pasado 30 de agosto el máximo tribunal de lo contencioso administrativo de Bolívar para fallar a favor del concejal, “y los que tuvo en cuenta en ese entonces la misma Procuraduría para emitir un concepto a mi favor”, recalcó Adechine.

“Son procesos distintos”

Consultados sobre la aparente contradicción entre las sentencias de la Procuraduría y el Tribunal Administrativo de Bolívar, tres abogados: dos administrativistas y un especialista en Derecho Disciplinario, coincidieron en señalar que lo primero que debía establecerse es que se trata de dos procesos diferentes aunque versen sobre los mismos hechos. “El derecho consuetudinario colombiano ha dejado claro que en los diferentes escenarios judiciales pueden emitirse fallos aparentemente contrarios, pero que corresponden a la naturaleza de cada uno; recuerde que, en este caso, lo que atendió el Tribunal es de naturaleza electoral, mientras que lo que decidió en primera instancia el procurador es estrictamente disciplinario”, conceptuó una de las fuentes de manera estrictamente confidencial.

Para uno de los juristas consultados, sin embargo, la posición del Ministerio Público sí es “al menos particular”, ya que “en menos de dos meses emitió dos conceptos diferentes sobre los mismos hechos, y al parecer basado en las mismas pruebas.

masory-hadechine-2De acuerdo con uno de los abogados, “lo que sé sobre el caso es que unas de las pruebas que se tuvieron en cuenta, tanto para en el Tribunal como en la Procuraduría, son unos contratos en los cuales aparece la firma de Masory Hadechine. En todos los casos, quienes los suscriben son el gerente del Iderbol, como contratante, y el correspondiente contratista, y la firma de Hadechine es como supervisora” (ver facsímil). Para el jurista, “lo curioso es que esas pruebas fueron desestimadas en el Tribunal, porque para los magistrados fue claro el nivel de responsabilidad de quien supervisa, pero sí fueron tendidas en cuenta por el procurador, para quien ese hecho sí es causal de inhabilidad”.

Los otros casos

El fallo de primera instancia de la Procuraduría Regional de Bolívar contra el concejal Zaith Adechine revive otros procesos que, también por la eventual violación al Régimen de Inhabilidades e Incompatibilidades, se siguen contra otros concejales.

Como se recordará, contra Javier Curi Osorio se interpusieron varias acciones porque su tío Abraham Curi Vergara ocupa el cargo de director operativo de Prestación de Servicios de Salud en el Departamento Administrativo de Salud Distrital -Dadis. Contra Angélica Hodge Durango se impetraron acciones similares: según los quejosos y demandantes, una hermana suya ocupó un alto cargo también en el Dadis. Y lo mismo ocurrió con Érich Piña Féliz: porque un primo suyo, Mario Féliz Monsalve, fue el contralor del Distrito durante los últimos cuatro años.

De acuerdo con varios analistas, salvo Piña Féliz, quien puede dormir tranquilo luego de que el Consejo de Estado resolviera a su favor el caso, en fallo de segunda y definitiva instancia, los demás concejales tienen los procesos pendientes de resolución.

Contexto:

– ‘Procuraduría suspende en primera instancia a 16 concejales y a 10 exconcejales’

– Ternar y elegir a Nubia Fontalvo como contralora enreda disciplinariamente a 14 concejales.

– El Concejo de Cartagena, ¿a punto de cambiar de caras?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial