Funcicar muestra cómo se adjudican los contratos en el Gobierno de ‘Primero la Gente’

contratos-alcaldia

La Fundación Cívico -Social Pro Cartagena -Funcicar – presentó ante la ciudadanía un informe sobre los procesos publicados por la Alcaldía de Cartagena en el Sistema Electrónico de Contratación Pública -Secop – durante el primer semestre de 2016, con base en información compilada entre el 12 de julio y el 11 de agosto de 2016 por su ‘Observatorio a la Transparencia en la Contratación Estatal’.

Del informe, presentado por la coordinadora del Observatorio, Adriana Ramírez Albornoz, en la sede de la fundación en la calle del Espíritu Santo, en Getsemaní, se destaca que, durante el periodo analizado, la Alcaldía en su nivel central adjudicó y/o celebró un total de 2.128 contratos por un monto de más de $179.014 millones; que el 97% de dichos contratos fueron adjudicados de manera directa, es decir sin que mediara ningún proceso licitatorio; y que el 96% de los mismos corresponden a Contratos de Prestación de Servicios, las llamadas OPS.

En cuanto a las entidades descentralizadas, se reveló que durante el mismo periodo se celebraron y/o adjudicaron 1.128 contratos por más de $29.361 millones; que el 94% de los mismos fue por contratación directa; y que todos estos fueron por concepto de prestación de servicios.

De estos $29.361 millones, Funcicar reveló que Transcaribe contrató $10.099 millones; el Instituto de Deporte y Recreación -Ider, $6.923 millones; Distriseguridad, $6.683 millones; Corvivienda, $1.895 millones; el Establecimiento Público Ambiental -Epa, $1.667 millones; el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena -IPCC, $1.552 millones; y Edurbe, $542 millones.

Entre los contratos relacionados, al ‘Observatorio a la Transparencia en la Contratación Estatal’ le llama la atención, entre otros, los suscritos con la Unión Temporal Alimentos Cartagena 2016, para el “suministro de productos perecederos y no perecederos con destino a los adultos mayores…”, por un valor de $2.728 millones; con la Corporación para el Desarrollo del Ser y la Comunidad Mayelo, para “promover el fortalecimiento de competencias orientadas a mejorar la calidad de vida de 20 mujeres biológicas y 10 mujeres trans que ejercen trabajo sexual…”, por $50 millones; con la Corporación Gremio joven, para “aunar esfuerzos logísticos, administrativos y financieros en aras de potenciar las habilidades artísticas de los jóvenes de la Localidad de la Virgen y Turística…”, por $75 millones; y con la Fundación Amanecer, para “aunar esfuerzos administrativos y financieros para fortalecer 30 iniciativas productivas con enfoque diferencial destinadas a mujeres desmovilizadas…”, por $168 millones.

Destaca igualmente Funcicar, para el análisis, los contratos adjudicados tras un proceso licitatorio, entre ellos el suscrito con el consorcio Proescolares 2016, representado legalmente por Sandra Milena Mercado Santoya, por más de $15.831 millones, para la “prestación del servicio de alimentación escolar a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes focalizados, registrados en el sistema de matrícula, como estudiantes oficiales…”. Como se recordará, esta contratación fue cuestionada por el Centro Investigativo de Estudios del Trabajo -Cedetrabajo, a cuyos miembros les inquieta que el contratante no hubiera descubierto que el consorcio contratista está conformado -con un 50% de participación accionaria – por la Cooperativa de Suministros de Alimentos de Colombia, que “hasta el 22 de diciembre de 2015 (…) fue Cooseheroica”.

Este hecho lo recordó el ‘Observatorio a la Transparencia’ de una forma singular: tras mostrar una diapositiva que reseña que la Cooperativa de Suministros de Alimentos de Colombia, dueña de la mitad del citado consorcio, “cambió su razón social de ‘Cooperativa de Servicios Generales La Heroica Ltda., Cooseheroica’ que aparece con el RUP cancelado, pues cambió su razón social a Cooperativa de Suministros de Alimentos de Colombia”, mostró otras diapositivas con imágenes de inquietantes noticias sobre Cooseheroica.

Estas noticias -por lo visto – jamás fueron leídas ni por el secretario de Educación del Distrito, Germán Sierra Anaya, ni por los miembros del comité que evaluó la licitación pública 006 de 2016 que sugirió adjudicar el millonario contrato al consorcio Proescolares 2016.

Contexto:

– Denuncian que el PAE en Cartagena fue contratado con un operador cuestionado

– Estas son las empresas que les dan comida podrida a los niños del país

– Un particular no vinculado legalmente a la firma contratista, el ‘eslabón’…

– La Superintendencia de Industria y Comercio practicó una visita de inspección a Cooseheroica

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial