El costo del acto de la firma del Acuerdo de Paz: ¿con el de qué otro evento compararlo?

acuerdo-paz-cifras

Los promotores del No en el plebiscito encontraron otro caballito de batalla para criticar el voto por el Sí: que la ceremonia de suscripción del Acuerdo con las Farc, realizado en el Patio de Banderas del Centro de Convenciones Cartagena de Indias, había costado cerca de $1.500 millones, lo cual es, ptrino-uribeara ellos, demasiado alto.

En un trino retuiteado inmediatamente por el senador bolivarense Fernando Aráujo Rumié, el expresidente Álvaro Uribe Vélez cuestionó: “Acto costoso de hoy, al mejor estilo d derroche d esta administración, se hizo para fortalecer al Sí” (SIC).

No obstante, curiosamente, aún en sectores cercanos al uribismo han reconocido que -al menos a la ciudad de Cartagena – lo que se haya invertido en el evento se justifica con creces al compararlo con las cifras que presenta el propio sector turístico; según sus voceros “la ocupación hotelera fue del 85%, dejando a la ciudad unos 4 millones de dólares, es decir cerca de 12 mil millones de pesos”, a lo cual se suma el intangible de haber tenido como ilustres visitantes a 17 jefes de Estado, 26 cancilleres, varios presidentes de organismos multilaterales y cerca de 1.300 periodistas provenientes de todo el mundo. Por lo que pudo saberse un día después de la firma del Acuerdo de La Habana, durante el evento la mayoría de los medios de comunicación de los cinco continentes tuvieron sus ojos puestos en la Ciudad Heroica, que habría de agregar a su nombre el de Capital de la Paz.

En general, según un estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo –PNUD – y el Centro de Recursos de Análisis de Conflictos -Cerac, denominado ‘¿Qué ganará Colombia con la paz?’, “la paz trae beneficios económicos y ayuda a atender mejor problemas estructurales del país como la desigualdad, la marginalización de ciertas regiones o debilidades legislativas”.

Pero, concretamente, sobre la polémica sobre el costo del evento: $1.500 millones, se dio un hecho singular. Buscando con cuál otro evento del pasado reciente podía compararse ese costo, para efectos de establecer si era alto o no, unos analistas recordaron que el sorteo del Mundial de Fútbol Sub-20 que se realizó en Cartagena en el año 2011, durante la administración de Judith Pinedo Flórez, habría costado $1.600 millones. El solo evento del sorteo.

jorge-lui-ernestoLo más curioso de esta comparación es que dos protagonistas de la actual campaña pre plebiscito: Jorge Cárcamo Álvarez, promotor del Sí, y Luis Ernesto Araújo Rumié, hermano del senador uribista Fernando Araújo Rumié, promotor del No, lo fueron también del escándalo suscitado en Cartagena cuando se conocieron los costos del sorteo del evento deportivo.

Fue justamente el entonces concejal Jorge Cárcamo quien, en una sesión de la corporación edilicia, denunció que gastarse más de $1.600 millones en un evento de tan corta duración “es un acto de corrupción”. Para esa fecha, el ordenador del gasto, en su condición de presidente ejecutivo de la Corporación de Turismo Cartagena de Indias, era Luis Ernesto Araújo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial