‘Sí o No’

ivan-martinez2

Iván Martínez Ibarra *

Sin duda todo este tema del ‘Sí y el ‘No’ es motivo de mucha polémica. Los promotores de una u otra opción quieren la paz, pero unos están dispuestos a ceder más que otros. Una opción es liderada por uno de los mejores presidentes que ha tenido este país: el Dr. Álvaro Uribe Vélez. Un hombre que con gran carácter y liderazgo sacó a este país de un verdadero ‘hoyo negro’. En lo personal, siempre lo admiraré y agradeceré por todos sus logros y servicios a la patria.

La otra opción es liderada por el Sr. Presidente, Dr. Juan Manuel Santos, un estratega, inteligente y calculador, que fue elegido en una primera elección para pelear, pero decidió negociar y eso le ha costado gran parte de su capital político.

El Dr. Uribe dio grandes resultados con la guerra, pero en ocho años no pudo exterminar ese ‘cáncer’ llamado Farc; siempre estábamos ‘a punto’ pero nunca llegamos. ¿Cuántos años más de sangre, desolación y destrucción necesitaba dicha estrategia para cumplir su cometido? Nadie lo sabe.

La estrategia de la guerra tuvo su oportunidad y, liderada por el mejor, cumplió el objetivo de ablandar a las Farc para que no se siguiera burlando de los procesos de paz. El Dr. Santos sabía que tenía una Farc bastante debilitada en lo militar y lo político y decidió jugársela con las negociaciones; y le fue muy bien.

Eso no lo hace un cobarde, ni un traicionero, sino todo lo contrario. Tenía el pulso de la situación e hizo una fuerte apuesta pensando siempre en lo mejor para el país; por eso lo admiro y acompaño en su tarea. Se gastó su capital político por la paz; no encuentro en qué otro tema pudo gastarlo de mejor manera. Como estratega y persona estructurada que es, organizó todo de manera milimétrica para llegar a lo que hoy llamamos el Acuerdo de Paz. Un gran acuerdo, un gran éxito.

El logro más grande ha sido el unánime acompañamiento y apoyo internacional. No creo que el gobierno del presidente Obama apoye de manera categórica un proceso de paz si existiera la más mínima posibilidad de convertir a Colombia en otra Venezuela, o en una narco democracia, o en una feria de impunidades contra personas que le han llenado su país de droga. No creo que la ONU se preste para acompañar un proceso lleno de impunidades e ilegalidades, que convertiría, según algunos, a Colombia en un país problema para la región. Es un proceso de paz basado en la justicia y totalmente legal, lejos de ser ideal. Pero mucho mejor que seguir como estábamos.

Todos quisiéramos ver pudriéndose en la cárcel a todos estos guerrilleros bandidos, que con el cuento de los derechos del pueblo aprovecharon para hacer de las suyas. Pero seguir por ese camino tendría unos costos colaterales muy altos, como muerte, desolación y pobreza. Sobre todo para los campesinos y toda la  población vulnerable en general, que no cuentan con escoltas, carros blindados ni grandes sumas de dinero para defenderse de estos criminales guerrilleros. Ningún gobierno en la historia de Colombia ha sido capaz de defenderlos y garantizarles sus derechos constitucionales. El ‘Sí’ le abre un camino despejado a la esperanza. Borrón y cuenta nueva para construir un mejor país. Es doloroso, pero es lo mejor. Démonos esta oportunidad.

* Exviceministro de Infraestructura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial