A seis días de la final en Madrid, dos jugadores colombianos son protagonistas en Argentina

Por Juan Camilo Ardila Durante *

Por los violentos que se encontraban a 10 cuadras del estadio Monumental, los hinchas de River Plate deberán asumir un costo muy alto: ver a su equipo disputar a 10 mil kilómetros la histórica final que ellos iban a poder ver a la vuelta de sus casas. Como se sabe, en Madrid -España – se jugará el partido que Argentina no pudo organizar.

Ya faltan seis días para que en el estadio Santiago Bernabéu se juegue una final extraordinaria de La Libertadores por la historia, el marketing, la vergüenza de la violencia y el gancho mediático que generan los dos grandes de Argentina, un país que echó a su orgullo más grande porque no han podido, como Estado, expulsar a los barrabravas, delincuentes que desde hace más de treinta años  están enquistados en todos los estamentos del deporte más popular.

En la semana que parece decisiva para conocer si Boca o River vencen en el terreno de juego y el penoso thriller judicial de la Conmebol ya aparece haber terminado, protagonizan las portadas de los diarios, las columnas de los analistas y los trinos de la mayoría de hinchas de unos y de los otros, dos colombianos que a priori no jugarán la final superclásica.

Anoche 2 de diciembre, Boca vencía 1 a 0 a Independiente en Avellaneda con un golazo tremendo de Édwin Cardona, quien partió desde la izquierda para enganchar y rematar como suele hacer perfectamente a media distancia. El estupendo arquero Martín Campaña no pudo atajar lo inevitable. El volante antioqueño marcó el único gol de su equipo en un partido malo, e inyectó de moral a Boca a pocos días de la final. ¿Los Schelotto le darán la oportunidad de al menos sentarse en los cómodos asientos del banco de suplentes del Bernabéu? Antes de ayer, Cardona parecía un jugador descartable para los mellizos. Hoy -quizás – no.

En la otra vereda, River se alivió de la amargura que le produjo perder el jueves anterior el cupo a la final de la Copa Argentina y venció 3 a 1 en su estadio a Gimnasia, el equipo verdugo de la copa, con dos goles de Rafael Santos Borré, el fabuloso y oportunista delantero barranquillero que los hinchas riverplatenses ansían volver a tener el próximo año. Al día de hoy parece imposible porque sus derechos federativos le pertenecen al Atlético de Madrid y el ‘Cholo’ Simeone, que es bastante listo, no va a perder la oportunidad de recuperar a un jugador potenciado en Argentina. Además, como si no le sobraran razones al entrenador del Atleti, se confirmó que Diego Costa será intervenido quirúrgicamente y por ende necesitará de un delantero más para suplirlo.

Lo que sí es una pena para todos, excepto para los de Boca, es que Borré, titularísimo para Marcelo Gallardo, por una acumulación de tarjetas amarilla se perderá del partido que nadie se quería perder. El 9 de diciembre será un hincha más del equipo, como expresó el mismo jugador colombiano al finalizar el encuentro en el que fue la figura principal.

Borré y Cardona, protagonistas ayer, quizás sean actores de reparto el próximo domingo. Lo que no genera duda es que ambos ya han demostrado ser jugadores de primer nivel que pueden, en cualquier momento, ganar un partido decisivo. Y nada más será más decisivo que la final bizarra y aún maravillosa que los colosos de Argentina disputen ante los ojos del Planeta Fútbol en el mítico estadio Santiago Bernabéu.

* Comunicador social – periodista, especialista en Periodismo digital.

juancardila@gmail.com

Contexto:

La final del tercer mundo

Avísale a tu corazón: ¡hoy se juega la final de todos los tiempos! 

Así fue el primer episodio de la ‘Final del Mundo’ entre Boca y River

Con un cartagenero como protagonista se vivirá la ‘final de todos los tiempos’

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial