Ciudad Patrimonio

Por Bladimir Basabe Sánchez *

Cada vez más, somos muchos los ciudadanos que pensamos – y anhelamos – los merecimientos que La Resistente necesita para avanzar, en términos de un desarrollo inteligente y adaptado, a las circunstancias del planeta.

Una estrategia que podría ser exitosa partiendo de la propiedad flexible del conocimiento, es que los docentes de todas las fases de la educación, identifiquemos aquellos elementos del currículo que son objeto de increíble sorpresa para nuestros estudiantes: los temas que son paradójicos, como si jamás se pensara que podría ocurrir algo nuevo en la historia de la vida o que no tuviese explicación.

Me atreveré a dar unos cuantos ejemplos, con el permiso de los expertos: en las matemáticas, con la hipótesis de Riemann y la conjetura de Hodge; en la arquitectura, con la génesis del poder, la magia, y el valor de una obra arquitectónica; las ciencias sociales, con las contradicciones de Bordieu en materia política; y el hermoso Arrecife Coralino de Varadero como la principal paradoja ecológica de nuestra bahía, a honor de todos con una designación internacional desde el 23 de abril de 2018, aún poco conocida por la mayoría.

Todo lo anterior, y muchas otras explicaciones, son un buen motivo de atracción para cualquier gomoso del placer en el saber. Quienes anhelamos los cambios, productos de las presiones propias y extrañas, sabemos que esta ciudad demanda, y cuanto antes, un verdadero revolcón: tan conexo como en una pareja que no solo supera sus diferencias, sino que son una alquimia real en vez de una química del momento. Dicha alquimia, aparentemente imposible, se logra con el tiempo y la dedicación. Porque cuando se quiere se puede, se logra y se protege, se mantiene y se disfruta.

Esa ‘Resistente’ es Cartagena de Indias, es la alquimia. Y la pareja que supera todo, somos el millón y algo más de habitantes locales. Porque llevamos años pensando, desde 1984, que únicamente somos Patrimonio Histórico y Cultural, y que el resto de la ciudad distinta a la vitrina está por fuera del juego de la sostenibilidad real. Merecemos elevar a una categoría excelsa, y de la mano de una política pública permanente, la creación una dependencia exclusiva distrital con el acompañamiento invaluable de la comunidad, la vinculación de un equipo único de trabajo no solo comprometido sino valorado y escuchado, y un apoyo internacional con actores estratégicos de prestigio, la principal fuente de bienes, servicios, charlas y amores que soporta todo lo conocido: el Patrimonio Natural.

Tenemos muchos recursos que siguen brindándonos la vida en medio de su aún actual y negativa intervención por parte de unos pocos: arrecifes coralinos, manglares, bosque seco, cuerpos de agua, zonas verdes. ¿Será que algún día, contaremos con un doliente en el Distrito para convertir a La Resistente en una Ciudad Patrimonio? Espero llegue pronto ese momento: seremos los primeros a trabajar en ese interesante y ambicioso proyecto, a favor de nuestros seres queridos y la ciudadanía en general, incluyendo a aquellos que aún desconocen cómo convivir con la naturaleza. Esto también es con aprecio para ellos.

* Psicólogo Especialista. Creador de Salvemos Varadero. Secretario General de la Corporación Ecotono. Twitter: @bbasabes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial