Acuerdo Gobernación – Campesinos, resultado de un proceso que se debería replicar

Para muchos, la noticia positiva es que ayer jueves (1 de noviembre) “fue definido un gran acuerdo (…) en materia de infraestructura, educación, servicios públicos, salud, recreación y deportes (…) entre la Gobernación de Bolívar, los alcaldes de la subregión de Los Montes de María y cerca de 300 líderes campesinos“, el cual contempla la ejecución de planes, proyectos y programas que serán financiados con “una inversión de más de $15.000 millones por parte de la Administración Departamental“, tal como se informa en un remitido de la Oficina Asesora de Prensa y Comunicaciones del Gobierno Seccional (leer ‘Tras dos días de diálogo, Gobernación de Bolívar y 300 campesinos  de los Montes María logran gran acuerdo de bienestar para sus comunidades‘).

Para otros, la gran noticia es que los campesinos bolivarenses se mostraron satisfechos con los resultados del diálogo directo sostenido con el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, y su equipo de gobierno, así como con los alcaldes de los municipios de El Carmen de Bolívar, San Jacinto, Mahates y María La Baja, como lo expresaron, sonrientes, varios de líderes campesinos, entre ellos Geovaldis González, quien manifestó que “nos sentimos satisfechos, con la fe y la esperanza viva. Cumplimos uno de los propósitos que fue estar aquí en la Gobernación con toda las comunidades. Pasamos miles de obstáculos, pero hoy la satisfacción no es el papel que se firma, no es ese documento, es que hay una comunidad que ha visto la institucionalidad y que fue capaz de lograr pacíficamente un diálogo. Fue un diálogo que despertó la esperanza. Estoy seguro que este pacto que firmamos desde la Gobernación de Bolívar va a satisfacer muchas necesidades“, tal como informó el ‘Equipo de Comunicación Rural de Opds – CDS‘, un colectivo integrado por jóvenes comunicadores del área rural de El Carmen de Bolívar que acompañó tanto los diálogos realizados como la marcha campesina (leer ‘El diario de un caminante por sus derechos en Montes de María‘).

El gobernador Dumek Turbay firma el acuerdo con los campesinos bolivarenses

Pero, para otros más, finalmente lo más digno de resaltar es cómo se dio el proceso de diálogo entre “los representantes de la institucionalidad“, como llamaban los campesinos al gobernador Turbay y demás integrantes del Gobierno, y “los voceros de los marchantes“, como varios funcionarios bautizaron a los líderes del campesinado.

De acuerdo con lo que Revista Metro pudo establecer gracias a fuentes tanto de la Administración Departamental como de los propios labriegos, desde el mismo instante en que la marcha partió de la población de La Pava, jurisdicción del municipio de Mahates, lugar donde se concentraron los campesinos para iniciar su marcha hacia Cartagena, la Secretaría de Planeación de Bolívar, en cabeza de su titular, Mery Luz Londoño, dispuso el acompañamiento de una ambulancia debidamente equipada y, en general, de la atención humanitaria requerida, y estuvo atenta en todo momento de la atención a las necesidades de los marchantes, particularmente desde el instante en que se instalaron en el Centro Administrativo Departamental, donde se habilitaron las debidas zonas sanitarias, de hidratación y alimentarias.

Durante dos días, funcionarios y campesinos acordaron la ejecución de planes, proyectos y programas en beneficio de la provincia bolivarense

Fue un proceso donde no se perdió tiempo. Los líderes campesinos llegaron con un pliego de peticiones elaborado de manera incluyente y democrática, y escogieron sus voceros de consenso, asesorados por varias Organizaciones No Gubernamentales, y el Gobierno de Bolívar, durante los dos días de sesiones permanentes, propició un diálogo amplio y participativo, en el que, a pesar de haber representantes para cada tema, se permitió la intervención de todo el que quiso“, reveló a este portal una de las fuentes consultadas; “las sesiones fueron presididas por el propio gobernador, lo que le dio más confianza de cumplimiento a los líderes campesinos, y los compromisos fueron adquiridos no solo por él y cada alcalde sino además por los respectivos funcionarios“.

Otra de las fuentes diría también que, en la práctica, fueron unas mesas de trabajo y unas plenariasen las que se abordaron técnicamente todos los temas; el primer día de 9 de la mañana a 6 de la tarde, de corrido; y el segundo día desde las 8 de la mañana hasta las tres y pico de la tarde, también de corrido, cuando se firmó al gran acuerdo; fue un ejercicio participativo y democrático digno de ser puesto como ejemplo“.

Se trató de un proceso que, definitivamente, deberían mirar como ejemplo la vicepresidente Marta Lucía Ramírez, el alcalde de Cartagena y los gremios de esta ciudad, a propósito de los pactos y acuerdos que vienen impulsando“, agregó.

Recordando la historia: la marcha de 1985

Tras el pacto suscrito, y luego de una rueda de prensa en la cual se dieron a conocer las acciones acordadas, varios de los presentes en el Salón de la Paz, el lugar donde se llevaron a cabo los diálogos, rememoraron la marcha campesina realizada en julio de 1985, la cual partió del municipio de San Pablo, en el sur de Bolívar y, aunque la Administración departamental pretendió en su momento que culminara en la Plaza de Toros y los estadios 11 de Noviembre y Pedro de Heredia, donde había dispuesto alojar a los marchantes, estos se tomaron el Parque del Centenario, donde permanecieron por varias semanas.

En 1985, reunión del vocero de los campesinos, Alirio Traslaviña, con el viceministro de Gobierno, Víctor R. Ricardo, y el gobernador Arturo Matson, entre otros funcionarios

En esa ocasión, para atender los puntos contemplados en el pliego de peticiones de los campesinos, el gobernador Arturo Matson Figueroa debió recurrir a los buenos oficios del entonces viceministro de gobierno, Víctor G. Ricardo.

Tras la marcha de 1985, en medio de los problemas sanitarios que comenzaban a agravarse entre el campesinado agolpado en el Parque del Centenario y luego de varios días de tensa negociación, se llegó a un acuerdo que contemplaba, entre otros puntos, que el Fondo de Caminos Vecinales pusiera en funcionamiento un ferry entre San Pablo, Bolívar, y Puerto Sedano, Santander; que se incorporaran al presupuesto de Educación $1.200 millones más; y que se llevara electricidad a las veredas de San Francisco y Los Canales, en Santa Rosa del Sur; y San Blas, en Simití.

Tras la marcha de octubre de 2018, luego del diálogo sostenido en el CAD y en medio de un ambiente de optimismo, se llegó a un acuerdo que incluye acciones puntuales en materia de infraestructura, agricultura, educación, salud y servicios públicos, particularmente electrificación y suministro de agua potable, con unas inversiones garantizadas de al menos $15 mil millones. (leer ‘Compromisos Adquiridos‘).

En 1985, el máximo líder de la marcha, José Alirio Traslaviña, manifestó que “hemos ganado una batalla más, (pero) si el gobierno falla otra vez no será una marcha campesina de siete mil campesinos sino de 50 mil“.

En 2018, uno de los líderes del campesinado, Geovaldis González, expresó que “estoy seguro que este pacto que firmamos (…) va a satisfacer muchas necesidades; seguimos creyendo, pero les decimos aquí mismo que si fuimos capaces de venir 400 personas esta vez, la próxima, si nos incumplen estos acuerdos, podemos venir más de cuatro mil personas“.

Además de González, en representación de los labriegos firmaron el acuerdo Teodolinda Ochoa, lideresa de la Asociación de Mujeres de Santo Domingo de Meza; Sofía del Pilar Manjarrez, lideresa de la comunidad de Palo Altico; y Víctor Castillón Valdés, representante de las comunidades negras, entre otros líderes campesinos.

El acuerdo, un Plan de Intervención Especial

Luego de firmar el acuerdo con los campesinos, el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, resaltó que cada punto del documento se constituye desde ya en un Plan de Intervención Especial.

Se define, desde hoy, un Plan de Intervención Especial y una Comisión de Seguimiento, que ya tienen fechas“, expresó el mandatario de los bolivarenses; “solo puedo mostrarme absolutamente agradecido por el excelente comportamiento de estas comunidades y su precisa solicitud de apoyo a problemas históricos, a través del diálogo. Ahora lo que sigue es nuestro cumplimiento, al igual que de todos los alcaldes y de las entidades del orden nacional“.

 

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial