Responsabilidad extendida del productor de envases y empaques de papel, cartón, plástico, vidrio y metal

Por Milton J. Pereira Blanco *

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, mediante Resolución 1407 del 26 de julio de 2018, reglamentó la gestión ambiental de los residuos de envases y empaques de papel, cartón, plástico, vidrio y metal.

Este instrumento normativo se expide en el marco de la Política Nacional para la Gestión Integral de Residuos Sólidos (Conpes 3874/16) cuya pretensión en materia de residuos sólidos es aportar insumos para la transición de un modelo lineal hacia un modelo de economía circular, con el fin de prevenir la generación de residuos y optimizar el uso de los recursos para que los productos permanezcan el mayor tiempo posible en el ciclo económico y se aproveche al máximo su materia prima y potencial energético.

Uno de los instrumentos que adoptó dicha Resolución es la Responsabilidad Extendida del Productor -REP – como gestión de residuos postconsumo, entendida esta como un principio que pretende promover mejoras ambientales para ciclos de vida completos de los sistemas de los productos ya que su objetivo es extender las responsabilidades de los fabricantes del producto a varias fases del ciclo total de su vida útil, especialmente a su recuperación, reciclaje y disposición final.

¿Qué es la economía circular? Es el sistema de aprovechamiento de recursos donde prevalece la reducción de los residuos a través de acciones tendientes a minimizar la producción al mínimo indispensable y, cuando sea necesario, hacer uso del producto, apostando por la reutilización de los elementos que por sus propiedades no pueden volver al medio ambiente. Con ello se pretender utilizar la mayor parte del material biodegradable posibles en la fabricación de bienes de consumo –nutrientes biológicos – para que estos puedan volver a la naturaleza sin causar daños medioambientales al agotar su vida útil.

Sobre la Resolución 1407 de 2018: esta Resolución obliga a todos los productores a formular, presentar ante la Agencia Nacional de Licencias Ambientales -ANLA-, e implementar y mantener un Plan de Gestión Ambiental -PGA – de residuos de envases y empaques que fomenten el aprovechamiento de dichos residuos. Los productores existentes al 31 de diciembre de 2017 deberán presentar el PGA a más tardar el 31 de diciembre de 2020, y los productores creados del 1 de enero de 2018 en adelante deberán hacerlo a más tardar el 31 de diciembre de año siguiente al primer periodo fiscal de operación.

¿Cuáles son las obligaciones de cada uno de los actores que intervienen en el ciclo de los residuos de envases y paquetes? A, de los productores: 1. Formular, implementar y mantener actualizado el PGA; 2. Definir, desarrollar y liderar los proyectos, acuerdos, alianzas o convenios necesarios con actores, que permitan el avance en la gestión ambiental de residuos para el cumplimiento de las metas de que trata la Resolución 1407/2018; y 3. Promover alianzas con las estaciones de clasificación y aprovechamiento existentes en los municipios, empresas transformadoras, gestores y demás actores relacionados con la cadena de valor del reciclaje (…). B, de los comercializadores: 1. Apoyar la implementación del PGA y poner a disposición espacios para la recolección de los residuos; y 2. Gestionar de forma conjunta con el productor los espacios necesarios para la ejecución de los planes de gestión ambiental de residuos de envases y empaques e informar a los consumidores sobre los mecanismos de devolución y retorno de los residuos de empaques y envases. C, de los fabricantes e importadores de envases y paquetes: 1. Apoyar y participar en los PGA y 2. Apoyar a los productores en la investigación aplicada y el desarrollo para la innovación en el diseño de empaques y envases. Y D, de los gestores: 1. Sensibilizar a los consumidores y demás actores relacionados, sobre las diferentes maneras y posibilidades de recolección y clasificación; y 2. Entregar los materiales preparados a las empresas transformadoras, ya sea para la producción de materia prima o de productos terminados para las actividades autorizadas.

La Resolución 1407 de 2018, en los artículos 15 y 16, señala las obligaciones de las empresas transformadoras y para los consumidores finales, ya que estos también son actores centrales dentro del ciclo de generación del estos residuos. A título enunciativo: una de las obligaciones del consumidor final es la de entregar los residuos de envases y empaques separados en los puntos de recolección establecidos por los productores, así como realizar una correcta separación en la fuente de los residuos de envases y paquetes.

¿Qué papel juegan los municipios y distritos en la Resolución 1407/2018? Los municipios y distritos también son sujetos obligados en la gestión ambiental de los residuos de envases y paquetes, por cuanto les corresponde apoyar para lograr la articulación entre las actividades de aprovechamiento establecidas con los PGA de los respectivos residuos. De igual forma, les corresponde a estos entes territoriales fomentar su aprovechamiento y apoyar los programas de sensibilización, cultura ciudadana y mecanismos de comunicación en la gestión ambiental de residuos de envases y paquetes.

¿Qué pasa si se incumple con las obligaciones ambientales de que trata la Resolución? El incumplimiento de las obligaciones señaladas dará lugar a la imposición de las medidas y sanciones consagradas en la Ley 1333 de 2009.

¿Qué hay de economía circular en la Resolución 1408 de 2018? No es la responsabilidad extendida hacia el productor, ni el aprovechamiento de los residuos, un paso final hacia la consolidación de la economía circular, puesto que para hablar de un modelo de economía circular en la gestión integral de residuos sólidos se requiere de servicios de recolección de residuos (centrados en las preocupaciones de salud pública del servicio público de aseo), la eliminación ecológica (centrada en las preocupaciones ambientales) y las 3R (reducir, reutilizar, reciclar [aprovechar]), centradas en el valor económico y en el agotamiento de los recursos, como premisas para el avance hacia una economía circular. Sin embargo, se debe señalar que con la Resolución 1407 de 2018 se avanza en materia de gestión de residuos solidos en Colombia que si funciona bien podría ser un impulso hacia la economía circular.

Cabe agregar que en Colombia existen otras disposiciones normativas referentes a la responsabilidad extendida del productor; por ejemplo: la Ley 1672 de 2013 “por la cual se establecen los lineamientos para la adopción de una política pública de gestión integral de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) y se dictan otras disposiciones”, que consagra la responsabilidad extendida del productor como principio rector de la política y asigna obligaciones y responsabilidades a todos los actores de la cadena como los fabricantes e importadores, los comercializadores, los consumidores, y los gestores de RAEE.

* Director  de Asuntos Jurídicos Caribe Legal, profesor de Derecho  Ambiental y Forestal de la Universidad de Cartagena y exjefe de la Oficina Asesora Jurídica de la Alcaldía de Cartagena

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial