Piden que el Ecobloque mida a todos con el mismo rasero y actúe sin contemplaciones

.
Dos de los ambientalistas más reconocidos en Cartagena y Bolívar: el abogado Rafael Vergara Navarro y el médico Benjamín Luna Gómez, expresaron su complacencia por la instalación -una vez más – del frente interinstitucional denominado Ecobloque, el cual tiene como principal objetivo evitar que a la vista de todos se siga rellenando tanto la Ciénaga de La Virgen como los restantes cuerpos de agua de la ciudad, y se prosiga realizando, también a plena luz del día, una indiscriminada tala de manglares.
.
Como habrá de recordarse, el alcalde designado, Pedrito Pereira Caballero, al instalar el nuevo frente, manifestó que “en este gobierno de encargo adelantaremos estrategias para la defensa de nuestros ecosistemas; por eso no permitiremos que continúe la tala indiscriminada de nuestros manglares, y por eso emprenderemos acciones y aplicaremos fuertes sanciones para quienes realicen vertimiento de escombros y basuras en los cuerpos de agua“.
.
Como una expresa orden a quienes integrarán el Ecobloque, el mandatario de los cartageneros advirtió que la instalación del frente se da atendiendo al deber legal de responder la solicitud de la Procuraduría “de tomar acciones para frenar las ocupaciones indebidas, recobrar las áreas invadidas e iniciar la recuperación ambiental de la Ciénaga de la Virgen y los restantes cuerpos de agua” y recalcó que deberá trazarse “un plan de acción y un protocolo para frenar de manera definitiva la problemática ambiental que vienen padeciendo los cuerpos de agua“.
.

El Ecobloque debe “frenar las ocupaciones indebidas, recobrar las áreas invadidas e iniciar la recuperación ambiental de la Ciénaga de la Virgen y los restantes cuerpos de agua”: Pedrito Pereira

Sobre las tareas que deberá emprender el nuevo Ecobloque (integrado por representantes del Establecimiento Público Ambiental –EPA – de Cartagena, la Autoridad Marítima Nacional Dimar-, la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique –Cardique-, la Procuraduría Delegada Ambiental, la Armada Nacional, la Policía Metropolitana y las Alcaldías Locales), Vergara Navarro manifestó que “depredar las zonas protegidas tiene que ser juzgado y sancionado, no importa la condición de quien delinque. Tiene que lograrse que haya sanción y no indiferencia y hasta respaldo social“.

En concepto de Vergara, quien como director del Damarena -hoy EPA – entre los años 2001 y 2003, instaló el primer Ecobloque, la prioridad en esta ocasión es “desmontar las empresas criminales multiestrato, articuladas para enriquecerse o apropiarse destruyendo el capital natural que es de todos“.

Y en similar sentido se pronunció Luna Gómez, para quien “la estrategia para la vigilancia y protección de la Ciénaga de la Virgen es una excelente decisión, siempre y cuando se mida con el mismo rasero tanto a los invasores y destructores de mangles ricos y pobres“.

Según el dirigente cívico, los ricos son “el Centro de Convenciones de Las Américas, la Sociedad Portuaria y todos los puertos privados que están destruyendo el mangle; y los pobres, específicamente han invadido la margen derecha de La Boquilla y entre Tierra Baja y Puerto Rey, sectores que con la llegada del viaducto se han convertido en un atractivo para seguir rellenando la Ciénaga“.

En diálogo con Revista Metro, Rafael Vergara calificó de “muy importante que el alcalde haya convocado y, como es su obligación, lidere a los entes competentes para que, actuando en Ecobloque y con el apoyo ciudadano, podamos vencer la ilegalidad y conservar nuestro patrimonio natural“.

Sin embargo, el conocido ambientalista no se mostró del todo optimista, ya que “solo si el Estado actúa al unísono y de forma permanente podremos derrotar el continuado delito de daño en los recursos naturales y cambio del uso del suelo, es decir de la urbanización ilegal depredadora que, ante la indiferencia, tolerancia, complicidad e impunidad, es el pan de cada día“.

Las fotografías muestran cómo lo que en el 2007 era un cuerpo de agua, en el 2009 ya era un lote consolidado, producto de los rellenos realizados, y en el 2017 ya había sobre él varias edificaciones, entre ellas el Hotel Las Américas.

También en entrevista a este portal, Luna señaló que “este Ecobloque debe trabajar de una forma coordinada para evitar que se siga talando y destruyendo el mangle, pero tiene que actuar de manera imparcial. Si se va a restituir el mangle en La Boquilla también debe restituirse el terreno que se apropiaron en la Boca del Parrao. Hay que recordar que la Boca del Parrao, que es un bien de la Nación, establecido por un fallo del Consejo de Estado, hoy está en manos de la familia Araújo por una venta ilegal que hizo Edurbe, entonces, estos edificios, los del Hotel Las Américas y el Centro de Convenciones, están sobre un bien de la Nación“.

Para Luna, no se concibe que el alcalde de la Localidad Número Uno, Gregorio Rico Gómez, uno de los integrantes del Ecobloque, “diga que hay que esperar que se de un fallo judicial para él actuar en la misma forma como lo hizo contra Aníbal Olier, eso” -señaló – “me parece un absurdo, ya que existe un fallo del Consejo de Estado desde antes que Edurbe vendiera. El alto tribunal, en un fallo de cierre, ante una demanda que hizo la Dimar, concluyó que ese era un bien de la Nación, y que es imprescriptible, inalienable e inembargable; por ello no se entiende que el alcalde local y demás funcionarios competentes sigan desconociendo ese fallo, reconociendo además una venta ilegal hecha por una exgerente de Edurbe a los señores Araújo, que hoy tienen licencia para destruir el mangle de todo el sector“.

Leer: La verdad sobre la Boca del Parrao’, en La Boquilla, al análisis de la opinión pública local

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial