Por Danilo Contreras Guzmán *

danilo-contrerasNuestra agricultura ha sido diagnosticada como ‘tradicional’, en la cual, incluso en tiempo de revolución tecnológica, muchos territorios desconocen la revolución industrial que tuvo lugar en el siglo 18 en la Gran Bretaña de Watt. Pude comprobarlo con un comentario del líder campesino Ciro Canoles en una mesa de trabajo: “Allá la gente (en la alta montaña montemariana) todavía siembra el ‘maí’ como los abuelos, ‘a chuzo’“, es decir, con una vara afilada en la punta iban haciendo huecos en el surco y allí depositaban la semilla.

No es posible transformar el campo bajo este esquema y aprovechar la riqueza natural del departamento, las condiciones de competitividad y conectividad y la arraigada cultura agropecuaria que es la expresión genuina de nuestros campesinos. Súmale que la metrópoli se ha mantenido de espaldas a las posibilidades del desarrollo agropecuario de su zona adyacente que ha sido la fuente de alimentación de la población cartagenera. Es preciso cambiar.

El gobernador Dumek Turbay, agitando la bandera de la transformación del Campo, ha tenido la oportunidad de ser anfitrión del primer ‘Taller del Campo’ que realiza el Ministerio de Agricultura, encabezado por el ministro Andrés Valencia, como una estrategia para estructurar canales de comunicación de la institucionalidad agropecuaria con los campesinos y sus organizaciones en el territorio.

Los resultados de esa primera experiencia han estado colmados de buenas noticias y de una sinergia importante entre el ministro con el Gobierno departamental y su Secretaría de Agricultura. Entre las buenas nuevas señalamos el banco de maquinaria aprobado a los municipios de Marialabaja, Achí y San Jacinto del Cauca, por $2.900 millones, para apoyar la cadena productiva del arroz; igualmente la reapertura, luego de lustros, de la sede del Banco Agrario en el municipio de El Carmen, prevista para el mes de octubre, entre otras.

El gobernador Turbay pudo exponer al ministro Valencia algunos propósitos que viene estructurando para lograr el objetivo de transformar el campo. Uno importante es el apoyo incondicional del Departamento a la Universidad de la Agricultura como capítulo de la Universidad de Cartagena. Esto es absolutamente necesario pues no podremos insertarnos en la modernidad sin construir conocimiento. Ya contamos con recursos y el Ministerio accedió a arropar la iniciativa. De otra parte se informó de la creación de una entidad nueva que cuente con recursos públicos y privados y cuya directriz sea la integración del pequeño productor con las grandes inversiones en el campo con sustento en la ciencia, la innovación y la tecnología. Esa nueva institucionalidad impulsara un proyecto agro logístico, concepto novedoso que ya implementan economías exitosas como el Reino de Países Bajos en la que se apoya la innovación de agropecuaria con énfasis en esfuerzos logísticos para mejorar procesos de producción. Grandes retos y un gobierno que ha demostrado que ofrece resultados en beneficio de las comunidades.

* Abogado especialista en Derecho Administrativo y candidato a Maestría en Derecho con énfasis en Derecho Público.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial