Betancourt reclama curul en el Concejo para “ejercer el derecho a la oposición”

El Acto Legislativo No. 2 de 2015, “por medio del cual se adopta una reforma de equilibrio de poderes y reajuste institucional y se dictan otras disposiciones”, establece que “quienes ocupen el segundo lugar en votación a cargos unipersonales (presidente de la República, gobernador de un departamento o alcalde de un distrito o municipio) tendrán derecho a ocupar una curul en las corporaciones públicas correspondientes.

“El candidato que le siga en votos a quien la autoridad electoral declare elegido en el cargo de Presidente y Vicepresidente de la República, Gobernador de Departamento, Alcalde Distrital y Alcalde municipal tendrá el derecho personal a ocupar una curul en el Senado, Cámara de Representantes, Asamblea Departamental, Concejo Distrital y Concejo Municipal, respectivamente, durante el período de la correspondiente corporación”, determina el primer artículo de dicho acto legislativo. De acuerdo con la norma, la asignación de las curules mencionadas será aplicable a partir de las elecciones celebradas en el año 2015.

Con fundamento en lo anterior, y para ejercer a plenitud su derecho a realizar un estricto control político a las actuaciones del Ejecutivo distrital, el excandidato a la Alcaldía de Cartagena, Andrés Betancourt González, le solicitó a la Mesa Directiva del Concejo distrital que, tras constatar con la autoridad electoral el cumplimiento de los correspondientes requisitos, “proceda a realizar el llamamiento a mi nombre para ocupar una curul”.

Andrés Betancourt y Antonio Quinto Guerra en el 2012. – Foto de El Universal.

Mediante un derecho de petición en el cual recalca que “desde que acepté el triunfo del candidato Antonio Quinto Guerra he manifestado mi decisión y la del partido y movimientos que me apoyaron de ejercer oposición al gobierno del precitado candidato, así como un estricto control a sus decisiones de gobierno”, Betancourt González pide que se “oficie a la Registradora Nacional del Estado Civil y que esta certifique que soy el segundo en votación y en consecuencia se ordene por parte de esta entidad la expedición de mi credencial de concejal y llamarme a posesionar en dicha corporación”.

En su escrito, el excandidato por el partido Alianza Social Independiente -ASI – advierte que la Corte Constitucional ha sido clara en señalar que “la oposición política no solo es un derecho, sino que es absolutamente necesario para la democracia, pues es a partir del control público y político que se puede contar con contrapesos de poder, que ayuden a mantener el equilibrio o a reducir el profundo desequilibrio en las decisiones del gobierno”.

Expresa igualmente Betancourt que durante la campaña se caracterizó “por ejercer una férrea oposición a la pretensión del candidato ganador de querer llegar a la Alcaldía estando inhabilitado (…) sumado a la inestabilidad que genera su plan de gobierno para la ciudadanía”, por lo cual su voluntad es ejercer “un riguroso control político a la gestión” de Guerra Varela, “y por lo tanto me he declarado en oposición al mismo”.

“Esta situación, y el valioso ejercicio de control político e incluso de oposición que adelantaré, enriquecerá la política en Cartagena y puede conducir a evitar políticas que afectan el interés general y la ciudadanía”, señala Betancourt en su misiva.

En declaraciones a este portal, tras recordar que “del total de electores que acudieron a las urnas el pasado 6 de mayo, más de 84 mil lo hicieron por candidatos diferentes al actual alcalde, que obtuvo poco más de 72 mil sufragios”, el dirigente político anunció su convocatoria “a los excandidatos, líderes sociales y ciudadanía a conformar un frente común que acompañen el ejercicio de una oposición democrática y constructiva desde el Concejo, por la defensa de los intereses de la ciudad”.

Reacciones a la petición de Betancourt

Conocido el interés de Andrés Betancourt de regresar a la corporación donde estuvo durante dos periodos con el fin de ejercer su derecho a la oposición y al control político, de manera inmediata comenzaron a escucharse voces a favor y en contra.

Para varios portales y blogs que durante la pasada campaña mostraron públicamente sus afectos por el entonces candidato Antonio Quinto Guerra, la petición de Betancourt generó “sorpresa, extrañeza y hasta risa (…) en el mundillo político de la ciudad”, como se dijo en diarioampm.com.co.

Incluso, conocidos abogados, como el penalista Hernando Osorio Rico, opinaron que la solicitud no tiene fundamento jurídico, ya que se trató de “una justa electoral atípica” y cabría preguntarse qué pasaría si en Cartagena se realizaran nuevamente unas elecciones atípicas, como declaró a El Universal. En este caso, inquirió, “¿tendríamos nuevos concejales?”

Sin embargo, para otros juristas, como el especialista en Gestión Pública y magíster en Derecho Administrativo Fabio Castellanos Herrera, “la petición está ajustada al Acto Legislativo No 2 del 2015 y en especial al espíritu del constituyente derivado, que fue permitir una labor de oposición política real, no solo del segundo en votación a Alcaldía sino también del segundo en votación a gobernador y presidente”.

En declaraciones a Revista Metro, Castellanos señaló que “no puede olvidarse que el periodo atípico es posterior a la prohibición del acto legislativo que se refería a las elecciones del 2015, y que la Constitución tiene fuerza normativa que no requiere norma que la desarrolle; además, ya existe un control automático de constitucionalidad que avaló el proyecto de ley estatutaria. Esta situación, por ser novedosa, dará para interpretaciones, y estoy totalmente seguro que el segundo en votación a la Presidencia de la República también hará lo pertinente. En todo caso, es claro que serán el Concejo distrital, la Registraduría y los jueces los que tengan la última palabra”.

 

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial