Dejemos de criticar y pongámonos a trabajar

ivan-martinez2Iván Martínez Ibarra *

Para bien o para mal, el nuevo alcalde de Cartagena es Quinto Guerra. Eso será así hasta que acabe su periodo o cuando una autoridad pertinente diga lo contrario. Hasta donde tengo entendido, Quinto tiene la experiencia y la preparación académica suficiente para ejercer el cargo, además cuenta con el apoyo de un partido con importante trayectoria como lo es el conservador, que le dio su aval. Otros partidos también lo apoyan, al igual que la candidata a la vicepresidencia doctora Marta Lucía Ramírez y muchos empresarios con reputación intachable como Ramón del Castillo, por lo que asumo que no tiene impedimentos legales, ni morales y no es tan malo como dicen en algunos medios.

En muchas reuniones y artículos podemos palpar a flor de piel la fundada molestia y polarización que tienen los cartageneros y el país por lo actos de corrupción y por los graves inconvenientes de gobernabilidad a los que ha estado sometida la ciudad, pero solo criticando no solucionamos. Está clara la molestia, está claro que estamos indignados y con mucha razón, le pedimos a los entes de control que hagan su trabajo sin descanso, pero debemos dejar gobernar al que fue elegido en democracia, de lo contrario la situación empeorará.

Los retos que tiene el alcalde no son pocos, y se debe trabajar sin descanso y con el apoyo de todos los gremios y la ciudadanía en general para sacarlos adelante. Mencionaré solo 10, que a mi parecer están dentro de los más  importantes.

1.- Medio ambiente: Sin duda en Cartagena vivimos paradojas increíbles. Muchas zonas se inundan por el incremento incesante del nivel del mar, dicho incremento es generado por el  llamado “efecto invernadero” – Calentamiento Global -, que es causado entre otras por los combustibles fósiles, pero construimos una gran refinería y un muelle para importar gas que generan dicho ‘efecto invernadero’. No critico esas inversiones, son necesarias para generar empleo y desarrollo. Lo que sí crítico es que la ciudad teniendo una excelente radiación solar no tenga un plan agresivo de impulso a la energía solar. Dicha energía es una fuente económicamente viable, inagotable, renovable, gran generadora de empleo (en los Estados Unidos de América se generan hoy más empleos con la energía solar que con el petróleo), no contaminante, y es una realidad en el mundo. ¿Qué esperamos para utilizarla, disfrutar de sus bondades, generar parte de la energía que consumimos (actualmente traemos prácticamente toda la energía eléctrica del interior del país, lo que incrementa su costo) y apostarle a una menor dependencia energética con todos los beneficios que eso implicaría?

Las campañas de educación ambiental deben ser constantes, la educación en este tema debe ser obligatoria en todas las instituciones de la ciudad. Conocer el daño que le hacemos al medio ambiente cuando arrojamos basuras en lugares no adecuados, cuando talamos manglar, cuando modificamos el cauce de las aguas con rellenos.

Cuando atentamos contra el medioambiente, este atenta contra nosotros por medio de inundaciones, deslizamientos, entre otros, que después son causa de lamentaciones y grandes gastos.

2.- POT : La ciudad está creciendo, y eso no parará. Crecer no es malo, lo malo es crecer de manera desordenada. Estamos plagados de invasiones. Estamos plagados de construcciones ilegales causadas por un deterioro de la moral, pero también por falta de espacios para desarrollar construcciones legales. De manera inmediata se deben ‘liberar’ grandes extensiones para la construcción de viviendas y negocios. En Membrillal, por ejemplo, tenemos grandes extensiones de tierras rurales que deben pasar a ser urbanizables con altos índices, cuanto antes. De esa manera, contaríamos con tierras económicas para el desarrollo de viviendas. En esas viviendas puede vivir la mano de obra que utiliza Mamonal y así le bajamos la presión al transporte. Si los empleados crecientes de Mamonal deben recorrer media ciudad todos los días para ir a sus trabajos, no habrá inversión que aguante en transporte público y vías.

3.- Servicios públicos e infraestructura vial: teniendo claro a dónde debemos crecer. El siguiente paso es hacer grandes inversiones en servicios públicos e infraestructura vial, para habilitar esas áreas de manera adecuada. De esa manera tendremos los lugares adecuados para darle vivienda a las peligrosas invasiones que hay en toda la ciudad.

4.- Protección costera: es inaceptable que el sector privado confíe en la ciudad construyendo majestuosos hoteles en la primera de Bocagrande, y la ciudad no sea capaz de responderle con una vía y unas playas dignas de esta ciudad y de dicha infraestructura. Necesitamos que esa obra se realice cuanto antes, de lo contrario pondremos en riesgo futuras inversiones y al sector turístico, uno de los mayores generadores de empleo.

5.- Drenajes pluviales: El Centro Histórico de Cartagena es, junto a las murallas, el principal atractivo de la ciudad. El Centro Histórico no se puede mudar. Si se inunda, los turistas dejarán de llegar, y eso afecta a toda la ciudad. Muchos barrios se inundan en época de lluvias y es importante evaluar cuál es la mejor solución. Invertir en infraestructura o invertir en la reubicación. Pero debemos pasar de las palabras a los hechos.

6.- Generar condiciones para que las industrias vengan a Cartagena y empleen mano de obra local. Son un verdadero calvario todos los trámites que debe realizar una empresa para poder desarrollar su actividad en Cartagena (aprovecho para aplaudir a la Cámara de Comercio, que es un verdadero ejemplo de gestión y eficiencia). El alcalde debe personalmente liderar comités interinstitucionales en donde se analicen y solucionen las múltiples trabas y así le permitan a los privados desarrollar sus actividades fácilmente, de esa manera vendrán con su dinero y su capacidad empleadora para beneficio de todos.

7.- Mantenimiento: la infraestructura de la ciudad adolece de mantenimiento, vemos carreteras, drenajes, tapas, andenes, parques y demás infraestructura destrozada. Solucionar eso cuesta mucho dinero y deben abrirse costosas licitaciones fuentes de corrupción. Debemos apostarle al mantenimiento preventivo y correctivo, en la ciudad eso no existe. No podemos dejar que las cosas se deterioren y después hacer una gran licitación para hacerlas nuevas. Se deben mantener, de esa manera ahorramos mucho dinero y gozamos permanentemente de una adecuada infraestructura.

8.- Nuestra ciudad soñada: ¿cómo vemos a Cartagena en 30 años? Planificar a futuro nuestra ciudad no es urgente, pero sí muy importante. En ese sentido contamos con aliados como el gobierno de Corea, que públicamente ha manifestado su deseo de colaborar; aceptemos esa colaboración. Diseñemos la ciudad de nuestros sueños y trabajemos todos unidos para hacerla una realidad.

9.- Turismo: debemos darles más a los turistas, para que ellos nos dejen más a nosotros. Emprendimientos como el aviario deben multiplicarse: zoológicos, museos, avistamiento de aves, jardines botánicos. Sin duda alguna, el museo del galeón San José será un gran atractivo. Debemos todos estar pendientes que todo, completo, el galeón descanse en dicho museo y no permitir que se fragmente para pagar su rescate. Capacitaciones constantes, campañas de sensibilización que le permitan a todos los ciudadanos entender la importancia del turista, al que debemos acoger y consentir con excelente infraestructura y servicios. Siempre con una cara amable y precios justos. Es importante también decirles a los turistas que la ciudad se respeta, no aceptaremos maltratos de ninguna clase.

10.- Canal del Dique y canales de acceso para grandes embarcaciones: El Canal del Dique es una gran fuente de sedimentos, sedimentos que matan los corales acabando con la vida marina, ese sedimento disminuye de manera importante el atractivo de nuestras playas y de nuestra bahía afectando el turismo. Ese sedimento dispara los costos de mantenimiento de los canales de acceso que permiten la entrada de embarcaciones a nuestros importantes puertos, generadores de empleo y bienestar. La obras que se construirán en el Canal del Dique ayudarán a disminuir el ingreso de sedimentos, por esa razón es prioridad hacerle un estricto seguimiento; en eso el gobernador de Bolívar ha sido clave.

Faltan muchos temas por tratar, como la seguridad y educación, pero con estos diez puntos y el día a día, el alcalde tendrá bastante para este corto periodo.

Al alcalde le deseo la mejor de las suertes, como timonel su suerte es la de la ciudad. Le pido, por favor, que no nos decepcione; no les de la razón a sus críticos y muestre con hechos concretos y en especial con mucha transparencia de qué está hecho.

* Exviceministro de Infraestructura

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial