Londoño y Toncel admiten que “hubo desencuentros” entre el Ejecutivo y el Concejo

Luego de admitir que “no alcanzo a recordar un periodo de nuestra historia moderna y republicana tan lleno de vicisitudes y sobresaltos” en el que tanto el Ejecutivo como el Concejo de Cartagena hayan padecido “momentos de conmoción y alteración de nuestra institucionalidad” ante los cuales cree “haber logrado actuar con prudencia, mesura y tranquilidad”, el presidente de la corporación edilicia, Wilson Toncel Ochoa, agradeció al saliente alcalde designado de Cartagena, Sergio Londoño Zurek, por haber logrado “timonear para que nuestro barco no cediese ante el ímpetu de las olas que amenazaban con un naufragio”.

“Hubo momentos de desencuentros que parecían ahondar la crisis y postergar su superación”, confesó Toncel Ochoa durante su discurso de clausura de las primeras sesiones ordinarias de 2018, “sin embargo”, dijo, “el deseo común de sacar la ciudad adelante pudo más que el individualismo que en muchas ocasiones nos caracteriza a los cartageneros”, con lo cual “logramos capotear el temporal” que se cernía sobre la Ciudad Heroica.

Las loas del presidente del Concejo fueron aceptadas sin falsas modestias por su destinatario: el saliente mandatario interino de los cartageneros, quien abrió sus discurso de clausura expresando que “en el periodo más oscuro, contra todo pronóstico, impedimos que la nave sucumbiera ante la tormenta”. Según Londoño Zurek, los concejales y los funcionarios del Distrito “logramos con nuestras acciones dirigir a buen puerto nuestra ciudad”.

En efecto, como dijera con similares palabras Toncel, “hubo momentos duros entre nosotros, pero el diálogo y las ganas de trabajar por Cartagena pudieron más que cualquier diferencia entre nosotros”, señaló Londoño.

En su discurso, el presidente del cabildo manifestó que “a pesar de los múltiples tropiezos, hoy debo decirles que (…) tuvimos la oportunidad de ponerle la lupa del control político a varios temas relacionados con educación, salud, funcionamiento de Transcaribe (y) escuchamos a los damnificados del edificio Aquarela, y alcanzamos a debatir y aprobar proyectos de acuerdo importantes y necesarios para el desarrollo de Cartagena”.

“Impedimos que la nave sucumbiera ante la tormenta”: Sergio Londoño

Entretanto, por su gestión durante 255 días al frente de los destinos del Distrito, el burgomaestre saliente se mostró satisfecho, destacando entre sus logros, según dijo, la considerable reducción de los gastos de funcionamiento “para hacerle frente a nuestra realidad presupuestal”; haber llevado “más de 100 obras a todos los rincones de Cartagena”; haber continuado “con el plan de saneamiento de los hospitales y centros de salud que quedaron sin hacer por administraciones pasadas”; haber logrado “desenredar el nudo gordiano del Plan de Ordenamiento Territorial”; haber defendido “la posición del Distrito en el caso Aquarela”; y haber enfrentado “junto con la Procuraduría, la tragedia de las construcciones ilegales”.

En conclusión, según lo dicho en su último discurso ante los cartageneros por Londoño Zurek, quien regresa a la dirección de la Agencia Presidencial de Cooperación, durante el tiempo que estuvo como mandatario interino “superamos los atrasos históricos para poner a marchar esta ciudad”.

“En este encargo nos propusimos darlo todo por Cartagena”, manifestó Londoño; “no podíamos permitir que la historia nos juzgara como inferiores al reto aceptado”.

Sobre el nuevo alcalde

En su discurso, el presidente del Concejo, Wilson Toncel, recordó que “ahora nos toca continuar el camino con un nuevo alcalde y su programa de gobierno, que deberá convertirse en un plan de desarrollo en los próximos tres meses”, y que “un nuevo equipo de gobierno deberá interactuar con un Concejo que desde ya se compromete en redoblar esfuerzos para trabajar en pro del desarrollo de nuestras comunidades”.

Por su parte, el saliente alcalde, Sergio Londoño, en su último discurso antes de regresar a Bogotá, tras confesar que se encuentra muy complacido por “poder entregar este encargo a un alcalde electo por voto popular”, le envió “al alcalde (Antonio) Quinto (Guerra Varela) todo su cariño, felicitación y afecto. Deseo que le vaya bien y que gobierne a Cartagena con amor profundo. Aquí siempre contará conmigo para lo que necesite con el único interés de servirle a mi ciudad y sin ser nunca un estorbo para su administración. Tendrá un soldado fiel de las causas que signifiquen mejorar el porvenir de los cartageneros”.

 

 

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial