Reacciones a elección de Antonio Quinto Guerra: unas de cal y otras de arena

Mientras el alcalde electo de los cartageneros, el exconcejal conservador Antonio Quinto Guerra Varela, se alista a liderar personalmente el proceso de empalme con la saliente administración de Sergio Londoño Zurek, en redes, corrillos y medios de comunicación continúan escuchándose voces a favor y en contra de su elección con apenas el 9.6% del potencia electoral de Cartagena. Y, sobre todo, prosiguen los cuestionamientos al hecho de que, a pesar de la grave crisis política y social que padece la ciudad, el 77.35% de los hombres y mujeres aptos para votar no acudiera este domingo a las urnas.

Uno de los primeros en manifestar su complacencia por la elección de Guerra Varela fue el presidente del Partido Conservador Colombiano, Hernán Andrade Serrano, quien en un comunicado de prensa expresó que “la contundente votación a favor de Quinto Guerra ratifica que fue acertada la decisión del Partido de respaldarlo en todo momento, pese a momentáneas dificultades que fueron felizmente superadas”.

En clara alusión a la advertencia de la Procuraduría General de la Nación sobre la supuesta inhabilidad de Guerra Varela, Andrade Serrano señaló que “el Partido Conservador considera que debería declararse zanjada cualquier polémica y que a partir de ahora el único interés es trabajar a fondo por los cartageneros”.

El presidente del Partido Conservador, a quien los órganos de control investigan por su supuesta participación en el escándalo del Cartel de la Toga (leer ‘Hernán Andrade Serrano, en la mira de la Procuraduría‘), cuestionó la posición del procurador Fernando Carrillo al aseverar que avaló a Guerra Varela “amparado en la ley y en la clara interpretación y alcance que de ella ha hecho el Consejo de Estado a través de múltiples sentencias en su reiterada jurisprudencia. Incluso, la misma Procuraduría ha rendido conceptos en otros casos en sentido similar, es decir, en contravía de lo que ahora proponen en contra del alcalde electo” (leer ‘El Conservatismo será el gran aliado del alcalde electo, Quinto Guerra, para que Cartagena salga de su crisis‘).

Otros dirigentes políticos que también respaldaron a Antonio Quinto Guerra, como el senador Andrés García Zuccardi, el representante Hernando Padauí Álvarez y el concejal Vicente Blel Scaff, expresaron igualmente su satisfacción por el triunfo de su candidato.

En declaraciones a varios medios de comunicación, García Zuccardi anunció “todo nuestro apoyo desde el Congreso” al nuevo mandatario, con el fin de “seguir construyendo una ciudad en donde los niños, jóvenes, adultos mayores y los más vulnerables sean nuestra prioridad social”.

Padauí Álvarez, por su parte, expresó que “la ciudad tomó la mejor decisión y hoy nos toca dejar atrás las controversias y trabajar unidos por una ciudad descuadernada en aspectos como seguridad e inclusión social”.

Y Blel Scaff dijo que “el gran reto de Quinto Guerra está en devolver a los cartageneros la esperanza, la confianza en los políticos y en las instituciones, todo ello con resultados”.

Sin embargo, para otros dirigentes locales y nacionales la elección de Guerra Varela no ha sido motivo de satisfacción. En su cuenta en Twitter, tras conocer los resultados electorales, el senador electo por el partido Alianza Verde, Antonio Sanguino Páez, publicó: “Pobre Cartagena, ¡sigue sitiada por las hordas de la corrupción!; ¡sí hay Quinto malo!!” El nuevo congresista, quien promueve la suscripción de una Gran Pacto Social para sacar a la Ciudad Heroica de la crisis, manifestó también en la red social su “respaldo pleno a las acciones legales y solicitudes de no validación de la elección de Quinto Guerra como alcalde de Cartagena interpuestas por la @PGN_COL y la @redveeduriascol”.

Entre esas acciones se conoció la denuncia interpuesta ante la Fiscalía, ayer mismo, por el presidente de la Red de Veedurías Ciudadanas de Colombia, Pablo Bustos Sánchez, para quien el alcalde electo habría violado la Ley 1864 de 2018 que “en su artículo quinto preceptúa que candidatos que se hallen inhabilitados y resulten electos estarían incursos en una pena de prisión de cuatro a nueve años, y una multa de 200 a 800 salarios mínimos legales vigentes” (leer ‘Radican denuncia en la Fiscalía contra elección de Quinto Guerra‘).

Pero, más allá de la supuesta inhabilidad, que cuatro de cada cinco ciudadanos aptos para votar hayan optado por la abstención es, para muchos analistas y ciudadanos del común, lo más inquietante.

Sobre todo, es preocupante que la mayoría de los cartageneros no reaccionaran “ante el estado de postración de su ciudad: un alcalde saliente preso, muchos de los concejales investigados y un nuevo mandatario que, desde antes de ser elegido, ya llega cuestionado por la Procuraduría“, como advirtiera el gestor cultural y director de la Escuela del Cuerpo, Álvaro Restrepo, para quien “solo augurios siniestros trae para la ciudad pindonga“, la elección de Guerra.

El ciudadano que permite el ascenso al poder de un gobernante cuestionado, en una ciudad tan maltrecha y desmantelada como Cartagena, con su pasividad e indolencia, cohonesta el saqueo, la desidia, el desgreño: el crimen“, señala Restrepo (leer ‘La quinta guerra de Cartagena‘).

 

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial