A dos días de la elección atípica se fragua alianza de candidatos a la Alcaldía

Un día después de las elecciones, la persona que obtuvo la más alta votación y, en consecuencia, se había ganado el derecho a administrar a Cartagena desde el Palacio de la Aduana, en entrevista a la W – Radio declaró: “No gané en solitario la Alcaldía; la gané con el respaldo de muchos ciudadanos que decidieron acompañarnos en un proceso de recuperación del poder para el ciudadano común y corriente. Y lo hicimos”. Y manifestó después que con su elección perdió el continuismo y los tradicionales jefes políticos que pensaban que con ‘tulas’ llenas de dinero podían manipular las conciencias de los ciudadanos. “Fue una cuenta de cobro contra una manera de gobernar que no le ha resuelto ningún problema a Cartagena”, aseguró. “Perdió la gente que pensaba que podían seguir utilizando a la ciudad para manejarla a su antojo; perdió una fórmula que pensaba que quienes tenían los recursos y el poder político podían fácilmente ganar las elecciones”, dijo.

En medio de una entrevista en la que fue evidente que el equipo periodístico de La W aún estaba sorprendido de que un candidato a quien respaldaba la mayor parte de la clase política local hubiese perdido ante una opción surgida de un proceso con mucho menos respaldo clientelar, quién finalmente se alzó con la victoria explicó que “las castas políticas tradicionales se llevaron una gran sorpresa porque la gente salió a votar por quien le pareció y no por quien ordenaban sus jefes; no funcionaron las maquinarias políticas de otras épocas, donde se movilizaba a los electores para votar por un candidato determinado; yo creo que ‘conejearon’ a los de la tula; sentí mucha fuerza de hombres y mujeres diciendo ‘es que la ciudad es de nosotros y nosotros hoy no tenemos esta ciudad’”.

Ese diálogo de la entonces alcaldesa electa Judith Pinedo Flórez en octubre de 2007 habría de ser recordado más de diez años después por varios dirigentes políticos de la Ciudad Heroica, entre ellos el candidato a la Alcaldía César Anaya Cuesta, quien con otros aspirantes al primer cargo del Distrito participan en un proceso que busca la unión de varios de ellos alrededor de una candidatura única.

César Anaya y Rafael Vergara fueron los primeros en deponer sus aspiraciones y adherir a la de Judith Pinedo. -Foto Archivo.

Anaya Cuesta, en 2007, fue uno de los entonces candidatos que tuvo la iniciativa de liderar un proceso que conllevó a que un grupo de los entonces aspirantes se unieran a Pinedo Flórez, lo que contribuyó a su sorpresivo triunfo.

Como se recordará, en ese entonces, además de Anaya se unieron a la llamada ‘mariamulata’ Rafael Vergara Navarro, Argemiro Bermúdez Villadiego, Miguel Navas Meissel y Amaury Martelo Vechio, entre otros, lo que permitió derrotar a Juan Carlos Gossaín, el candidato a quien respaldaba la mayoría de los jefes políticos de Cartagena y Bolívar. Esa unión, como habrá de recordarse también, se anunció durante un foro denominado ‘Diálogos en la Catedral’, en el cual participaron los entonces 10 candidatos a la Alcaldía invitados por monseñor Jorge Enrique Jiménez Carvajal.

Hoy, repitiendo la historia, el mismo Anaya lidera un proceso que busca la unión de varios de los actuales candidatos, con quienes ha adelantado varias reuniones. La idea, según trascendió, es constituir un bloque que enfrente electoralmente a Antonio Quinto Guerra Varela, a quien respalda prácticamente toda la dirigencia política local y gran parte del empresariado que interactúa con esta (leer ‘Quinto y sus compañías de quinta a la Alcaldía de Cartagena‘).

De acuerdo con diversas fuentes, en los últimos días Anaya se ha reunido con varios de los restantes candidatos, entre ellos Andrés Betancourt González, con quienes se ha avanzado en la posibilidad de unirse alrededor de una sola candidatura.

En declaraciones a varios medios de comunicación, Anaya ha dicho que “Cartagena merece que todos los candidatos independientes generemos sinergia en torno a la ciudad, confianza en los cartageneros, una alianza para derrotar la maquinaria política, romper el paradigma de los caciquismos políticos y de los financistas, que piensan en todo lo que viene para Cartagena como un negocio”.

Lía Margarita Muñoz Rangel, quien aspiraba con el aval de la Unión Patrótica, aportó al proceso renunciando a su candidatura y sumándose a las fuerzas de César Anaya, inscrito por Opción Ciudadana.

 

Contexto:

1 Comment

  1. RAFAEL E .CACERES CASTELLON dice:

    Siempre es el mismo cuento y a la larga terminan enmermelados ; todos los candidatos anteriores en la campaña eran una cosa y después de la elección sacaron las garras de la corrupción. Entre esos aparece uno que en todas las campañas es aspirante y al final termina no aliniandose , sino vendiendose y asi se ha comportado todo este tiempo, hasta cuando estos personajes de esta calaña van hacerle daño a la ciudad; igual pasa con los llamados dirigentes comunales y sociales son comun mente llamados, PULLA OJOS, hasta cuando las comunidades aguantaran estos magos de las mentiras y de la hipocrtesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial