Con la sola oposición del Sudeb, avanza aprobación del Plan Maestro de Educación

Por Carlos Ardila González

Para las distintas Organizaciones No Gubernamentales -ONG – que de una u otra forma ejercen control sobre la Administración Pública en Cartagena, la activa participación en la construcción y formulación del Plan Maestro de Educación -PME – de cerca de tres mil personas, la mayoría de estas pertenecientes a la comunidad educativa, es un positivo ejemplo de participación ciudadana y comunitaria.

Y como suele ocurrir cuando los procesos son realmente amplios, incluyentes y participativos, desde los más diversos sectores de la sociedad civil comenzaron a escucharse voces de respaldo a la institucionalización como política pública de una serie de programas, proyectos y planes que permitan enrutar todos los esfuerzos que tanto el Estado en todos sus niveles como el sector privado realizan en materia educativa en la capital de Bolívar.

Lo que varios analistas coinciden en manifestar es que, por regla general, los resultados de este tipo de procesos suelen ser aceptados con complacencia cuando se propicia que en ellos participen los distintos actores involucrados y -además – se permite que todos los interesados intervengan y expongan sus inquietudes, sugerencias y propuestas, las cuales deben ser consideradas y tenidas en cuenta de haber lugar a ello.

Curiosamente, de las pocas personas que se oponen a la aprobación del PME de Cartagena, por considerar que nació muerto ya que “si el sector privado le interesa tanto la educación pública, entonces que la plata que coge de lo público, sea realmente invertida para el servicio de lo público y no para el servicio de ellos mismos”, es el presidente del Sindicato Único de Educadores de Bolívar -Sudeb-, Medardo Hernández Baldiris. En su criterio, si “los sectores privados quieren defender tanto a la educación pública (entonces) que paguen más impuestos para la educación”.

El secretario de Educación del Distrito, Jaime Hernández Amín, y el director de Cobertura, Iván Sanes Pérez.

Para que nos contara cómo fue la construcción del PME, qué se estableció en el mismo en materia de calidad, cobertura, pertinencia y gestión educativa, y porqué cree él que entre los pocos que se oponen esté -justamente – el sindicato de educadores, entrevistamos al secretario de Educación del Distrito, Jaime Hernández Amín.

En su diálogo con este reportero, el funcionario reconoció que él contó “con la buena suerte de encontrar el Plan ya en su punto de maduración, ya que venía construyéndose desde hace más de dos años por más de 2.500 personas, la mayoría de la comunidad educativa”.

“Debo reconocer”, admitió, “que esta no es una propuesta solo de esta Administración, como tampoco lo es de la Alcaldía, sino una propuesta de toda la ciudad; lo que ha querido esta Administración es convertir la crisis existente en una oportunidad. Como el alcalde no llegó como consecuencia de un proceso electoral no hay intereses políticos de por medio, y por ello puede construirse un Plan altruista, a largo plazo, alejado de la politiquería”.

Sobre el espíritu del PME, Hernández Amín manifestó que “es meramente política: en Cartagena hay una crisis política, y eso genera inestabilidad y falta de consistencia en las políticas públicas que se ejecutan. La política publica de Educación es diferente a las demás porque aquí no estamos construyendo parques ni calles; aquí estamos construyendo gente, es decir, recurso humano. Luego, dada esa inestabilidad jurídica, sino hay una ruta, una guía, que diga en qué se debe invertir en Educación, cuándo, cómo y para qué, con qué indicadores, siempre vamos a estar supeditados a la voluntad del mandatario de turno, y por eso es que seguimos dando círculos en el mismo espacio, y no avanzamos”.

Sobre el propósito del PME, Hernández expresó que es “blindar los recursos de la Educación de la politiquería y que sea la ciudadanía y principalmente la comunidad educativa la veedora y garante, ante los próximos alcaldes, durante los próximos 15 años, de que el Plan se cumpla”.

“Este no es un Plan etéreo y abstracto, ni es un Plan que puede ser aplicado en cualquier parte”, señaló; “sino un Plan construido para Cartagena, que tuvo en cuenta su territorio y su demografía. La gran brecha social existente entre sus áreas urbana y rural y la zona insular son particularidades de Cartagena que deben superarse”.

Sobre los recursos para su ejecución, el secretario de Educación manifestó que son, a valor presente, cerca de $150 mil millones anuales, y agregó que “este es el único PME, que yo sepa, que tiene un certificado de marco fiscal expedido por la Secretaría de Hacienda, lo que quiere decir que dentro de los próximos 15 años los $2.2 billones que le corresponden a la Alcaldía existen, están garantizados”.

Con respecto a la ejecución del PME, Hernández indicó que se enmarcarán en “cuatro áreas, 14 proyectos y 30 subproyectos. Las áreas son calidad, cobertura, pertinencia y gestión educativa”.

Y al preguntársele sobre las críticas del sindicato de educadores, el funcionario respondió que “no hago sino aplaudir la oposición, ya que esta legitima los procesos en una democracia; por ello agradezco a todos los que hagan oposición al Plan, porque nos ayuda a mejorarlo. Los cuestionamientos sobre las cifras ya fueron aclarados. Las cifras fueron bien estudiadas. Las cifras demográficas se estudiaron con el Dane, y para las cifras económicas se tuvo en cuenta el IPC. Todo está bien estructurado”.

“Si todo sale como estaba previsto, la licitación del PAE sale esta misma semana”, aseguró Jaime Hernández.

Los atrasos del PAE

Con relación a los atrasos sufridos en el proceso de contratación del Programa de Alimentación Escolar -PAE, Hernández manifestó que “el problema no ha sido solo con este; ha sido con todos los servicios educativos, que no se han venido manejando bien. No existen las herramientas, ni la organización ni en gran medida el recurso humano para que las políticas públicas de Educación se llevan a cabo en forma correcta. Por eso tanto el PAE como muchas otras cosas no vienen funcionando bien. Lo que ahora estamos haciendo es poner la casa en orden”.

Al insistírsele en que explicara de manera concreta el porqué de las demoras en la contratación del PAE, Hernández contestó que “ha sido porque esta es mucho más compleja que las restantes contrataciones, y vale mucho más. Eso requiere de mucho más esfuerzo y mucho más tiempo de trabajo. Además, porque está en la lupa de los órganos de control, y por eso en vez de ponernos a defendernos de los entes de control lo que hacemos es invitarlos a participar en el proceso; que sean acompañantes y aliados para que no haya ningún vicio ni errores. Y porque el Ministerio de Educación expidió una nueva resolución, basada en los lineamientos de Colombia Compra Eficiente, con la finalidad de que el servicio sea más transparente y se haga mejor uso de los recursos, y lo que hicimos fue aplazar el proceso”.

Sobre la preocupación que a algunos les asiste porque, aunque sea esta Administración la que elabore los pliegos de condiciones, la adjudicación le toque al próximo gobierno, y ya se asegura que uno de los más cuestionados oferentes del PAE está participando activamente en una campaña, el funcionario respondió tajantemente que “los tiempos dan para nosotros adjudicar. Ya se están terminando los ultimos estudios de mercado, que fue la parte más dura, ya que tuvo que realizarse nuevamente por la expedición de la nueva resolución”. “Si todo sale como estaba previsto”, recalcó, “la licitación sale esta misma semana”.

Contexto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial