“En el senador Sanguino, Cartagena y Bolívar tendrán un defensor de sus intereses”: Castellanos

Por Carlos Ardila González *

No es ya ni personero ni procurador pero, como se sabe, con demasiada frecuencia personas de distintos estratos lo enteran de innumerables irregularidades y le piden promover un condigno castigo a quienes resulten responsables. Y tampoco es ya candidato a la Alcaldía de Cartagena, pero en muchos escenarios habla como si lo fuera: proponiendo acuerdos para sacar al Distrito de la crisis en que se encuentra y lanzando certeros dardos a quienes, según él, son los responsables de la misma, por acción u omisión.

Se trata del abogado Fabio Castellanos Herrera, quien fuera personero de Cartagena y procurador Delegado para la Moralidad Administrativa.

Y, tal vez precisamente por ello, hoy es un aguerrido luchador contra la corrupción, o al menos así se muestra cuando, aprovechando las oportunidades que le brinda con frecuencia la prensa local, se va lanza en ristre contra quienes de una u otra manera protagonizan supuestos hechos irregulares.

Además, así comenzó a mostrarse cuando su nombre sonó como precandidato del partido Alianza Verde a la consulta interna anunciada por la Coalición Colombia para escoger candidato único a la Alcaldía de Cartagena, y así se muestra ahora cuando, en vísperas de las elecciones congresionales este 11 de marzo, presenta como su candidato al Senado al exalcalde de Bogotá Antonio Sanguino Páez, y anuncia desde ya que se dispone “a promover un gran Acuerdo por Cartagena una vez sea elegido el nuevo Congreso”.

En diálogo con Revista Metro, Castellanos Herrera manifestó que respalda decididamente a Antonio Sanguino porque se trata de “un hombre con una visión nacional pero que reconoce también la importancia de las regiones y, como la mayoría de colombianos, tiene a Cartagena en su corazón y conoce como el que más su  problemática”.

“Sanguino”, dijo, “conoce muy bien cómo actúa la clase de política de Cartagena y conoce los grandes problemas sociales de la ciudad, y ese amor por el Corralito de Piedra, estoy totalmente convencido, lo hará convertirse en un nuevo senador para Cartagena y Bolívar”.

En su diálogo con este portal, Castellanos recordó que “Sanguino, como presidente y vocero de la Alianza Verde, vino a Cartagena a quitar el respaldo político al entonces alcalde Dionisio Vélez, por considerar que había infringido los principios del partido, y eso le permitió comprometerse aún más con la ciudad y conocer en carne propia lo que estaba pasando. Por eso, por conocer muy bien a Cartagena, se ha comprometido a implementar un Plan de Emergencia Social; él sabe que el gran problema de Cartagena es la pobreza, y la pobreza solamente puede combatirse con inversión y con buen gobierno; y por eso se ha comprometido a jalonar recursos desde el Gobierno Nacional para implementar ese Plan de Emergencia Social”.

Sobre el proceso de búsqueda de un candidato único para enfrentar a la clase política tradicional de Cartagena, la cual, según dijo, es corresponsable de la grave crisis institucional que padece el Distrito, Castellanos plantea “un pacto por Cartagena que vaya mucho mas allá del concepto de la Coalición Colombia; estamos buscando una verdadera tercería, que no se limite a David Múnera, Claudia Fadul y el candidato del verde; por eso hoy, incluso teniendo ya el partido Alianza Verde un candidato a la Alcaldía, como es Armando Córdoba, considero que es insuficiente para tener una verdadera opción de triunfo”.

De acuerdo con el dirigente político, “la crisis que padece la ciudad es tan grande que lo que hay es que hacer es consolidar una candidatura realmente viable y con posibilidades de ganar, a fin de impulsar una propuesta de transformación a más de tres o cuatro periodos; por eso el pacto que proponemos implica, primero: un reconocimiento al principio de legalidad; segundo: la promoción del Plan de Emergencia Social; y tercero: un plan de desarrollo a doce años con un proyecto político donde estén los verdes, si quieren entrar; los del Polo, si quieren entrar; otros sectores ciudadanos, si quieren entrar; incluso varios de los actuales candidatos, con el fin de tener la posibilidad de enrutar a un buen puerto este barco que va camino a un despeñadero sino actuamos todos”.

Sobre cómo podría llevarse a cabo el pacto propuesto, Castellanos respondió que primero “hay que ser verdaderamente franco con lo que ha pasado; yo concibo el perdón, pero no el olvido; en la ciudad hay una clase política, una clase empresarial y otra gente que le han hecho un grave daño a la ciudad, y ellos pueden aportarle al proceso dejando de hacerle aún más daño. Pero eso no es lo que hoy muestran. No dan muestras realmente de arrepentimiento; todavía se mantienen con el mismo criterio. Mire, por ejemplo, el caso de Quinto Guerra; si yo tuviera las más mínima duda sobre si estoy o no inhabilitado no sometería a la ciudad a un nuevo periodo de interinidad y, con ella, a una nueva crisis institucional. Él debe saber que el Consejo de Estado frente a su situación ha tenido dos posiciones; pero no, él no da muestras de verdadero arrepentimiento”.

“Entonces”, recalcó, “con esos sectores realmente va a ser muy difícil poder construir un acuerdo. Hay algunos sectores que tienen que decir: sí, yo soy corresponsable de esta crisis, por acción o por omisión, y si hablan con la verdad podremos construir una nueva Cartagena, porque a la ciudad debemos reconstruirla entre todos, aún los que hemos sido parte de la crisis, pero en la medida en que sigamos pensando en hacer trampas o realizar maniobras para seguir engañando a la ciudad no podremos hacer un verdadero acuerdo”.

* Director de Revista Metro

 

Otras entrevistas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial