Un magistrado del Tribunal de Bolívar decidirá si se alarga o no la era Londoño

Mediante todas las acciones a que haya lugar, el Gobierno Nacional intentará que el alcalde designado de Cartagena, Sergio Londoño Zurek, continúe al frente del Distrito hasta cuando asuma como nuevo mandatario titular quien resulte electo el próximo 6 de mayo.

Así lo dejó entrever el ministro del Interior, Guillermo Rivera Flórez, al anunciar a través de su cuenta en Twitter que “el gbno impugnará fallo de acción de cumplimiento del Tribunal de Bolivar q ordena designar alcalde d Cartagena del movimiento 1ro la gente” (SIC).

No obstante, con la impugnación no se logrará de manera automática, como alegremente ya algunos comienzan a señalar, que el alcalde interino se atornille al cargo por dos meses más, como por lo visto pretende el Alto Gobierno.

De acuerdo con el artículo 26 de la Ley 393 de 1997, “por la cual se desarrolla el artículo 87 de la Constitución Política”, si una sentencia fuera impugnada el juez podrá interrumpir sus efectos “salvo que la suspensión de cumplimiento del fallo genere un perjuicio irremediable del demandante”.

En este caso, al admitir el recurso, un magistrado del Tribunal Administrativo de Bolívar deberá determinar si la interrupción del fallo proferido no viola un derecho constitucional, causando un daño irreparable al demandante, en cuyo caso la impugnación sí se concederá con efecto suspensivo y, en consecuencia, Londoño continuaría al frente del cargo.

Pero, en caso contrario: “si el magistrado considera que no cumplir en el término de la distancia lo que establece la Ley Estatutaria 1475 de 2011 ocasiona un perjuicio irremediable a la democracia local, extendiendo en el tiempo una afrenta jurídica y de facto contra el interés general y violando de forma grosera la moralidad administrativa”, como expresó un experto consultado por este portal, “la impugnación haría su curso luego de que el magistrado la conceda con efecto devolutivo. Si ello ocurre, Londoño sería reemplazado por alguien que sí pertenezca al movimiento Primero la Gente, al margen de que el expediente suba al Consejo de Estado.

En todo caso, salvo que el Gobierno, en su afán por prolongar la permanencia de Londoño Zurek hasta el 6 de mayo, fecha prevista para que los cartageneros elijan a su nuevo alcalde, la impugnación deberá resolverse en cuestión de días.

“Lea el artículo 27 de la Ley 393 de 1997”, nos pidió la misma fuente, que pidió no revelar su nombre; “este versa sobre el trámite de la impugnación y dice de manera expresa que, en cualquier caso, el fallo deberá proferirse dentro de los diez días siguientes a la recepción del expediente, por tratarse de una acción constitucional”.

“Y le digo algo adicional: de la lectura completa de la sentencia se desprende que, en efecto, la Presidencia de la República designó como alcalde de Cartagena a un funcionario de su gobierno que no pertenece al movimiento que avaló al alcalde dimitente, como lo ordena tajantemente la Ley”, agregó el experto; “eso está probado en el expediente; y no corregir el error sino intentar persistir en él podría agravar aún más el problema jurídico del ministro Rivera, que es quien tiene la delegación para nombrar a los alcaldes de los Distritos”.

Similar concepto tiene el director de la veeduría ciudadana Transparencia Caribe, Reynaldo Tovar Carrasquilla, el autor de la Acción de Cumplimiento que tiene ‘corriendo bases’ al ministro de la política, como se explicó en la nota Santos, a responder porqué incumplió la Ley designando como alcalde a Londoño‘.

Para Tovar Carrasquilla, “tanto el presidente como el ministro podrían haber cometido prevaricato por omisión, y si insisten en seguir incumpliendo la Ley a pesar de las evidencias podrían estar incursos, además, en otros punibles”.

“Quedó absolutamente probado que el ilegítimo alcalde no pertenece a Primero la Gente, ya que el propio Londoño lo dijo en una carta, y está probado también que, mediante varios oficios, los inscriptores de Primero la Gente presentaron oficialmente las hojas de vida de seis personas a quienes reconocen como miembros del movimiento ciudadano para que el presidente, de entre estos, designara el reemplazo de Manuel Vicente Duque, en cumplimiento estricto de la Ley (leer ‘Los Recomendados de Primero la Gente‘).

En diálogo con Revista Metro, Tovar anunció que “solicitaremos el acompañamiento de la Procuraduría y la Fiscalía ya que, como he dicho, hay un evidente prevaricato del presidente y un eventual concierto para delinquir, al mantener de manera ilegal e ilegítima a Sergio Londoño Zurek como alcalde de Cartagena, no sabemos con qué vedado interés”.

 

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial