“Necesitamos a Soraya Bayuelo en la Cámara de Representantes”: Humberto de la Calle

Por Habib Hernández Taboada *

Durante su gira por el país el candidato presidencial Humberto de la Calle Lombana y su fórmula para la vicepresidencia Clara López, cumplieron en su agenda de trabajo una cita con los jóvenes del departamento de Bolívar. El motivo un conversatorio para conocer el papel de los jóvenes en el posconflicto.

Acompañados por Soraya Bayuelo, candidata a la Cámara de Representantes por Bolívar, el auditorio de la Unicolombo de la ciudad de Cartagena de Indias, reunió a más de 300 jóvenes, docentes, líderes comunales y simpatizantes de estas propuestas enmarcadas en el cambio y conciencia social.

“En este momento la prioridad no soy yo sino Soraya, de aquí al once tenemos que trabajar es por Soraya, necesitamos a Soraya en la Cámara. La palabra es necesitamos”. Estas fueron las palabras en tono enérgico con las que dio inicio a su intervención el candidato a la Presidencia de la República.

De la calle, también hizo esta afirmación explicando que se habían creado las circunscripciones especiales para las víctimas del conflicto y al final todo se enredó. “Como siempre unos señores empezaron a sacarle pelos a una calavera y enredar una cosa que era obvia porque eran los de los sitios más afligidos para que tuvieran voz en el Congreso”. De igual forma recalcó “Estoy aquí para manifestarles que yo creo también que los jóvenes no son el futuro, sino el presente de Colombia y hacia allá es donde debemos trabajar.”

También recordó cuando llamó a Soraya a decirle. “Querida Soraya, tenemos que hacer el esfuerzo, va hacer difícil, para mí también pero tenemos que generar una energía especial”. Además insistió que es el tipo de voces que se necesitan  en el Congreso porque este, no es el caso de los clientelistas de siempre, es una voz nueva completamente distinta. “Yo le tengo una enorme admiración por la vida que nos ha narrado, es la que nos satisface y nos parece bien en nuestro verdadero propósito”. Dijo Humberto de la Calle.

La Paz es completa en la medida que exista inversión social: Soraya Bayuelo

Desde la Casa de la Cultura como afirmó Soraya Bayuelo. “Nos la soñamos un día hace 30 años y desde una banca rota del parque de El Carmen de Bolívar, soñábamos con transformar el mundo cuando estábamos jóvenes”. Fue así como un primero de septiembre del año de 1994 nació un “Curso de Periodismo para el Desarrollo Comunitario”, para aquellos jóvenes de la provincia, madres comunitarias, maestros y periodistas que no podían ir a las ciudades a estudiar. Es así como empezaron los primeros pasos para construir la Paz y la Reconciliación a través de lo que hoy se convirtió en el Colectivo de Comunicaciones Montes de María Línea 21 el cual obtuvo el “Premio Nacional de Paz” en el año 2003.

“A mí me encanta estar rodeada de los jóvenes porque creo en ellos profundamente porque son la columna vertebral de estos  23 años de trabajo que hemos hecho en los Montes de María, porque antes del conflicto ya trabajábamos con los niños y los jóvenes”.

El Colectivo de Comunicaciones Montes de María Línea 21 siempre ha estado presente incluso en los momentos más duros de la guerra cuando llegó a El Carmen de Bolívar, esa es precisamente la razón que Soraya, argumenta cada vez que tiene la oportunidad. “Nosotros estamos seguros que la cultura es un mecanismo fundamental para construir la Paz y hacerle el quite a la guerra”.

En medio de ese conflicto es cuando el colectivo decide sacar a la calle “el cine bajo las estrellas”, una manera de decirle a los violentos que es posible cambiar la vida. Esta fue también otra manera de arrebatarle los jóvenes a la guerra. “Es mejor que hagan una película y contaran su historia, es así que han pasado más de 3000 jóvenes a través del Colectivo de Comunicaciones Montes de María”.

Soraya terminó diciendo que. “Los jóvenes son la esperanza de este país y tienen un futuro para seguir siendo emprendedores de la vida y de los sueños por tal motivo es necesario que la universidad vaya al campo como asegura “Chucho Pérez” un humilde campesino de los Montes de María, para que los jóvenes no se vayan a perder en la ciudad por miedo a que esta los atrape”.

Los testimonios y planteamientos de los jóvenes fueron escuchados atentamente por los candidatos quienes también ratificaron el papel fundamental que cumplen los jóvenes para la toma de decisiones y futuro del país.

La cultura y la educación, bases fundamentales para construir la Paz y la Reconciliación

Saray Romero, es una joven de 24 años oriunda del municipio de Ovejas, Sucre, sobreviviente a la masacre de Chengue, corregimiento de Ovejas en el año 2001. Actualmente lidera la Red de Jóvenes de los Montes de María en su municipio.

Con tono tranquilo ella narró su testimonio de vida mientras el auditorio escuchaba. “Tenía apenas 7 años cuando pasó ese terrible hecho que no queremos que se vuelva a repetir en nuestro país. Y través de esa horrible situación mi familia fue desplazada. Nos reubicamos en el casco urbano del municipio de Ovejas. Luego de un largo tiempo mi padre y mi hermana fueron secuestrados por la guerrilla de las Farc, tuvimos que vender todo para poderlos liberar. Fue cuando nos tocó irnos de Ovejas”.

Sus ganas de salir adelante y de ganarle al conflicto, le hicieron perseverar siempre con actitud resiliente. Desde los 14 años Saray, empezó a interesarse por el tema de los jóvenes y fue entonces cuando decidió convocarlos.

“En un principio era poco lo que podíamos hacer porque no encontrábamos el apoyo suficiente de las administraciones, nuestro empuje era tal que no nos rendíamos. Fue así que empezamos a realizar actividades lúdicas y pedagógicas con muestras folclóricas de música de gaitas”. Fue de esta manera y a través de estas actividades que los jóvenes de Ovejas, Sucre, fueron rescatando estas tradiciones que se habían perdido por culpa del conflicto armado en ese entonces.

“Los grupos de gaitas se estaban perdiendo por el miedo en la época de la violencia, por eso quisimos apostarle a la cultura, por eso siempre le he dicho a Soraya, que la cultura es el mejor pegante para construir la Paz”. Manifestó Saray mientras sonreía.

Mediante esta red los jóvenes en los Montes de María le apuestan al cambio y a la Paz con el fin de que no se vuelva a repetir la violencia en Colombia.

“Colombia es un país violento por eso el llamado que yo les hago hoy en serio es ¿Cuál es el país que queremos reconstruir? ¿En qué país queremos vivir? a veces piensan que como jóvenes no valemos nada, yo creo que lo jóvenes estamos en todo y lo que falta es que nos impulsen un poco más y que nos den la oportunidad de demostrar lo que somos y el valor que tenemos en la sociedad”.

“El papel fundamental de los jóvenes en el posconflicto es repensar y reinventarnos. Repensemos cómo país, cual es la sociedad que queremos reconstruir, este país merece ser reconstruido por los jóvenes que somos el presente y el ahora, el futuro lo vamos construyendo”. Afirmó la joven líder al auditorio y a los candidatos.

Es así como este grupo de jóvenes a través del Colectivo de Comunicaciones Montes de María Línea 21 fundado por Soraya Bayuelo, han impulsado el liderazgo de otros jóvenes en el territorio mediante capacitaciones en radio, televisión, cine y periodismo con el fin de rescatar la memoria como fundamento para la construcción de la Paz y la Reconciliación.

Los jóvenes en los Montes de María, nos ponemos la camiseta por la Paz y la Reconciliación

De manera enérgica otra invitada al panel, Ana Marcela Flores, joven lideresa de El Carmen de Bolívar, afirmó que muchos fueron invisibilizados por la sombra de la guerra. “Es así que los jóvenes decidimos buscar la esperanza y salir a las veredas a los centros educativos y a los corregimientos para empezar hacer pedagogía de Paz, hacer teatro y danzar por la vida para representar a los Montes de María”.

Aseguró también que “Colombia está viviendo en un momento histórico y los jóvenes nos ponemos la camiseta. La idea es ir más allá y poder ser los autores de nuestra historia”.

Esta fue una generación que creció enmarcada con un futuro condicionado por el conflicto y por una guerra que no eligieron vivir en la que aún en muchas partes de Colombia no se entiende el porqué.

Sin perdón y reconciliación no puede existir la Paz

En medio del evento y fuera del protocolo le dieron la palabra a “Sandra”, una mujer reinsertada a la vida civil, la cual narró su testimonio cuando fue reclutada en contra de su voluntad siendo una niña de 12 años y lo mucho que sufrió la violencia de género. El auditorio enmudeció por un momento cuando manifestó su arrepentimiento por algunos sucesos. Especialmente pidió perdón en público  a Soraya Bayuelo, por los hechos ocurridos en el pasado cuando su familia se vio afectada y existía la violencia en los Montes de María.

Ambas se dieron un abrazo demostrando ante todos que la reconciliación sí se puede, Soraya añadió “La Paz es posible y es el perfume de la esperanza”.

* Productor Audiovisual y Docente Universitario

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial